BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 12 de diciembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
“La gente se cansó de tener un Gobierno que no escucha”
La presidenta del bloque Pro en la Legislatura porteña, Carmen Polledo, confiesa sus ilusiones y esperanzas por una posible presidencia de Mauricio Macri. Además, habla de los logros no alcanzados en la Ciudad y considera necesario que el Parlamento apruebe el Digesto Jurídico del distrito.
19 de junio de 2015
Por Melisa Yael Jofré

Una de las figuras más importantes que tiene hoy por hoy la Legislatura porteña es Carmen Polledo. La jefa del bloque de Pro tiene todas las fichas puestas para ser la sucesora de Cristian Ritondo -en la vicepresidencia primera- en caso de que la fuerza amarilla continúe siendo la primera minoría del Parlamento, luego de las elecciones del 5 julio. Sin embargo, cuando es consultada por su destino a partir del próximo año, lo único que hace es mantener cautela, sonreír y responder con un “veremos”.

La diputada apoya incondicionalmente las campañas de Horacio Rodríguez Larreta para jefe de Gobierno y de Mauricio Macri a presidente. Polledo confiesa a Semanario Parlamentario que “está convencida del que el cambio del país viene de la mano de Mauricio”. Asimismo, recalca que una “Argentina distinta” se basa en “escuchar, dialogar y mantener relaciones más normales con el mundo entero”.

- ¿Cómo está involucrada con la campaña del Pro en la Ciudad de Buenos Aires?

- Estamos trabajando todos para apuntalar y apoyar la candidatura de Horacio, tenemos una gran esperanza de seguir trabajando de la manera que trabajamos nosotros, cercano al vecino. Hacemos campaña con el timbreo, con la visita a la casa de los vecinos, con los encuentros en los clubes. Yo acompaño a Horacio no de ahora, sino desde hace más de tres o cuatro años a las charlas que él brinda, en donde se sienta a escuchar a ver qué le pasa a la gente con las cuestiones de la Ciudad, qué le pasa con la poda, las veredas, la basura, el tema de la inseguridad, todo lo que al vecino le importa. Muchas veces iniciativas y propuestas que ahí se charlan después se toman para plasmar distintas cuestiones.

Estamos muy entusiasmados y esperamos que el 5 de julio la ciudadanía nos vuelva a acompañar y realmente Horacio sea el jefe de Gobierno. Estoy absolutamente convencida que él es una continuidad para hacer todas las obras que todavía faltan hacer, pero además es una persona siempre abierta a la creatividad, la innovación y la Ciudad de Buenos Aires se destaca en Latinoamérica por estas cuestiones.

- Entonces, ¿cuáles considera que son aquellos logros que todavía no se han alcanzado?

- Las grandes políticas públicas tienen etapas, todo no se puede hacer de golpe, porque además existen prioridades. Me parece que necesitamos seguir adelante con qué va a hacer la Ciudad con las vías de los trenes, yo creo que más allá de los sapitos hay que seguir trabajando en eso. Seguir trabajando en las escuelas, para mejorar la calidad educativa y no solamente ocuparnos de los edificios sino también de los contenidos. Hay que seguir trabajando para que los turnos telefónicos, un tema que surgió de una inquietud de Horacio, estén disponibles en todos los hospitales.

Por otro lado, en el tema del tránsito ha habido grandes cambios, y a mi entender revolucionarios, como la peatonalización del centro de la Ciudad que ha hecho que cada vez menos autos entren; uno nota una gran diferencia al caminar por las calles; o el tema del metrobús, que hay que tratar de mejorarlo para que la gente no utilice su automóvil para llegar al centro. De todas maneras, siempre estamos abiertos a distintas cuestiones y nuevos desafíos, siempre está el tema de la urbanización de las villas, es una gran preocupación para nosotros.

- Es una de las cuestiones que más reclama la oposición…

- Sí, la oposición tiene varios reclamos y en algunos coincidimos y en otros no. También queremos enfrentar el tema de la seguridad, la única manera de poder dar una respuesta responsable es con el traspaso de la Policía Federal, hasta tanto el Gobierno nacional no acepte traspasarla y la Ciudad no concentre las cuatro fuerzas que hoy por hoy están presentes –Gendarmería, Prefectura, Policía Federal y Metropolitana- en una sola conducción, muy difícilmente se puede dar una clara respuesta.

Yo apuesto a que el próximo período de los cuatro años que vienen por delante recuperemos el vivir en comunidad, ser más respetuosos del vecino, llevar adelante nuestras obligaciones y, sobretodo, vivir en mejor armonía.

- Como jefa del bloque macrista, ¿qué asuntos considera importantes a resolver en este año legislativo?

-El tema de la campaña, aunque parezca mentira, ha complicado la tarea, pero hay distintos proyectos que andan dando vuelta que me parecen interesantes. Para mí es muy importante la sanción del Digesto Jurídico -un trabajo descomunal que ya tiene despacho de la Comisión de Asuntos Constitucionales- que es donde el agente del Ejecutivo, la Secretaría de Gobierno, ha recopilado toda la normativa de la Ciudad de Buenos Aires, algo que no se hacía hace años y la verdad que me parece una tarea que tiene mucho que ver en temas de seriedad y transparencia. Tengo una gran ilusión que la Ciudad pueda tener su Digesto Jurídico, y que sea en breve lapso.

- En cuanto a los controles en la Ciudad, y el reclamo de explicaciones en la responsabilidad del incendio en el taller clandestino de Flores, ¿por qué el Pro no aprobó el pedido de citación a los funcionarios Juan José Gómez Centurión y Ezequiel Sabor, propuesto por la oposición?

- La semana anterior a esa sesión nosotros votamos afirmativamente siete pedidos de informes para que se dieran explicaciones a los distintos bloques de la oposición sobre lo que había sucedido. Además, el funcionario había asistido a la reunión de la Comisión de Desarrollo Económico por el tema Iron Mountain. No me parece serio aprobar la citación porque tenemos que esperar que lleguen los pedidos de informes, y si existe alguna duda por supuesto que los funcionarios van a venir. Lo que nosotros no podemos aceptar es que se tome esto con liviandad, el Ejecutivo tiene treinta días para contestar. A nosotros nos parece que tenemos que ser coherentes, porque sino para qué votamos los pedidos de informe, y para qué trabajamos los textos consensuados. Tenemos que acostumbrarnos a respetar cuestiones que tienen que ver con la seriedad, probablemente esto quizás la oposición lo quiso utilizar con otra intención, por eso lo bloqueamos.

- De cara a las elecciones presidenciales, ¿por qué cree que el Pro, encarnado en Mauricio Macri, está capacitado para gobernar el país?

-Estoy convencida de que el Pro ha llegado a una madurez política y de gestión que lo demuestra en la Ciudad de Buenos Aires. Alguien puede ser opositor, puede no estar de acuerdo con las decisiones que tomamos, pero nadie puede negar la transformación que ha tenido la Ciudad con estos casi ocho años de gestión. Nos paramos desde haber demostrado que se puede hacer política de otra manera, que se puede estar cerca del vecino y dar respuesta a los problemas. Además, tenemos un equipo que está acostumbrado a administrar y a hacer la tarea, que se viene vinculando con el interior del país hace mucho tiempo, esto no es una improvisación. Mauricio Macri ha demostrado que tiene capacidad de gestión y de gobierno, y que trae este mensaje nacional de no confrontación, de escucha, de diálogo, con el gran objetivo de trabajar para que todos tengamos la misma igualdad de oportunidades en todo el país.

Me parece que la gente se cansó de tener un Gobierno que no escucha, que se ha sentado casi de una manera autista creyendo verdades que no son verdades, y hasta diría tergiversando el sentido de las palabras, porque escuchar a la presidenta decir en un Foro Internacional que la Argentina tiene un 5% menos de pobreza, honestamente a mí me duele. La única manera de poder solucionar las cosas es haciéndose cargo de que los problemas existen.

Macri ha demostrado innumerables veces su capacidad de acercamiento y para tender puentes, no sólo está capacitado profesionalmente, sino también humanamente para llevar adelante la conducción de una Argentina distinta, que tiene que vincularse con el mundo de una manera natural, que tiene que tener amigos y no gente con la que se pelea por todos lados, que tiene que tener reuniones de gabinete, que tiene que tener un problema como el de Nisman resuelto.

No queremos más que nos cuenten una Argentina que no es, y te digo, la Capital Federal todavía es una privilegiada. Yo estoy acompañando la campaña en el conurbano y fui a Gregorio de Laferrere y volví muy impresionada, no es posible que después de doce años de un Gobierno del mismo signo político y ocho del mismo gobernador se viva de la manera en que se vive, es incomprensible.

Yo no quiero la Asignación Universal por decreto, la quiero por ley para todo el mundo, y también la quiero con parámetros más lógicos, para que haya un tiempo para que la persona se pueda capacitar y conseguir herramientas para después valerse por sí mismo.

La frustración de la gente es enorme, necesitamos confianza en nuestro país para que vengan capitales que apuesten o podamos conseguir trabajo para nuestros compatriotas, es la única manera de dignificarnos, con trabajo, y con relaciones más normales con el mundo entero.

- En esto último que usted menciona, muchos críticos señalan que una eventual presidencia de Macri traería un retorno a las políticas económicas que se llevaron en los años ’90…

- Eso es un prejuicio y una chicana política que busca meterle miedo a la gente. La fantasía y la cuestión enumerativa es un gran prejuicio, cuando nosotros llegamos a la Ciudad íbamos a privatizar las escuelas, la salud, y nada de eso sucedió ni va a suceder, al contrario. Lo que le da miedo al Gobierno kirchnerista es esta mirada tan realista y tan seria de Mauricio quien dice que lo que se hizo bien en términos sociales, se va a mantener. Lo que nosotros necesitamos es volver a reformular cosas que no se sostienen en el tiempo, como subsidios, políticas de Estado, hay gastos fenomenales que no se ven.

- En caso de que Mauricio Macri asuma el próximo 10 de diciembre como presidente de la Nación, ¿cuál será su compromiso para seguir respaldando al Pro?

- Voy a estar donde me necesiten, por mis hijos, por mis nietos, yo quiero otra Argentina.