BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 18 de octubre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
“La Legislatura tiene que estar abierta para los vecinos”
La flamante legisladora Carolina Estebarena considera fundamental el contacto con los ciudadanos para llevar adelante una “buena gestión parlamentaria”, y manifiesta cuáles son los temas de su interés para abordar en el Parlamento en su primer año de mandato.
29 de enero de 2016
Por Melisa Yael Jofré

Carolina Estebarena es una de las diputadas que forman parte de la renovación en la Legislatura de la Ciudad: asumió el 10 de diciembre en el bloque Pro y ya revela que tiene “altas y grandes” expectativas para la tarea que encarará como legisladora de los porteños por los próximos cuatro años.

En sus comienzos dentro de la política, fue asesora de la hoy ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, cuando se acercó al partido Unión por Todos, actualmente Unión por la Libertad. Más tarde, se desempeñó como jefa de despacho del diputado Juan Pablo Arenaza.

Estebarena afirma que entiende “la actividad política como un servicio a los demás” y confiesa que las áreas para aportar de sus conocimientos en la labor legislativa son las de medio ambiente, seguridad y descentralización y participación ciudadana.

“Como institución, la Casa Legislativa tiene que estar abierta para los ciudadanos”, asegura a Semanario Parlamentario y detalla su iniciativa de “despacho abierto” para que los vecinos puedan acercar proyectos, ideas o consultas a su oficina ubicada en el cuarto piso del edificio de Perú 160.

- ¿Cómo fue su acercamiento al Pro?

- Fue un acercamiento de mi partido, Unión por la Libertad, que hace muchos años se llamaba Unión por Todos. Las circunstancias políticas se dieron como para acercarnos, teníamos proyectos similares, coincidíamos en la visión de la forma de hacer política, realmente había tantas cosas que nos unían que, conformar el espacio Unión Pro en un momento dado resultó casi una consecuencia natural de la interacción en la arena política. Acá en la Legislatura porteña estaba como legislador Juan Pablo Arenaza, y en la Cámara de Diputados Patricia Bullrich, en esos ámbitos había tal comunión de ideas, proyectos, valores. Así, en 2013 nuestra Convención aprobó formalmente el acuerdo y desde entonces transitamos juntos un camino, pero manteniendo la identidad partidaria, como por ejemplo sucede con el Partido Demócrata y otros partidos que están en este gran espacio.

- ¿Cómo son sus expectativas para el trabajo que comienza en la Legislatura porteña?

- Son altas, grandes. Creo que va a haber mucho trabajo. En realidad, mi expectativa de trabajo es doble. Por un lado, es la de continuar la tarea que vengo realizando desde hace años, dedicándome a la actividad política, entendiéndola como un servicio a los demás, escuchando las inquietudes de los vecinos, recibiendo a quienes tienen propuestas o consultas, viendo la manera de resolver los temas que plantean, que pueden ser particulares, de resolución específica de un caso, o más generales, por ejemplo, que requieran de una solución legislativa o de la intermediación con algún área de Gobierno para la sugerencia de un programa nuevo o mejora de un programa en curso.

Por otro lado, por el rol de legisladora, tengo la responsabilidad de representar a los porteños en nuestra Casa Legislativa, participando de las reuniones de comisión y de las sesiones, aportando a los debates, proponiendo proyectos y analizando las cuestiones que los distintos actores sociales planteen en el ámbito parlamentario. Además, el trabajo acá es distinto, no como en el Congreso, que funcionaba como una escribanía y cuando éramos opositores muy difícilmente podíamos sacar proyectos por consenso.

- ¿Cuáles son los temas que le interesa tratar en el Parlamento y por qué?

- Si bien aún no está definida la integración de las comisiones, mi compromiso es trabajar especialmente en iniciativas y proyectos relacionados con la seguridad ciudadana, el medio ambiente y la descentralización. Los temas ambientales tienen que ver con mis estudios, con mi vocación siempre por el cuidado del ambiente y la defensa de la ecología en general; es más, de funcionar la comisión especial de cambio climático, seguramente yo voy a participar presentando proyectos o integrándola.

Cuando ingresé en Unión por la Libertad lo hice en los equipos técnicos, inicialmente en el de Ambiente, porque acababa de concluir una tecnicatura en Gestión de Sistemas de Monitoreo de Calidad de Aire; y luego en el equipo de seguridad, asesorando en la Cámara de Diputados a Patricia Bullrich -por quien me acerqué al partido-. Cuando Patricia necesitó una asesora en temas de seguridad, no había un especialista en el espacio, y a mí la verdad que era un tema que me inquietaba, casi tanto como lo de ambiente, sólo que no me había formado, así que yo le dije: ‘sí, me comprometo a estudiar lo que tenga que estudiar’. Me anoté en todos los cursos que se dieron, me fui especializando y escribí la mayoría de los proyectos en seguridad.

Muchos se sorprendieron cuando a ella la nombraron ministra de Seguridad, pero en realidad su trabajo en ese área data de años, y eso me consta porque yo empecé de la mano de ella; ya desde ese momento Patricia sabía qué cosas había que hacer para que no ocurran cosas como las que después terminaron ocurriendo, por ejemplo con el narcotráfico.

Por otro lado, desde la sanción de la Ley de Comunas, a mí me apasionó el tema de la descentralización y se acentuó en los últimos dos años por mi trabajo en la Subsecretaría de Descentralización del Gobierno de la Ciudad, en la que me desempeñé como responsable del tablero de control del área. La cercanía con el vecino que tienen los gobiernos comunales no la tenés tan acentuada en el Gobierno central. El Gobierno de Horacio (Rodríguez Larreta) va a hacer especialmente hincapié en la cercanía con el vecino, confío en que todos vamos a ver un acercamiento mucho más pronunciado, que ya lo veníamos teniendo porque Horacio iba todas las semanas a las comunas.

También me interesan temas como la defensa de consumidores y usuarios, y la ciencia y tecnología. Por mi formación, soy asistente científica y tecnológica, y por mi trabajo durante tanto años como periodista científica.

- En referencia a su interés por la seguridad, ¿cuál es su opinión sobre el traspaso de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad?

- Es un traspaso deseado, soñado. Vengo trabajando hace años con el tema de seguridad y soñaba con el día en que se traspasaran las facultades, que son inherentes a la Ciudad, no es que uno estaba pidiendo algo que insistía por capricho. Había un basamento técnico, y después que se modificó la Ley Cafiero tenía también un basamento legal. Técnicamente el traspaso es de una parte de la Policía Federal y algunas funciones y facultades específicas. Estoy muy feliz de que el Ejecutivo nacional haya cumplido con su promesa de campaña. Tuvimos que padecer años y años sin que se tomaran medidas para solucionar el tema de la seguridad. Para mí fue una enorme alegría poder dar mi apoyo en la Legislatura a la aprobación del proyecto que envió el jefe de Gobierno para aprobar el convenio. Estoy convencida de que el trabajo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad -con la Policía Metropolitana y la gradual transferencia de las competencias, bienes y servicios en materias no federales de la PFA- hará una gran tarea y paulatinamente irán mejorando los niveles de seguridad en la Ciudad.

- En cuanto al acercamiento con el vecino que usted mencionaba, ¿considera necesario que la Legislatura esté abierta a los ciudadanos?

- La Legislatura se caracteriza por ser un lugar de diálogo, entre las distintas fuerzas políticas, pero también con la comunidad. Naturalmente, tiene que estar abierta a los vecinos pues es para ellos para quienes trabajamos. El contacto directo y permanente con la gente es importantísimo para una buena gestión parlamentaria, porque los proyectos que se aprueban impactan -en mayor o menor grado según la norma de que se trate- en nuestra vida cotidiana, siendo un objetivo primordial de la sanción de las leyes el mejorar la calidad de vida de los porteños. Ese contacto con los vecinos es fundamental tanto para la presentación de mejores proyectos como para tener una medida cierta del impacto que la normativa tiene en el día a día de una persona o grupo de personas.

- ¿Hacen falta leyes nuevas en la Ciudad?

- Yo creo que leyes hay muchas y estoy en contra de la “inflación legislativa”, quiero decir que tenemos muchas leyes y muy buenas y lo que se requiere a veces son reformas. Hay un montón de ideas que quiero implementar que pueden ser que necesiten de un proyecto de ley que modifique una ley existente. Seguramente con el traspaso de la Policía Federal se necesiten algunos ajustes de la Ley se Seguridad Pública de la Ciudad o alguna que otra ley nueva que ya veremos con el correr del traspaso. También, muchas leyes quizás puedan venir de la innovación, de todo lo que necesitamos hacer en la Ciudad, porque hay un proyecto a cuatro años que requiere de un montón de planes y metas que se están fijando y que van a requerir de algunas normas nuevas.

- En el plano nacional, ¿cómo evalúa los primeros días de Mauricio Macri al frente de la Presidencia?

- Estas primeras semanas son una muestra de que es posible gobernar de una forma distinta, con diálogo, transparencia, trabajando en equipo. Ahora hay conferencias de prensa, reuniones de gabinete, reuniones con opositores, lo que es todo un cambio. Además, se han tomado decisiones muy importantes, cumpliendo con lo prometido en campaña. El presidente está llevando adelante todo aquello que entiende es lo que se debe hacer para cumplir con el triple desafío de unir a los argentinos, terminar con el narcotráfico y llegar a la pobreza cero.

- ¿De qué se trata la iniciativa denominada “despacho abierto”?

- La iniciativa surgió por el hecho de que la Legislatura tiene que abrirse a los vecinos y tiene que estar cerca de la gente porque nosotros trabajamos para ellos, entonces, como institución, la Casa Legislativa tiene que estar abierta para los ciudadanos. Básicamente, el despacho abierto consiste en destinar una tarde a la semana, con día y horario fijo, para recibir en mi despacho a los vecinos que quieran acercar un proyecto, contarme sus ideas, realizar consultas vinculadas con temas de su interés e incluso también para quienes deseen conocer cómo funciona la Legislatura o sobre mi actividad legislativa en particular.

El método para que se acerquen seguramente será el de mandar un mail, y que se realice una convocatoria desde distintos ámbitos, pero fuertemente desde la web, las redes sociales, y ahí los vecinos se inscriban más o menos diciendo cuál es su inquietud.

Como parte de esta iniciativa, no sólo estaré a disposición en mi oficina sino que también iré a los barrios, con parte de mi equipo parlamentario, para escuchar las inquietudes y propuestas “in situ”, complementando con estas visitas las reuniones que hace el jefe de Gobierno todas las semanas en distintas comunas para escuchar a los vecinos, donde a veces se plantean cosas que se resuelven sólo en el ámbito legislativo.