BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 15 de noviembre de 2019
OPINIÓN
El FpV llega a la elección mejor de lo que esperaba
Por José Angel Di Mauro
20 de octubre de 2013
A una semana de las elecciones legislativas el balance del kirchnerismo no es tan negativo como se preveía en los días posteriores a la derrota en las PASO. Por entonces “las garrochas” estaban a pleno y no había día en el que no se anunciara el pase de un exkirchnerista al Frente Renovador. Las encuestas revelaban cómo se iba estirando la distancia entre el primero y el segundo en la provincia de Buenos Aires y el intendente de Tigre traspasaba con holgura la línea del 40 por ciento. Llegó a decirse que esas cifras eran “infladas” desde el kirchnerismo con un doble objetivo: por un lado, estimular un estado de relajación en las filas ganadoras, y por otro generar cierta decepción cuando a la hora de contar los votos se verificara una diferencia menor, que además le permitiese al kirchnerismo mostrar una derrota “digna”.

Si bien no ha podido comprobarse que la enfermedad presidencial le aporte votos al Frente para la Victoria, lo cierto que a partir de esa noticia la campaña cambió sustancialmente. Obligó a la oposición a moderar sus críticas, le quitó ritmo a la campaña y restó protagonismo a todos los candidatos. Asimismo fue el complemento ideal para sacar de escena a la Presidenta, evitándole un mayor desgaste. Las encuestas muestran que en la Provincia los resultados pueden terminar siendo muy parecidos a los de agosto, reduciéndose la diferencia entre primero y segundo a la mitad de lo que llegó a marcarse en el mejor momento de Sergio Massa.

En el interior los daños también parecen haber sido acotados. San Juan es uno de los distritos donde sorpresivamente el kirchnerismo perdió en agosto. A manos de un candidato macrista, para más datos, que reconoció que el resultado no era tanto una derrota del gobierno local, como sí del nacional. El dramático accidente del gobernador, en el que murió una diputada candidata, hace presagiar que el domingo los sanjuaninos vuelvan a inclinarse mayoritariamente por el oficialismo.

Una fuente kirchnerista consultada por este medio garantizó que para el 27 han emparejado mucho las cosas en dos distritos donde también perdieron: La Rioja y Catamarca, en tanto que esperan una diferencia más holgada en Jujuy. Tal vez sean sólo muestras de suficiencia, pero es lógico que esos oficialismos hayan extremado todas las medidas para revertir los duros llamados de atención de las PASO. Con todo, los resultados en los principales distritos se perfilan inamovibles y hacen prever que se repitan las derrotas del kirchnerismo. Así será en Santa Fe, donde Hermes Binner duplica al segundo, que no es el FpV sino Miguel del Sel; en Córdoba, donde el kirchnerismo estaría quedando cuarto detrás del exárbitro Baldassi; y en Mendoza, donde Julio Cobos superaría el 50%.

Ya se sabe lo que pasará en provincia de Buenos Aires y se descuenta el triunfo macrista en la Capital Federal, donde las esperanzas kirchneristas estaban en celebrar como una victoria retener la banca de Daniel Filmus. Ese módico objetivo era otro de los que se estaban cumpliendo según las encuestas y contra todos los pronósticos.

No era sencilla la situación de Filmus. En las PASO, UNEN fue la lista que consiguió más votos, sumando el 31,88%, superando incluso al PRO, que consiguió cinco décimas menos. El FpV obtuvo ese día el 19,86%. Coalición Sur, la lista de “Pino” Solanas, se alzó con el 13,24%; Alfonso Prat-Gay sumó un 7,54% y Rodolfo Terragno un 10,45. Si tan solo Solanas retuviera uno de cada dos votos de quienes fueron sus adversarios en la interna, se aseguraba el segundo lugar. Pero está claro que para la gente Prat-Gay y Terragno tienen poco que ver con el cineasta; ello sumado a que el senador kirchnerista estaba haciendo una buena campaña, terminaron mostrándolo en las encuestas por sobre “Pino”. Hasta que estalló el affaire Cabandié.

El incidente de tránsito del legislador porteño se registró aun antes de las PASO, y está claro que su difusión a dos semanas de las elecciones tuvo el obvio objetivo de perjudicarlo a él y al kirchnerismo. Pero antes de pensar en conspiraciones hay que reparar en la responsabilidad del protagonista del incidente. Fue justo cuando Juan Cabandié venía de salir bien parado del debate que protagonizó con el rabino Bergman y Elisa Carrió. “Eso que vieron en TN fue una versión preparada y muy cuidada de Cabandié; el genuino es el del video”, confió un hombre que lo conoce muy bien por verlo a diario en la Legislatura porteña desde hace años.

Daniel Filmus salió a despegarse rápido, sabiéndose el principal perjudicado por el efecto arrastre que generará el caso. Otro salpicado en los videos fue Martín Insaurralde, que hizo lo que tenía que hacer para evitar las esquirlas, recibiendo a Belén Mosquera el martes en la municipalidad. Se lo había anticipado al propio Cabandié en la mañana de ese mismo día, cuando se encontraron en el Congreso de Responsabilidad Social que organizó la esposa de Julio De Vido en La Matanza. Insaurralde habría invitado al joven camporista a participar de la reunión, aunque previsiblemente Cabandié no aceptó y prefirió invitar por un mensaje de texto a la exagente a un encuentro que ya no sucederá.

Tras la reunión, el intendente de Lomas dejó bien clara su discrepancia con el modo de actuar del diputado porteño. No le quedaba otra y tampoco existe una gran afinidad entre ambos. Si bien en el video Cabandié menciona a Insaurralde, con uno de los que se lo escucha hablar es con el senador provincial Santiago Carreras, hombre de Lomas y de La Cámpora, cercano a Gabriel Mariotto, rival local del intendente Insaurralde.

Es probable que así como el escándalo termine costándole la senaduría a Filmus, no repercuta en las chances del kirchnerismo bonaerense. Atento a las encuestas, Sergio Massa buscó la última semana mejorar sus chances en las zonas de Mar del Plata y Bahía Blanca, donde no le fue bien en las PASO. Trata de compensarlo con el voto del interior provincial, de ahí que se mostrara ante los productores junto a Carlos Reutemann y Roberto Lavagna. Y estuvo también ante los empresarios en el Coloquio de IDEA, en Mar del Plata, aunque no aceptó sentarse con los demás candidatos bonaerenses y cada uno expuso por separado.

Menos Insaurralde, que no fue y prefirió fotografiarse a la misma hora junto a Marcelo Tinelli en Bolívar. Foto en la que también estuvo Daniel Scioli, quien disfruta del protagonismo de esta campaña y de la ausencia presidencial, moviéndose como pez en e l agua a pesar de estar batallando por una causa perdida. El gobernador descuenta que será de los que queden bien parados el 28 de octubre, aunque ese mismo día pueda terminarse su luna de miel con el kirchnerismo. Ya se lo anticiparon cuando prefirieron quitarle protagonismo el Día de la Lealtad, jornada en la que el peronismo exhibió sus divisiones con la cantidad de actos que hubo. El del kirchnerismo en Plaza de Mayo dejó bien clara la falta de un sucesor: ausente Cristina, fue un acto sin oradores.