BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 13 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Diputados avaló la creación de ocho nuevas universidades nacionales
La Universidad Nacional de las Artes y de la de Comechingones ya son ley, mientras que otras seis obtuvieron media sanción.
22 de octubre de 2014
Además de ratificar la estatización de la Universidad de Madres de Plaza de Mayo, la Cámara de Diputados avaló en la sesión de este miércoles, con distintos grados de apoyo, la creación de ocho nuevas casas de altos estudios.

Dos de ellas ya son ley: la Universidad Nacional de las Artes (UNA), que reemplazará al actual Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA); y la Universidad Nacional de Comechingones, en San Luis.

La Cámara baja también aprobó y giró al Senado la creación de las universidades nacionales de Rafaela, Raúl Scalabrini Ortiz (en San Isidro), Alto Uruguay (en Misiones), Ezeiza, Guillermo Brown (en Almirante Brown) y la Universidad Pedagógica Nacional.

La presidenta de la Comisión de Cultura, Nanci Parrilli (FpV) defendió la creación de la Universidad Nacional de las Artes –aprobada por unanimidad- al asegurar que “hoy estamos reconociendo a la educación artística el lugar que se merece”.

Parrilli explicó que “el cambio de nombre toma una dimensión política como parte de la profunda transformación producida en el sistema educativa nacional”.

Asimismo, aclaró que la ley “no implica un cambio en el gobierno ni el presupuesto del IUNA”, sino que “sólo es un cambio de nombre que le reconoce su trayectoria en el campo del conocimiento en las artes”.

La diputada también precisó que mientras que en 2001 había 1700 estudiantes en ese instituto, hoy hay más de 16 mil. Cabe destacar que la otra universidad que contó con apoyo unánime fue la Pedagógica Nacional.

En tanto, Stella Maris Leverberg, presidenta a cargo de la Comisión de Educación, destacó la media sanción de la Universidad Nacional del Alto Uruguay (UNAU), con sede en el Municipio de San Vicente, ya que “constituye el sueño de miles de jóvenes del interior de Misiones”.

El massista Darío Giustozzi celebró el avance de la Universidad Nacional de Guillermo Brown –como ex intendente del partido de Almirante Brown- y el puntano Walter Aguilar, de Compromiso Federal, hizo lo propio con la Universidad de Comechingones.

Esa universidad no estaba incluida en el temario, pero Aguilar consiguió que se trate ante la presidenta del bloque oficialista, Juliana Di Tullio, según comentó a este medio.

El radical puntano José Riccardo –ex rector de la Universidad de San Luis- había enviado una nota al presidente de la Cámara, Julián Domínguez, aunque Aguilar sostuvo que esa misiva “no fue parte del reclamo”.

El bloque Compromiso Federal, que responde a los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, acompañó a cambio la estatización de la Universidad de Madres de Plaza de Mayo.

Por otra parte Carla Carrizo, de Suma+UNEN, advirtió que sólo la Universidad Nacional de las Artes y la de Rafaela cumplen con el requisito estipulado en la Ley de Educación Superior de realizar un “estudio de factibilidad” y un informe previo del Consejo Interuniversitario Nacional.

“Hacer una universidad es fácil; lo difícil es hacer un proyecto universitario sustentable”, explicó la diputada y ex docente de ese nivel, y precisó que “lo que hace que un proyecto educativo sea inclusivo y democrático es que todos los estudiantes tengan el mismo derecho a la misma calidad educativa”.

En tanto, la Universidad de Ezeiza fue festejada por la diputada Dulce Granados, esposa del ex intendente de esa localidad, Alejandro Granados.