BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
OPINIÓN
“Hay que terminar con los negocios del kirchnerismo y del Pro”
El primer candidato a legislador de la Ciudad por el frente UNEN, Gustavo Vera, apuesta a luchar desde su banca contra las mafias y la corrupción. El titular de La Alameda considera que la gestión del Pro “es mala”.
28 de septiembre de 2013
Por Gonzalo Palese

Gustavo Vera es actualmente titular de la organización La Alameda, pero también es el primer candidato a legislador porteño del frente UNEN. Por primera vez participará de manera directa en política y promete “hacer lío” en la Legislatura porteña. Es maestro de grado hace 26 años y desde joven que está inmiscuido en política a pesar de que nunca participó en una lista como ahora. Se define como parte de la generación política que participaba de actos en “donde no había que poner ni choripanes ni camiones, porque la gente iba porque lo sentía”. Críticas al Gobierno nacional y al porteño.

- ¿Cómo decidió su candidatura?

- Me lo propusieron Pino (Solanas) y Lilita (Carrió) por el mes de abril por el espacio Coalición Sur. Por un lado vino Pino en los primeros días de marzo y luego vino Lilita. Al principio lo discutimos bastante y después tomamos la determinación de participar. El punto de partida fueron los datos de la ONU de diciembre del año pasado, que señalaba que la Argentina se ha convertido en el primer consumidor latinoamericano de cocaína y en el tercer exportador mundial.

- ¿Qué lo motivó a sumarse a la propuesta de UNEN?

- Además del informe de las Naciones Unidas, la Trata sigue siendo un fenómeno imparable. Se cierran prostíbulos por un lado, abren privados por el otro. El trabajo esclavo está lejos de ser modificado y estamos más cerca de ser México y Colombia que Australia o Canadá.
Nosotros venimos incentivando mucho la participación ciudadana a través de las asambleas barriales y proponiendo a los vecinos, que más allá de las ideologías se presten a participar y a involucrarse porque realmente nos está tapando el agua y no precisamente la de las inundaciones, sino la de la “mafiosidad” que atraviesa transversalmente el aparato del Estado, que no reconoce partido ni religión y que, lamentablemente, nos ha arrastrado a una situación que nos lleva a desembocar en situaciones de violencia irreparables como las de México o Colombia.

- ¿Es la primera vez que le ofrecen integrar una lista?

- No. Muchas veces me ofrecieron y de distintos partidos. No teníamos pensado intervenir en una lista, pero el hecho que lo definió fue ver que hacemos tanto esfuerzo, tantas denuncias, ver que logramos ordenanzas y leyes en distintos puntos del país, ver que generamos políticas públicas sin un cargo y sin un mango.

- ¿Conocía a Solanas y a Carrió?

- Con la Coalición Cívica veníamos articulando desde años en el tema de Trata, de hecho trabajamos juntos cuando fue la reforma de la Ley de Trata a través de varias denuncias junto a Fernanda Gil Lozano, y con Pino compartíamos muchísimas de sus posiciones respecto al tema de la megaminería y de los agrotóxicos. Conocíamos a bastantes compañeros de Proyecto Sur y de la Coalición Cívica y, por otra parte, respetamos muchísimo a Pino como a Lilita, porque a lo largo de la década que llevan militando, Lilita más especializada en el tema de la corrupción estatal y Pino más dedicado a la denuncia de cómo se zaquea el capital concentrado como en el acuerdo de la Barrick Gold o el de Chevron.

- ¿Qué opinión tiene de la conformación de UNEN?

- Este frente nos parece un frente bastante potente, que va contra la corrupción y las mafias y está encabezado por personas que no tienen prontuario, que tienen antecedentes de lucha probados y que han puesto el cuerpo.

- ¿Y de las listas de legisladores porteños que se presentarán en octubre?

- Yo estoy contento con las listas, porque son de un nivel intelectual bastante respetable y de una trayectoria de las personas que la integran más allá del ecosistema en el cual participan. Tengo mucho respeto por Jorge Taiana, por Iván Petrella, por Marcelo Ramal, Graciela Ocaña y Pablo Ferreyra. Más allá de las diferencias que tengamos, reconozco que son personas de un alto nivel intelectual, con propuestas y que son buenos representantes de sus listas, aunque no necesariamente reflejan el espacio en el que están.

- ¿Qué lectura hace de las PASO?

- Yo creo que UNEN se ha convertido en una gran esperanza, tanto por sus objetivos como por sus métodos, porque fue la única primaria real que planteó internas a gran escala. También se hizo lo mismo con las listas de legisladores, ya que se respetó el sistema de proporcionalidad D’hont y de esa manera se respetó la voluntad popular y lo que se votó en agosto.
Y en segundo lugar por sus objetivos, porque aparece gente creíble que hace muchos años viene luchando contra la corrupción y contra la mafia, que no se ha enriquecido en forma ilícita y que viene a poner la política al servicio del bien común y del pueblo y no la política al servicio de la gente; y esto es lo que percibe la gente. Y hasta ahora había un sector importante de esa gente que votaba al Pro como alternativa para votar de alguna manera en contra del Gobierno nacional, pero no votaban muy convencidos, pero a partir de que aparece UNEN como una alternativa que se planta contra esa cultura de “mafiosidad” ha ocasionado gran expectativa. Las tres personas que estamos encabezando la lista claramente representamos una alternativa contra la mafia y contra la corrupción y una garantía de que por lo menos vamos a hacer lo imposible para que esto cambie, o por lo menos todo lo que esté a nuestro alcance.

- ¿El macrismo se maneja de manera desigual en cuanto a las políticas públicas que ejecuta en cada barrio de la Ciudad?

- Cuando hay elecciones todo el mundo habla de equiparar al norte con el sur, hay una especie de discursito que habla de igualar las oportunidades de norte a sur y ¿nos van a decir que la igualdad de oportunidades con el tercer presupuesto más importante del país y con un crecimiento a tasas chinas fue la bicisenda? Hay que terminar con esa política de hacemos como sí, pero en realidad no hacemos nada. El Pro tiene una concepción elitista que ha marginado al sur concretamente. El hecho de que tenga votos del sur no significa nada, porque con clientelismo y repartiendo planes cualquiera tiene votos, pero esos no son votos reales.

- ¿Pero todo está mal en el Pro?

- A pesar de que tenga diferencias, reconozco que en el Pro hay gente decente pero lo que impugno concretamente son algunos puntos del ecosistema del Pro que tiene que ver con la “mafiosidad”, porque en la Ciudad tenemos 3000 talleres clandestinos, 1200 prostíbulos, tenemos punto de venta de drogas prácticamente por todos los barrios. Podemos hablar de la filosofía de la bicisenda, pero los problemas más graves es que cuando llueve se inunda, que la gente que labura y gana entre cinco y diez mil pesos paga tres o cuatro mil pesos de alquiler o impuestos, que la escuela pública es diferente según el barrio por ejemplo en los servicios que da, como la comida.

- Pero ha habido reuniones entre el jefe de Gobierno y el gobernador Daniel Scioli…

- El único diálogo que conozco entre Nación y Ciudad es el diálogo de De Vido con “Nicky” Caputo (por Nicolás Caputo el empresario y amigo personal de Mauricio Macri) cada vez que tienen que cerrar algún acuerdo que le conviene a los dos y puedan hacer “plin caja”. Y el otro acuerdo que conozco es el que tenía Guillermo Montenegro (ministro de Seguridad porteño) con el Gobierno nacional, a través del estudio Righi. Que como todos sabemos, fue denunciado por Boudou, que no es santo de mi devoción, pero el día que prendió el ventilador aquella vez que sentía acorralado por la causa Ciccone, dijo que ese estudio se dedicaba a hacer lobby en causas sensibles en juzgados federales. ¿Pero quiénes eran las que hacían lobby prácticamente? La esposa de Righi y la de Montenegro.
La prueba material se ve en la práctica de manera muy sencilla, ya que mientras la Agencia de Control Comunal o mientras la Subsecretaría de Trabajo clausura lugares que son prostíbulos, talleres clandestinos o bares mal habilitados, los controladores de falta muchas veces levantan estas clausuras sin que se hallan subsanado los problemas que los llevaron a la clausura; y la controladora de falta pertenece a Guillermo Montenegro así que en algunas áreas hay diálogo, pero no precisamente para el bien público.

- ¿Qué panorama vaticina para UNEN de cara a las elecciones?

- Es bastante bueno. Una cosa es lo que te pueden decir las encuestas, pero yo sé que los consultores hacen las encuestas pero que los resultados se adecúan de acuerdo con el cliente. De esa manera, las encuestas que se están mostrando actualmente no reflejan la realidad y no lo estoy diciendo como una expresión de deseo, como cuando los partidos que van perdiendo dicen ‘bueno, la calle dice otra cosa’. Se publican cosas diferentes a lo que las encuestas reales están diciendo…

- ¿Y qué estarían diciendo?

- Que UNEN y el Pro están peleando cabeza a cabeza y que lo que dijo Lilita en el acto de cierre es cierto, es decir, que Solanas y Michetti (Gabriela) ya están en el Congreso, y la pelea en este momento es entre Fernanda (Reyes) y Diego (Santilli).

- ¿UNEN es un bloque fuerte o hay temor a que pasadas las elecciones se disuelva?

- Realmente estamos muy contentos y pensamos que esto va ser para trabajar a largo plazo. Al principio, es cierto, pudo haber algún compañero de UNEN que pensaba que esto podía ser una nueva alianza con patas cortas, pero al caminar juntos nos dimos cuentas que hay más acuerdos que diferencias. Pero el denominador común más fuerte es que queremos terminar con este Estado inmerso en la cultura mafiosa, tanto en la Ciudad como en la Nación, que hace que los buitres del capital concentrado hagan acuerdos que son increíbles.

- ¿Cómo se imagina la Legislatura el año próximo?

- Nosotros no vamos a ir a la Legislatura a defender intereses corporativos, vamos a plantear problemas cruciales, a redactar pedidos de informes todos los días y cuando vemos que hay alguna maniobra o algo oscuro, algún sobre o contrato extraño que apareció, que no quede la menor duda de que esto va a ser de conocimiento público. La pelea de UNEN acá en la Ciudad es terminar con este pacto de cogobernabilidad alrededor de los negocios que tiene el kirchnerismo y el Pro, que se expresa a nivel de la obra pública y a nivel de la inseguridad y crimen organizado.

- ¿UNEN está más para ganarle el segundo puesto al FpV o para disputarle el primero al Pro?

- No, no. UNEN está haciendo campaña para ganar la Ciudad.

- ¿Tiene algún proyecto en carpeta actualmente?

- Estamos trabajando mucho. Uno respecto a la industria textil, porque hay 114 marcas denunciadas en los juzgados federales de Capital Federal por basar su protección en talleres clandestinos con trabajo esclavo. Nuestra propuesta concreta es la misma que propuso el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, sólo que en ese caso era de modo voluntario: nosotros queremos que sea obligatorio como se hace en Brasil. Todas las marcas tienen que auditarse en su cadena de valor, puede ser a través del Ministerio de la Producción, para certificar que está libre de trabajo esclavo; y las que no lo hagan que se les empiece a apretar el torniquete a través de distintas variables económicas y se empiece a marcar públicamente que no están auditadas con tal de complicarle su actuación en el mercado. Aquella marca que es denunciada tiene que ser publicada en la página oficial de la Subsecretaría de Trabajo porteña, del mismo modo que lo hace Brasil. Vos si querés saber que marca utiliza trabajo esclavo en Argentina tenés que ir al blog de La Alameda, pero en Brasil tenés que ir a la del Ministerio de Trabajo.
Hay una ley que está durmiendo hace rato, que es la derogación de las normas que habilitan cabaret clase “C” o whiskerías que son los disfraces habituales que usan los prostíbulos, en muchos de los cuales hoy se distribuye droga. ¿Dónde está el circuito de distribución? Antiguamente estaba en las villas pero el problema es que fue creciendo exponencialmente, entonces ahora se va ocultando detrás de los privados y de los pseudo cabarets y pseudo whiskerías. La creación de un refugio del Estado para víctima de adicciones, otra cuestión que hay que empezar a tratar urgente, sobre todo en los lugares más críticos del sudeste de la capital. Tiene que ser un refugio donde haya psicólogos, psiquiatras, médicos, un trabajo especializado con la cultura y con el deporte para preparar la contención, la cura y la reinserción social. Es obligatorio generar oportunidades para el pibe que fue víctima de un circuito narco producto del fracaso educativo, de la precarización laboral, del contexto familiar. Es necesario darle una oportunidad a la víctima que ha sido engañada y traficada con fines de explotación laboral o sexual.

- ¿Cómo será la campaña electoral?

- Por un lado fidelizando el voto que UNEN tuvo en agosto que le permitió ganar las primarias y para esto va a colaborar mucho Alfonso Prat Gay, Rodolfo Terragno, Humberto Tumini. Por otro lado, tratando de alguna manera de empezar a plantear, ahora sí en la escala de la lista de legisladores, los problemas más urgentes que hay en la Ciudad y profundizar más el trabajo en la zona sur, básicamente en la Comuna 4 y 8.

- ¿Cuáles son las metas que se proponen a los porteños desde el frente que integra?

- El objetivo de UNEN es tratar de que se cumpla la Constitución y las leyes de la Ciudad de Buenos Aires, que se cumpla la ley de trabajo a domicilio que significa que no puede haber trabajo esclavo, ni talleres clandestinos; que se cumpla la ley de profilaxis, que significa que no puede haber prostíbulos; que se cumpla la ley de drogas que significa que hay que combatir cocinas y los cárteles que hay pululando por importantes puntos de la Ciudad; que la obra pública sea destinada para las obras más importantes que hay que realizar y no al interés de rentabilidad que puedan tener los empresarios de turno; que se revisen las licitaciones, y que se empiecen a votar y debatir las leyes más importantes.