BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 11 de noviembre de 2019
OPINIÓN
Hasta siempre, maestro
Por Claudia Bernazza. La diputada nacional (MC) recuerda la memoria de Alberto Morlachetti, fundador del Hogar Pelota de Trapo
29 de abril de 2015
Lo recuerdo alto, altísimo. Serio. Romántico. Un quijote urbano. En los albores de esta democracia, las casas para chicos de la calle encontraron en el Hogar Pelota de Trapo su escuela, y en Alberto Morlachetti, su Maestro. Con Mayúsculas.

Durante ese período florecieron casas del niño, centros juveniles, jardines maternales y hogares donde cientos de jóvenes y no tan jóvenes militaron la causa de los pibes. Con el tiempo, los chicos se hicieron adultos, los vulnerados se transformaron en educadores populares. Esa red inmensa, nacional y latinoamericana, se hizo Movimiento de los Chicos de Pueblo.

A más de 20 años de aquellos primeros pasos, las organizaciones de la infancia se siguen encontrando, enarbolando viejas y nuevas banderas. En septiembre del año pasado, el presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, comenzó a dialogar con el Movimiento fundado por Alberto, así como con redes e iniciativas del Gran Buenos Aires.

Este diálogo buscó superar problemas de larga data. Aquellas casitas que el fundador de Pelota de Trapo alentó siendo funcionario provincial, se enfrentan a una legislación residual que invisibiliza a los trabajadores de estos proyectos. En materia impositiva y tarifaria, estos proyectos son considerados -muchas veces- empresas comerciales.

Estas organizaciones populares y sus educadores participan hoy de numerosos programas alentados por el Estado Nacional, que encuentra en éstos referentes el mejor puente hacia la inclusión social. En este marco, más de 700 dirigentes de 3000 organizaciones comunitarias de todo el país presentaron en la Cámara de Diputados de la Nación una Agenda Legislativa de las Organizaciones Sociales.

A partir de esta agenda, hoy se está discutiendo en la Cámara un régimen tarifario específico y la creación de la figura de Bien de Utilidad Social, inembargable e inejecutable cuando los inmuebles son ámbito de ejercicio de derechos por parte de niños, niñas y adolescentes. Estos primeros debates son la antesala de los muchos que vendrán.

Hoy es un día de banderas y homenajes. Alberto Morlachetti emprendió otros caminos. Lo están recibiendo su amado Carlitos Chaplin y lo acompaña en su vuelo, Juan Salvador Gaviota.

Las organizaciones comunitarias dedicadas a la infancia despiden al Maestro militando las leyes de esta nueva Argentina.