BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 25 de agosto de 2019
NOTICIAS
Para la izquierda, “fue un paro contundente”
Resaltaron que la huelga se cumplió en todo el país y no solo en el transporte.
31 de marzo de 2015
El diputado provincial y dirigente del PTS-FIT Christian Castillo señaló este martes desde un corte en Panamericana: “A esta hora ya podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el paro es contundente en todo el país. Fue una medida con acatamiento masivo no solo en el transporte, sino también en la industria y en los servicios. La bronca de los trabajadores le dio fuerza a esta medida, en la que millones participan no solo contra el impuesto al salario, sino también contra la inflación, contra el trabajo precario, por paritarias libres y sin techo, contra los despidos y las suspensiones, entre las principales demandas. Con esta fuerza se está realizando un gran paro nacional, a pesar de la burocracia sindical convocante que llamó al paro por sus propios intereses, buscando acomodarse con el próximo Gobierno”.

Por su parte, el diputado nacional del PTS-FIT Nicolás del Caño, presente también en el corte de Panamericana, contó que “estamos recibiendo informes de los compañeros de todo el país. La fuerza del paro es impresionante y es la base para darle continuidad al plan de lucha hasta conseguir los reclamos de todos los trabajadores, ya que el Gobierno prefiere acusarlos, seguir pagando miles de millones de dólares de deuda externa y dándoles grandes beneficios a los empresarios”.

Por su parte, el diputado porteño Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) acompañó la protesta de la Corriente Sindical del MST en Corrientes y Callao y luego encabezó un acto ante la UIA, en Avenida de Mayo al 1100: “Que paguen más los que más tienen, no los trabajadores. El paro fue contundente porque el salario no es ganancia y hay bronca por los bajos salarios. Hay que darle continuidad con un paro general de 36 horas por todos los reclamos pendientes”, expresó.

Bodart agregó: “Las cúpulas sindicales tuvieron que llamar al paro por la presión de todos los trabajadores: los que pagan Ganancias, los que no llegan a fin de mes y los precarizados. Hay que revertir el sistema fiscal para gravar a las corporaciones, la renta financiera y el juego, a la vez que eliminar el IVA a la canasta familiar”.