BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 20 de noviembre de 2018
NOTICIAS
Empresas energéticas dijeron estar “preparadas” para evitar cortes de luz
Edenor, Edesur y Edes defendieron ante la Comisión de Defensa del Consumidor de Diputados los planes de inversión para este verano ante una eventual ola de calor.
9 de diciembre de 2014
Tras la última ola de calor, las empresas Edenor, Edesur y Edes defendieron ante la Comisión de Defensa del Consumidor de la Cámara de Diputados los planes de inversión para este verano y aseguraron estar “preparadas” para evitar cortes de luz.

Directivos de las energéticas también informaron sobre la “expansión” de los centros de atención al cliente, a pesar de los reclamos de diputados y asociaciones de consumidores que asistieron a la reunión presidida por Patricia De Ferrari (UCR).

Por Edenor, Pablo Pérez precisó que hay “10 subestaciones en construcción” que tendrán “un fuerte impacto en la calidad del servicio”, aunque reconoció que ésta “debería mejorar notablemente”.

“Nos venimos preparando todo el año para afrontar este verano. Aprendimos de los hechos del verano anterior”, indicaron los representantes de esa empresa.

En este sentido, señalaron que para “compensar” las obras que no llegarán a terminarse para este verano, “se colocarán alrededor de 50 generadores móviles” para satisfacer la demanda energética.

Y precisaron que la empresa terminará ejecutando “entre 1500 y 1600 millones de pesos”.

Desde Edesur, Gustavo Godoy y Fabio Canosa adelantaron el “Plan Verano”, para “absorber una demanda similar a la del año pasado”, que durará de diciembre a marzo, con otras 10 subestaciones.

Además, aseguraron haber reforzado “los sistemas técnicos y los vehículos”, además de haber “cuadruplicado” los puestos de callcenter.

“En cinco años vamos a estar mejor, pero el plan nunca termina”, aclararon ante las preguntas de los diputados sobre los plazos para finalizar las obras.

En representación de Edes (empresa distribuidora de energía en la provincia de Buenos Aires), Fernando Pini habló de un plan de inversiones que “ronda los 50 millones de pesos” para “potenciar los centros de transformación” y “adaptar la red a esta nueva demanda registrada”.

A su turno, el diputado Juan Cabandié (FpV) se quejó de que “los callcenters están colapsados” y reclamó formas alternativas para recibir reclamos de los usuarios.

Por la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño advirtió que “el problema atraviesa todo el país, sea quien sea el prestador”, y disparó: “cuando no hay luz, los primeros que no atienden a los usuarios son ustedes”.

Más aún, alertó que “a todos se les da la misma respuesta”. “No guionen a los teleoperadores”, pidió, y agregó que “las inversiones salen del bolsillo de los usuarios”.

También asistieron representantes de ADECUA y ADELCO, entre otras asociaciones de defensa del consumidor.