BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 30 de mayo de 2017
NOTICIAS
Legisladores apuntan al BBVA por tener filiales en paraísos fiscales
Ante la comisión bicameral que investiga las maniobras bancarias para la fuga de divisas, el presidente de la filial argentina del banco negó haber montado una operatoria ilegal.
8 de septiembre de 2015
El BBVA Banco Francés negó este martes haber montado una plataforma ilegal para la fuga de divisas, al ser acusado por la comisión bicameral que investiga el caso de tener filiales en las Islas Caimán y otros paraísos fiscales, donde opera con clientes “premium”.

El cuerpo presidido por el diputado nacional Roberto Feletti (FpV) recibió a Martin Zarich, presidente ejecutivo del Banco Francés en proceso de autorización por parte del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Zarich indicó que los servicios de banca privada tienen que ver con “ofrecer productos o servicios en otra jurisdicción que no sea Argentina”, y aclaró que “el BBVA no tiene ninguna actividad de banca privada entendida en esos términos”.

No obstante, el diputado Carles Heller (Partido Solidario) acorraló al representante de la entidad bancaria con información acerca de la presencia del BBVA en varios paraísos fiscales.

Según consignó el legislador, de acuerdo a la memoria del banco publicada al año 2002, el BBVA tenía un total de 36 sociedades mercantiles off shore de las cuales 15 están en las Islas Caimán y el resto en diversos paraísos fiscales.

En el año 2004, la filial del Banco Francés Argentina en Caimán fue traspasada al BBVA, pero hasta hoy Zarich sigue figurando como director de esa sucursal, advirtió Heller.

Al tomar la palabra, Zarich reconoció que “la información indica que hay jurisdicciones en las que está el BBVA en las que determinadas actividades de banca privada son permitidas”, aunque aclaró que él representa al Banco Francés y no al BBVA, que es un grupo español.

Con respecto a la entidad que representa, explicó que “el servicio que se da a clientes argentinos ‘premium’” se otorga a aquellos que “por patrimonio o ingreso” resulta “competitivo ofrecerles un servicio diferenciado”.

“Nosotros no gestionamos ninguna conexión de esos clientes ni ofrecemos ningún producto que esté por fuera de la legislación argentina”, se defendió Zarich.

Además, negó desempeñarse actualmente como director de la sucursal en Islas Caimán, pero recordó que allí “cumplíamos con todos los requisitos de control bajo esa jurisdicción”, aunque Heller aclaró que ese sitio es calificado como paraíso fiscal justamente por la ausencia de controles.

Asimismo, los representantes del BBVA Argentina admitieron que la entidad tiene dos sanciones por parte de la UIF, de las cuales “una ha sido revocada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal hace poco, y otra se sigue sustanciando en ese mismo fuero”.