BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Diputados aprobó por unanimidad la obligatoriedad de la sala de cuatro años
El proyecto de ley del Ejecutivo, que ahora deberá avalar el Senado, obtuvo 236 votos a favor. Si bien acompañó, la oposición reclamó que la reforma sea “efectiva” y pidió hacer obligatoria también la sala de tres . El Presupuesto 2015 prevé una partida de 750 millones de pesos para construir 850 nuevas salitas.
22 de octubre de 2014
Con 236 votos, la Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado el proyecto de ley que extiende la educación obligatoria a los cuatro años de edad, una iniciativa que reunió el consenso de todo el arco político como no se veía desde hace meses.

Si bien acompañó la iniciativa del Poder Ejecutivo, la oposición reclamó que la ley sea “efectiva”, en un debate que además estuvo atravesado por el recuerdo de la sindicalista docente Stella Maldonado, fallecida la semana pasada.

La UCR, el Frente Renovador, Unión Pro y el FIT pidieron ampliar la obligatoriedad escolar a los tres años, pero el oficialismo no aceptó esa realizar esa modificación.

En tanto, Compromiso Federal de los Rodríguez Saá y Unión por Córdoba de José Manuel de la Sota propusieron, también sin éxito, que el reparto de los fondos para cumplir la ley se realice de acuerdo a la Ley de Coparticipación, y que esas partidas sean incluidas en los sucesivos presupuestos.

La oficialista Stella Maris Leverberg, presidenta a cargo de la Comisión de Educación, defendió el proyecto oficial al asegurar que “hablamos de inclusión plena y de igualdad de oportunidades”.

La sindicalista docente de CTERA destacó que “la extensión de la obligatoriedad ha sido una política de Estado de este Gobierno: pasamos de siete años, a duplicarla”.

Leverberg recordó que el kirchnerismo ya había incorporado la sala de cinco a la educación obligatoria y amplió a tres años la formación escolar, y ahora “tiene tendencia a la universalización a la sala de tres”.

Además, el titular de la Comisión de Presupuesto, Roberto Feletti (FpV) explicó que, para cumplir con esta ley, el Presupuesto 2015 prevé una partida de 750 millones de pesos para construir 850 salas de preescolar.

Por la UCR, Julio Cobos pidió que la norma “no quede como una expresión de deseos” al considerar que “estamos fallando como Estado” en materia educativa. “La educación es un derecho pero también una obligación”, indicó.

El radical también insistió con un proyecto de ley de su autoría que crea una “cédula escolar” para que el Estado deba salir a buscar al niño que haya cumplido los cinco años de edad y no esté en la escuela.

El jefe del bloque del Frente Renovador, Darío Giustozzi, consideró “auspiciosa” la reforma, pero opinó que el 6 por ciento del PBI destinado a la educación con la Ley de Financiamiento Educativo “debe ser recalculado” a raíz de la inflación.

Asimismo, el massista sostuvo que “son las provincias quienes tienen que fortalecer la educación con infraestructura y presupuesto para que la obligatoriedad se convierta en accesibilidad”.

El socialista Hermes Binner rompió el silencio en el recinto y admitió que “hoy será un día inolvidable”, al mostrarse “convencido de que la primaria es una etapa fundamental del niño”.

“Desde el socialismo hemos trabajado siempre por la educación”, destacó el precandidato presidencial, y enfatizó que en su provincia, Santa Fe, el presupuesto destinado a esta área pasó de 30,5 por ciento en 2005 al 36,6 por ciento en 2013.

Por su parte, Ivana Bianchi (Compromiso Federal) advirtió que “la obligatoriedad de la sala de cinco todavía es muy inestable en muchas provincias y muchas ciudades del país, por lo que habría que tomar recaudos para que esto no suceda con la sala de cuatro”.

La puntana aliada a los hermanos Rodríguez Saá también se mostró “preocupada por que esta ley no se pueda realizar en escuelas rurales”.

Pablo Javkin, de la Coalición Cívica-ARI, aportó también que “en Argentina hoy tenemos casi 650 mil chicos de entre tres y cinco años que no asisten a ningún establecimiento educativo”.

En tono más duro, Néstor Pitrola (Frente de Izquierda) sentenció que “la educación tiene múltiples asignaturas pendientes en todos los planos”.

El diputado alertó que para la construcción de las nuevas salas “se tienen que asignar los fondos y se tienen que licitar las obras bajo los convenios colectivos de trabajo de los trabajadores de la construcción”, y evitar que caigan en la precarización laboral.