BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 16 de agosto de 2017
INFORMES
Cuánto hablaron los diputados en el recinto en 2015
En un año con escasa cantidad de sesiones, la Cámara de Diputados sumó menos de la mitad de palabras que el año anterior en el recinto, con 36 diputados que no abrieron la boca en todo 2015, un récord desde 2011.
20 de febrero de 2016
Está dicho que los años impares suelen ser de menor actividad legislativa. Pasa que son años electorales, y si además se juegan elecciones presidenciales, ni hablar: la actividad merma sobremanera. De ahí que fuera más que previsible que el trabajo que año tras año Parlamentario realiza sobre las versiones taquigráficas de las sesiones para determinar cuánto habló cada legislador en el recinto, sería bastante escaso en 2015. Es que el año que pasó hubo solo once sesiones, quince menos que en 2014, para citar una comparación cercana.

La estimación no fue errada, pues en efecto, las palabras emitidas en el recinto a lo largo de esas once sesiones de 2015 fueron un número bastante inferior con relación a los años recientes. Y en consecuencia, aquellos legisladores que se quedaron sin hablar en todas las reuniones fue más elevado que de costumbre. De hecho, hay que remontarse a las anteriores elecciones presidenciales, las de 2011, para ver números tan bajos.

Eso sí, ese año el racconto fue peor. Veamos, de presidencial a presidencial, esa vez la cantidad de palabras emitidas en el recinto fue de 432.574, mientras que en 2015 fueron 628.877, y los diputados “mudos” sumaron 80; el último año “apenas” 35.

En cambio en 2014, se emitieron 1.517.704 palabras y los diputados que no hablaron fueron solo 14.

Haciendo un cálculo más extenso, considerando el registro histórico del Indice de Calidad Legislativa que elabora Semanario Parlamentario, el de 2015 fue el segundo peor registro en cantidad de palabras emitidas en total en el recinto, mientras que en materia de diputados “en cero” el anterior no fue tan malo: queda quinto entre las ocho mediciones realizadas desde 2007.

Así las cosas, un 13,6% de diputados fueron los que no hablaron a lo largo del año. En esa marca no tan elevada pesa el hecho de que bien al estilo impuesto por el kirchnerismo, se trataron a lo largo del año temas muy caros a los sentimientos de los representantes del pueblo, como la creación de Ferrocarriles Argentinos SE, y otros bien polémicos como la reforma de la Ley de Inteligencia o la Ley anti-buitres.

Pero vayamos a los protagonistas. Es común que el que dirige los debates sea el que más palabras pronuncie. Estamos hablando del presidente de la Cámara, quien suele quedar al tope de la lista precisamente por lo que dijimos. 2014 había sido la excepción, cuando resultó segundo, pero en este 2015 todo volvió a la normalidad, pues Julián Domínguez quedó al tope de las marcas. Por muy poco el primero del año anterior, el jefe del bloque radical Mario Negri, Premio Parlamentario 2015, no lo aventajó. Apenas 567 palabras distanciaron a Domínguez del cordobés.

La que subió esta vez al podio fue la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo, quien en su condición de vicepresidenta primera de la Cámara figuró tercera, con 15.171, a poco más de cuatro mil palabras de Domínguez, que sumó 19.716. Tan elevada e inusual performance de la segunda de la Cámara tuvo que ver con que este año Domínguez si bien no faltó a ninguna sesión -cosa que por enfermedad había hecho el año anterior- se ausentó bastante a lo largo de los debates. Seguramente eso tuvo que ver con su condición de precandidato a gobernador.

Los jefes de bloques suelen figurar al tope de las listas, obviamente por ser los que más tiempo disponen para sus discursos. Pero en esta oportunidad un diputado “raso” figura inmediatamente después de los tres primeros. Claro que no es cualquier diputado, sino quien presidía la Comisión de Presupuesto y Hacienda, cargo que suele darle especial protagonismo a quienes lo ostentan. Así fue que Roberto Feletti apareció en el cuarto lugar, con 14.695 palabras. Superando nada menos que a la presidenta de su bloque, la bonaerense Juliana Di Tullio, quinta con 13.705 palabras. Mejoró un lugar respecto del año anterior.

El que bajó, pero siempre figura encumbrado, fue el titular de la bancada Unidad Popular, Claudio Lozano, quien mientras en 2014 había quedado tercero, esta vez figuró sexto, a apenas 500 palabras de Di Tullio.

El radical y ahora exdiputado Manuel Garrido ocupó el séptimo lugar, mientras que Margarita Stolbizer se ubicó un escalón debajo, a pesar de haber pasado el año involucrada en su campaña electoral. Detrás quedó el titular de la Coalición Cívica, Pablo Javkin, y en el décimo lugar apareció el primer representante del Pro, Pablo Tonelli.

Fuera de los diez primeros lugares, en el undécimo y el décimosegundo, aparecen los diputados de izquierda Nicolás del Caño y Pablo López. Cosa extraña, teniendo en cuenta que el año anterior los diputados de la izquierda Néstor Pitrola y el propio Del Caño habían quedado cuarto y quinto respectivamente.

Los presidenciables

Teniendo en cuenta que fue un año electoral, los que eran candidatos fueron los que menos atención podían dispensarle a la actividad legislativa. No obstante ello, ya hemos mencionado a dos de los que llegaron a competir en octubre: Margarita Stolbizer (8°) y Nicolás del Caño (11°).


Elisa Carrió, precandidata presidencial figuró en el puesto 47°, con 4.116 palabras. Otro precandidato presidencial fue Víctor De Gennaro, que dijo 187 palabras y figuró 209°. En cambio Sergio Massa no pronunció ninguna palabra a lo largo del año.

Veamos otras candidaturas importantes. Ya mencionamos a Domínguez, que fue precandidato a gobernador bonaerense. Martín Lousteau, que llegó a disputar el balotaje porteño con Horacio Rodríguez Larreta, figuró vigésimo, con 7.010 palabras, en tanto que Guillermo Carmona, precandidato a gobernador de Mendoza, quedó 27°. Diez puestos más abajo aparece Felipe Solá, candidato a gobernador bonaerense, en tanto que José Cano, protagonista de una polémica elección en Tucumán, aparece 59°, con 3.337 palabras.

El gobernador electo de Córdoba, Juan Schiaretti, quedó 68° (3.098), mientras que Julio Martínez, fallido candidato a gobernador de La Rioja, quedó en el puesto 106°. Mario Barletta (158°) fue precandidato a gobernador de Santa Fe, Eduardo Costa (167°) peleó la gobernación santacruceña, y Alex Ziegler (178°) la de Misiones. Mario Das Neves ganó la de Chubut y expresó 471 palabras (193°), en tanto que el santafesino Omar Perotti compitió por la gobernación de su provincia y luego ganó la elección para senador: quedó 201°, con 375 palabras. Eduardo Brizuela del Moral, candidato a gobernador catamarqueño, expresó 428 palabras.

Los menos locuaces

Como dijimos, 35 diputados quedaron en cero en el conteo realizado para el Indice de Calidad Legislativa. Veinticinco de ellos del Frente para la Victoria. Veamos quiénes fueron: Andrés Arregui, María Ester Balcedo, Ramón Bernabey, Gloria Bidegain, Hermes Binner, Isaac Bromberg, Nilda Carrizo, Carlos Caserio, Mónica Contrera, Marcelo D’Alessandro, José María Díaz Bancalari, María Azucena Ehcosor y Fabián Francioni.

Siguiendo con los diputados “silenciosos” nos encontramos con Carlos Gdansky, Claudia Giaccone, Daniel Giacomino, Josefina González, Juan Dante González, Dulce Granados y Sandro Guzmán, de licencia todo el año. No hablaron tampoco Daniel Kroneberger, Verónica Magario, Soledad Martínez, Sergio Massa, Edgar Müller, Martín Alejandro Pérez, Liliana Ríos, Adrián San Martín, Eduardo Seminara, Silvia Simoncini, Héctor Tentor, Javier Tineo (estuvo de licencia todo el año y solo asistió a las últimas dos sesiones), Jorge Triaca, José Antonio Villa y Cristina Ziebart.

Veamos los antecedentes de estos legisladores en materia oral. Nos encontramos con que la macrista Soledad Martínez lleva tres años sin hablar, o sea todo su mandato. Un récord que no llegó a alcanzar de casualidad el cordobés Edgar Müller, que tampoco habló el año anterior, y en 2013 apenas pronunció tres palabras: “Sí señor presidente”.

Los que llevan dos años sin decir nada son Ramón Bernabey, María Azucena Ehcosor, Sandro Guzmán, Héctor Tentor y Javier Tineo. El tucumano José Antonio Villa volvió a la senda negativa, que en cuatro años de mandato solo dijo 843 palabras en 2014, y Daniel Giacomino, cuyas únicas palabras en todo su mandato fueron 370 dichas en 2014.

Pero hubo casos que no quedaron en cero solo para no engordar la estadística, pero que hubieran debido hacerlo. Leonardo Grosso no habló en todo el año y solo habló al jurar para un segundo mandato, en la sesión preparatoria de diciembre; sus 15 palabras del año: “Por el futuro de los humildes, de los trabajadores y la patria grande, sí, juro”.

Caso similar fue el de Ariel Pasini, que asumió a principios de año en lugar de Eduardo “Wado” De Pedro y apenas pronunció siete palabras al jurar para un nuevo mandato en diciembre pasado: “¡Y por la memoria de Néstor Kirchner!”, dijo. Más extenso fue el tucumano Walter Santillán, silencioso todo el año pero locuaz a la hora de jurar hace tres meses: “¡Por la memoria de mi padre, Atilio Santillán, por los 30.000 desaparecidos, por mis compañeros, y por Néstor y Cristina, sí juro!”, exclamó: 22 palabras.

En cambio Eduardo Fabiani dijo también siete palabras, pero en el marco de una sesión: “Se debe realizar la votación, señora presidenta”, corrigió.

Bastante silencioso estuvo un legislador muy locuaz en los medios, el sindicalista Facundo Moyano, que apenas pronunció 32 palabras. Diez de ellas al jurar para un segundo mandato, por los trabajadores en diciembre, y el resto, para dejar constancia de un voto afirmativo.

Párrafo aparte merece, como todos los años, Carlos Kunkel, que una vez más volvió a ser registrado por los taquígrafos no por sus discursos, sino por sus gritos a terceros. Dijo 32 palabras, o sea que no pronunció ningún discurso, sino que casi todas fueron en el marco de gritos hacia la oposición. Fueron cuatro intervenciones, a saber: “¡Lo hubiesen hecho cuando gobernaban ustedes!”; “¡Ustedes derogaron la Constitución del 49, golpistas, con su jefe Aramburu!”; “¡Va a perder tu jefe, Negri!”, y por último una más diplomática: “Señora presidenta: propongo que se pase a la votación”. En una sesión, le contestó Negri: Ya no tiene con quién pelear el diputado Kunkel”, y más tarde agregó: “El diputado Kunkel se cree que está en una asamblea de alguna facultad de La Plata”.

Los nuevos

Se ha puesto de moda sobre todo en la era kirchnerista que los diputados que juran lo hagan en memoria de Néstor y Cristina Kirchner. Antes eso solía ocurrir con los juramentos de legisladores de izquierda que recordaban a los desaparecidos; hoy se nota, como dijimos, sobre todo en los del Frente para la Victoria, que alcanzan así a sumar una buena cantidad de palabras que son incluidas en las versiones taquigráficas, pero que para nuestra sumatoria corresponden a un conteo aparte.

Así tuvimos a figuras conocidas como Axel Kicillof jurando “¡por Néstor, por Cristina, por los trabajadores y el pueblo, sí juro!”, o a Máximo Kirchner haciéndolo “por los que nunca aflojaron ni aflojan ni van a aflojar”.

Pero no son los únicos. El macrista Facundo Garretón lo hizo “por Tucumán y por la unidad de todos los argentinos”, Maurice Closs “por el pueblo de la provincia de Misiones”, y el salteño Alfredo Olmedo se mandó una perorata de 26 palabras: “¡Por una Argentina sin drogas, para que vuelva la cultura del trabajo y el respeto, y por el honor de mi padre y de mi madre!”.

Aunque el juramento más largo fue el del rionegrino Martín Doñate: “¡Por mis compañeros de militancia, por mi amada provincia de Río Negro, por la presidenta coraje Cristina y por la memoria y las convicciones de Néstor Kirchner, sí, juro!”


Fuera de esos juramentos, el nuevo titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, sumó en esa primera sesión que presidió, emotivo discurso incluido, 2.419 palabras, y el nuevo jefe de la bancada Pro, 414 palabras, precisamente para proponer a Monzó para la presidencia.

Cuánto hablaron los diputados

1°) Domínguez, Julián 20.073 palabras

2°) Negri, Mario Raúl 19.506 palabras

3°) Abdala de Matarazzo, Norma 15.207 palabras

4°) Feletti, Roberto José 14.695 palabras

5°) Di Tullio, Juliana 13.705 palabras

6°) Lozano, Claudio Raúl 13.291 palabras

7°) Garrido, Manuel 13.129 palabras

8°) Stolbizer, Margarita 12.894 palabras

9°) Javkin, Pablo Lautaro 11.167 palabras

10°) Tonelli, Pablo Gabriel 10.339 palabras

11°) Del Caño, Nicolás 10.275 palabras

12°) López, Pablo Sebastián 9.754 palabras

13°) Sánchez, Fernando 9.167 palabras

14°) Comelli, Alicia Marcela 8.289 palabras

15°) Bullrich, Patricia 7.885 palabras

16°) Calcagno, Eric 7.567 palabras

17°) Arenas, Berta 7.476 palabras

18°) Vaquié, Enrique Andrés 7.363 palabras

19°) Pais, Juan Mario 7.182 palabras

20°) Lousteau, Martín 7.010 palabras

21°) Kosiner, Pablo 6.901 palabras

22°) Brown, Carlos Ramón 6.831 palabras

23°) Heller, Carlos Salomón 6.760 palabras

24°) Assef, Alberto Emilio 6.451 palabras

25°) Sturzenegger, Federico 6.428 palabras

26°) Recalde, Héctor Pedro 6.352 palabras

27°) Carmona, Guillermo 6.195 palabras

28°) Zabalza, Juan Carlos 6.097 palabras

29°) Giannettasio, Graciela 6.023 palabras

30°) Pitrola, Néstor Antonio 5.814 palabras

31°) Pastori, Luis Mario 5.739 palabras

32°) Ciciliani, Alicia Mabel 5.603 palabras

33°) Díaz Roig, Juan Carlos 5.596 palabras

34°) Mestre, Diego Matías 5.482 palabras

35°) Pinedo, Federico 5.388 palabras

36°) Argumedo, Alcira Susana 5.215 palabras

37°) Solá, Felipe Carlos 5.172 palabras

38°) Depetri, Edgardo 5.014 palabras

39°) Bianchi, María del Carmen 4.744 palabras

40°) Pucheta, Ramona 4.617 palabras

41°) Cobos, Julio César Cleto 4.518 palabras

42°) Rossi, Blanca Araceli 4.488 palabras

43°) Buryaile, Ricardo 4.463 palabras

44°) Baldassi, Héctor Córdoba 4.321 palabras

45°) Rogel, Fabián Dulio 4.297 palabras

46°) Conti, Diana Beatriz 4.207 palabras

47°) Carrió, Elisa María 4.116 palabras

48°) Raimundi, Carlos Alberto 4.100 palabras

49°) Burgos, María Gabriela 4.098 palabras

50°) Gill, Martín Rodrigo 4.039 palabras

51°) Camaño, Graciela 3.864 palabras

52°) Cuccovillo, Ricardo Oscar 3.859 palabras

53°) Landau, Jorge Alberto 3.747 palabras

54°) De Ferrari Rueda, Patricia 3.489 palabras

55°) Giménez, Patricia Viviana 3.488 palabras

56°) Bazze, Miguel Ángel 3.391 palabras

57°) Valdés, Gustavo Adolfo 3.384 palabras

58°) Pérez, Adrián 3.361 palabras

59°) Cano, José Manuel 3.337 palabras

60°) Metaza, Mario Alfredo 3.298 palabras

61°) Martínez, Oscar Ariel 3.297 palabras

62°) D’Agostino, Jorge Marcelo 3.250 palabras

63°) Santín, Eduardo 3.235 palabras

64°) Petri, Luis Alfonso 3.234 palabras

65°) Fernández Mendía, G. 3.184 palabras

66°) Fiad, Mario 3.150 palabras

67°) Giubergia, M. Ángel 3.106 palabras

68°) Schiaretti, Juan 3.098 palabras

69°) Martínez, Oscar A. 3.046 palabras

70°) Terada, Alicia 2.997 palabras

71°) Zamarreño, María 2.972 palabras

72°) Cortina, Roy 2.938 palabras

73°) Salino, Fernando 2.909 palabras

74°) Herrera, Griselda 2.804 palabras

75°) Durand Cornejo, G. 2.790 palabras

76°) Sacca, Luis Fernando 2.737 palabras

77°) Bregman, Myriam 2.700 palabras

78°) Rubín, Carlos 2.698 palabras

79°) Aguad, Oscar Raúl 2.633 palabras

80°) Bianchi, Ivana María 2.541 palabras

81°) Oliva, Cristian 2.500 palabras

82°) Dato, Alfredo Carlos 2.472 palabras

83°) Linares, María Virginia 2.466 palabras

84°) Pradines, Roberto A. 2.457 palabras

85°) De Mendiguren, José 2.357 palabras

86°) Ianni, Ana María 2.312 palabras

87°) Solanas, Julio Rodolfo 2.226 palabras

88°) Risko, Silvia Lucrecia 2.215 palabras

89°) Gómez Bull, Mauricio 2.213 palabras

90°) Alfonsín, Ricardo Luis 2.191 palabras

91°) Puiggrós, Adriana 2.129 palabras

92°) Pedrini, Juan Manuel 2.088 palabras

93°) Duclós, Omar 2.020 palabras

94°) Vilariño, José 1.989 palabras

95°) Leverberg, Stella Maris 1.987 palabras

96°) Lagoria, Elia Nelly 1.980 palabras

97°) Tundis, Mirta 1.953 palabras

98°) Riestra, Antonio 1.950 palabras

99°) Cabandié, Juan 1.949 palabras

100°) Esper, Laura 1.890 palabras

101°) Ortiz Correa, Marcia 1.866 palabras

102°) Gribaudo, Christian 1.814 palabras

103°) Peralta, Fabián 1.801 palabras

104°) Villata, Graciela S. 1.801 palabras

105°) Parrilli, Nanci María 1.752 palabras

106°) Martínez, Julio César 1.733 palabras

107°) Carlotto, Remo G. 1.726 palabras

108°) Abraham, Alejandro 1.709 palabras

109°) Pastoriza, Mirta 1.687 palabras

110°) Daer, Héctor Ricardo 1.662 palabras

111°) Bedano, Nora Esther 1.626 palabras

112°) Rivas, Jorge 1.615 palabras

113°) Roberti, Alberto Oscar 1.601 palabras

114°) González, Gladys 1.593 palabras

115°) Gaillard, Carolina 1.543 palabras

116°) Laspina, Luciano 1.539 palabras

117°) Donda Pérez, Victoria 1.537 palabras

118°) Soria, María Emilia 1.507 palabras

119°) Gallardo, Miriam 1.498 palabras

120°) Biella, Calvet B. 1.489 palabras

121°) Junio, Juan Carlos 1.478 palabras

122°) Harispe, Gastón 1.464 palabras

123°) Marcópulos, Juan 1.458 palabras

124°) Castro, Sandra 1.458 palabras

125°) Fernández Sagasti, A. 1.423 palabras

126°) Avoscan, Herman 1.393 palabras

127°) Rasino, Élida Elena 1.372 palabras

128°) Casañas, Juan 1.372 palabras

129°) Ciampini, José 1.364 palabras

130°) Tomassi, Néstor 1.356 palabras

131°) Carrizo, Ana Carla 1.345 palabras

132°) Schmidt-Liermann, Cornelia 1.309 palabras

133°) García, Andrea 1.296 palabras

134°) Alonso, Laura 1.272 palabras

135°) Elorriaga, Osvaldo 1.267 palabras

136°) Madera, Teresita 1.198 palabras

137°) Donkin, Carlos 1.186 palabras

138°) Mendoza, Sandra 1.099 palabras

139°) Basterra, Luis 1.070 palabras

140°) Perié, Julia 1.040 palabras

141°) Gervasoni, Lautaro 1.028 palabras

142°) Olivares, Héctor E. 1.011 palabras

143°) Juárez, Manuel H. 956 palabras

144°) MacAllister, Carlos J. 906 palabras

145°) Brawer, Mara 905 palabras

146°) Navarro, Graciela 893 palabras

147°) Juárez, Myriam del Valle 884 palabras

148°) Alonso, María Luz 874 palabras

149°) Isa, Evita Nélida 869 palabras

150°) Pietragalla Corti, H. 862 palabras

Tomas, Héctor Daniel 862 palabras

152°) Rivarola, Rubén 836 palabras

153°) Larroque, Andrés 799 palabras

154°) Majdalani, Silvia 760 palabras

155°) Valinotto, Jorge A. 753 palabras

156°) Gutiérrez, Héctor María 746 palabras

157°) Scaglia, Gisela 739 palabras

158°) Barletta, Mario 734 palabras

159°) Alegre, Gilberto Oscar 733 palabras

160°) Segarra, Adela Rosa 727 palabras

García, María Teresa 727 palabras

162°) Canela, Susana 701 palabras

163°) Lotto, Inés Beatriz 698 palabras

164°) Carrillo, María del C. 689 palabras

165°) Cejas, Jorge Alberto 674 palabras

166°) Ruiz, Aída Delia 673 palabras

167°) Costa, Eduardo Raúl 656 palabras

168°) Sciutto, Rubén Darío 653 palabras

169°) Maldonado, Víctor H. 649 palabras

170°) Romero, Oscar Alberto 647 palabras

171°) Uñac, José Rubén 638 palabras

172°) Giustozzi, Rubén Darío 636 palabras

173°) Troiano, Gabriela 634 palabras

174°) Ferreyra, Araceli 634 palabras

175°) Cáceres, Eduardo A. 619 palabras

176°) Molina, Manuel Isaura 604 palabras

177°) Bardeggia, Luis María 603 palabras

178°) Ziegler, Alex Roberto 599 palabras

179°) Fernández Blanco, María C. 595 palabras

180°) Guccione, José Daniel 591 palabras

181°) Aguilar, Lino Walter 568 palabras

182°) Gagliardi, Josué 557 palabras

183°) Gutiérrez, Mónica Edith 548 palabras

184°) Spinozzi, Ricardo Adrián 543 palabras

185°) González, Verónica 540 palabras

186°) Mendoza, Mayra S. 538 palabras

187°) Caselles, Graciela María 532 palabras

188°) Cleri, Marcos 530 palabras

189°) Perroni, Ana María 522 palabras

190°) Toledo, Susana María 516 palabras

191°) Riccardo, José Luis 507 palabras

192°) Villar Molina, María Inés 495 palabras

193°) Das Neves, Mario 471 palabras

194°) Plaini, Francisco Omar 464 palabras

195°) Carrizo, María Soledad 459 palabras

196°) Sotto, Gladys Beatriz 436 palabras

197°) Barchetta, Omar 431 palabras

198°) Brizuela del Moral, E. 428 palabras

199°) Torroba, Francisco J. 379 palabras

200°) Martínez Campos, G. 376 palabras

201°) Perotti, Omar Ángel 375 palabras

202°) Redzuk, Oscar Felipe 365 palabras

203°) Mazure, Liliana Amalia 342 palabras

204°) Barreto, Jorge Rubén 341 palabras

205°) Ortiz, Mariela 332 palabras

206°) Portela, Agustín Alberto 327 palabras

207°) Mongeló, José Ricardo 312 palabras

208°) Boyjadian, Graciela 224 palabras

209°) De Narváez, Francisco 219 palabras

210°) De Gennaro, Víctor 187 palabras

211°) Moreno, Carlos Julio 146 palabras

212°) Herrera, José Alberto 131 palabras

213°) Cremer de Busti, Cristina 103 palabras

214°) Semhan, María 83 palabras

215°) Bergman, Sergio 51 palabras

216°) Oporto, Mario Néstor 50 palabras

217°) Kunkel, Carlos Miguel 32 palabras

Moyano, Juan Facundo 32 palabras

219°) Schwindt, María Liliana 25 palabras

220°) Santillán, Walter 22 palabras

221°) Grosso, Leonardo 15 palabras

222°) Fabiani, Eduardo 7 palabras

Pasini, Ariel 7 palabras

224°) Arregui, Andrés -

Balcedo, María Ester -

Bernabey, Ramón -

Bidegain, Gloria Mercedes -

Binner, Hermes Juan -

Bromberg, Isaac -

Carrizo, Nilda Mabel -

Caserio, Carlos Alberto -

Contrera, Mónica Graciela -

D’Alessandro, Marcelo -

Díaz Bancalari, José María -

Ehcosor, María Azucena -

Francioni, Fabián Marcelo -

Gdansky, Carlos Enrique -

Giaccone, Claudia Alejandra -

Giacomino, Daniel Oscar -

González, Josefina -

González, Juan Dante -

Granados, Dulce -

Guzmán, Sandro Adrián -

Kroneberger, Daniel Ricardo -

Magario, Verónica María -

Martínez, Soledad -

Massa, Sergio Tomás -

Müller, Edgar Raúl -

Pérez, Martín Alejandro -

Ríos, Liliana María -

San Martín, Adrián -

Seminara, Eduardo Jorge -

Simoncini, Silvia Rosa -

Tentor, Héctor -

Tineo, Javier Héctor -

Triaca, Alberto Jorge -

Villa, José Antonio -

Ziebart, Cristina Isabel -

Fuente: Indice de Calidad Legislativa


Los nuevos diputados

Monzó, Emilio 2.419 palabras

Massot, Nicolás 414 palabras

Doñate, Martín 29 palabras

Sosa Capurro, Soledad 26 palabras

Olmedo, Alfredo 26 palabras

De Ponti, Lucila 25 palabras

Frana, Silvina 22 palabras

Estévez, Gabriela 19 palabras

Raverta, Fernanda 16 palabras

Quintar, Amado 16 palabras

Britez, Cristina 16 palabras

Orellana, José 16 palabras

López Koenig, Leandro 14 palabras

Taboada, Jorge 14 palabras

Di Stéfano, Daniel 13 palabras

Castro Molina, Enrique 13 palabras

Pereyra, Juan Manuel 12 palabras

Rodríguez, Matías 12 palabras

Kicillof, Axel 12 palabras

Garretón, Facundo 12 palabras

Volnovich, Luana 11 palabras

Ruiz Aragón, José 11 palabras

Kirchner, Máximo 11 palabras

Massín, María 11 palabras

Carol, Analuz Ailén 11 palabras

Closs, Maurice 10 palabras

Soraire, Mirta Alicia 10 palabras

Grana, Adrián 9 palabras

Lipovetzky, Daniel 9 palabras

Wechsler, Marcelo 8 palabras

Macías, Oscar 8 palabras

Llanos, Ana 7 palabras

Rodríguez, Rodrigo 6 palabras

Fuente: Indice de Calidad Legislativa


Apostillas de los debates

TAPONES DE PUNTA. Era la primera reunión del año, en febrero. Extraordinaria, obviamente, para modificar la Ley de Inteligencia, como respuesta oficial a la muerte de Alberto Nisman. Todavía estaba presente la advertencia que le había hecho la diputada Diana Conti al malogrado fiscal, respecto a que los legisladores oficialistas lo esperarían “con los tapones de punta”. En la sesión, la citada diputada chicaneó a la oposición diciendo: “A lo mejor se quieren ir a los sets de TN en lugar de estar aquí debatiendo lo que a la democracia le corresponde”. Diputados de la oposición se estaban retirando, y ella redobló la apuesta: “¡Corran, corran que Magnetto los va a retar!”, les gritó, a lo que el radical Ricardo Buryaile le respondió: “¡Con los tapones de punta, no!”. Ella insistió: -“Quieren que prensa les ofrezca algún programa para concurrir?”, y luego recogió el guante, para decir: “Con los tapones de punta, señora presidenta, vengo a informar al pleno el dictamen de mayoría de las comisiones de esta Cámara respecto del proyecto que modifica la Ley 25.520, de Inteligencia Nacional, por el cual se disuelve la exSIDE, como dijo Cristina Fernández de Kirchner, y se crea la Agencia Federal de Inteligencia”.

PAPA EN LA BOCA. Fiel a su estilo, en esa primera sesión del año Carlos Kunkel le gritó a los opositores: “¡Lo hubiesen hecho cuando gobernaban ustedes!”, a lo que el tucumano Juan Casañas replicó: “No lo escucho, señor diputado, porque está hablando fuera de micrófono. Si se saca la papa de la boca, quizás lo escuche”.

CELEBRANDO EL NO PAGO. En la segunda sesión del año, el diputado santacruceño Mario Metaza aclaró que el presidente del cuerpo lo iba a retar -no lo hizo-, pero igual iba a leer “la versión taquigráfica en la que un diputado preopinante, actuando como miembro informante de la Unión Cívica Radical”. Allí decía que “Seguramente en enero les vamos a estar pagando a los fondos buitre antes que a los exagentes de YPF, que van a cobrar en bonos en peores condiciones que los buitres”. Ante lo cual, como no se había pagado, Metaza preguntó: “¿De qué se va a disfrazar ahora este diputado? ¡Nosotros les vamos a pagar a los compañeros ypefianos! ¡A los buitres no les vamos a pagar un carajo!”.

SINCERIDAD BRUTAL. Ante el barullo, el diputado Alberto Asseff pidió a quien presidía la sesión que solicitara a los diputados que guardaran silencio, “porque yo no estoy agrediendo. Estoy razonando, estoy planteando mis dudas, mis convicciones, que creo que son respetables. Hay mucho murmullo en el recinto”. Norma Abdala de Matarazzo le respondió: “Señor diputado: creo que usted escuchó que durante toda la sesión estuve pidiendo que, por favor, hicieran silencio. Pero también debemos ser honestos y reconocer que cuando habla algún diputado de otro bloque, los opositores no lo escuchan. Así que yo creo que aquí todos hacemos lo mismo, porque todos conversan cuando no les interesa. Me parece que es una falta de respeto llamar la atención a un bloque cuando todos actúan de la misma manera”. Ante ello, Asseff aceptó y dijo que “entonces, como algunos faltan el respeto, vamos a consagrar la irrespetuosidad como norma en el recinto”.

PROBLEMAS TECNICOS. El catamarqueño Eduardo Brizuela del Moral reclamó a quien presidía la sesión que “el sistema no registra mis huellas dactilares”, a lo que Abdala de Matarazzo aclaró que tenía que decirlo con tiempo. “Vengo diciéndolo desde hace un año y medio, y la oficina encargada de solucionar este problema con una tarjeta, no lo ha hecho. Es decir que el inconveniente no es mío”, repuso el diputado del Frente Cívico, pero la santiagueña no se dio por vencida: “Señor diputado: reconozca que se sentó tarde. De todas maneras, de ahora en adelante levante la mano primero para que los técnicos puedan verlo”.



NO PUTEEN. Se debatía la ley del deporte y Norma Abdala de Matarazzo le dio la palabra al diputado Carlos Mac Allister, quien al arrancar aclaró: “Muchachos, si me empiezan a putear, me tomo los veinte minutos”.

¿JEFE RADICAL? La titular del bloque FpV, Juliana Di Tullio recordó que “hace doce años que nosotros gobernamos porque nos vota el pueblo, y vamos a seguir construyendo presupuestos porque dentro de quince días volveremos a ganar la elección presidencial”. Para complementarla, Carlos Kunkel le gritó al jefe del bloque radical “¡va a perder tu jefe, Negri!”. La presidenta del bloque K insistió: “Ya que el diputado preopinante -y se ve que su bancada, tampoco- no quiere contestar la pregunta del diputado Kunkel, se la hago yo, con micrófono: ¿quién es el jefe de la Unión Cívica Radical? ¿Mauricio Macri? ¿No lo quieren decir? ¿Les da vergüenza?”. Mario Negri pidió entonces la palabra, pero Di Tullio lo rechazó: “No fue aludido, señor diputado Negri, así que no le voy a conceder ninguna interrupción”.

SIN RESERVAS. Ante las chicanas habituales a los economistas de su partido, el titular de la bancada radical, Mario Negri, aludió al economista de Daniel Scioli, Miguel Bein, recordando que había sido viceministro de economía de José Luis Machinea, y agregó: “Fue el autor intelectual de lo que en su momento nos hizo pagar un gran costo a nosotros”. Ante los gritos del oficialismo, pidió que le descontaran los minutos que “usaron al interrumpirme”. Y ante las risas, agregó: “”Usted sabe que los alaridos más fuertes y los que más se confunden son los que esconden más culpas”. Y luego desató la hilaridad cuando insistió con el economista del candidato presidencial del FpV: “Hace unos días, Miguel Bein se juntó con unos empresarios en un almuerzo. Muchos eran amigos de Menem. ¿Saben lo que les dijo? Muchachos: en este almuerzo hay más reservas que en el Banco Central”.

VAMOS PINO. En una sesión Elisa Carrió se despachó con todo contra el entonces jefe del Ejército, al que comparó con el almirante Massera. Fue para contar una audiencia judicial a la que el militar la hizo asistir junto a Fernando “Pino” Solanas por una demanda que le inició. “Yo vi al general Milani -dijo-. ¡Ay, fue tan divertida la mediación! Yo dije: ‘¿Este empleado a sueldo de la Nación me viene a molestar?’, él me respondió: ‘¿Usted es empleada a sueldo la Nación?’ Y le contesté: ‘No, yo soy representante del pueblo de la Nación. Usted es un empleado a sueldo acusado del delito de lesa humanidad. Así que yo en nombre de la ley vengo y en nombre de la Constitución me retiro. Vamos Pino’”. De paso, acotó: “Y después también le dije: ‘Chau, Pino’”.

EL DESCARGO DEL COLORADO. Francisco de Narváez no se caracterizó durante su paso legislativo por sus discursos, más bien por no darlos. Pero en 2015, su último año como diputado, no quedó en cero al menos. Aunque no habló de un proyecto, ni sobre alguna cuestión pública, sino para disculparse públicamente por haber golpeado al director de la agencia NOVA. Sus 219 palabras del año fueron dedicadas a explicar lo sucedido y expresar sus disculpas “a los 257 integrantes de la Cámara de Diputados por haber incurrido en un hecho de violencia física que no se debe ni puede justificar”.

EVOCANDO A JORGE MILTON. Muy divertida estuvo Sandra Mendoza en uno de sus discursos, cuando habló de su ex: “Quizás no hable de economía. Estuve casada veinticuatro años con un economista y me aburrió. No voy a hacer lo mismo otra vez porque los economistas son aburridos. Al padre de mi hija lo amo justamente por ser el padre”. Hubo risas generales, sobre todo porque todos sabían de quién estaba hablando.

QUEMA ESOS ARCHIVOS. No será el único caso de los que han dado el salto o lo darán en el futuro, en que preferirían que nadie revise los archivos. Pero las versiones taquigráficas están para eso, para dejar asentado en la historia lo que cada legislador dice en el recinto. Y es lo que pasa con el diputado Oscar Romero, hoy presidente del flamante bloque Justicialista, que en su único discurso en el Congreso habló en la sesión sobre los ferrocarriles y concluyó su discurso diciendo: “¿Cómo no vamos a votar este proyecto de ley que tiene nombre y apellido: ¡Cristina Fernández de Kirchner! ¡Ella es peronista, es argentina y es nuestra conductora!”. Bueno, ya no, dirá ahora.

Según pasan los años

2015: 628.877 palabras

2014: 1.517.704 palabras

2013: 885.294 palabras

2012: 1.085.975 palabras

2011: 432.574 palabras

2010: 1.070.213 palabras

2009: 748.842 palabras

2008: 1.232.372 palabras

2007: 712.749 palabras

Diputados en cero

2015: 35

2014: 14

2013: 33

2012: 14

2011: 80

2010: 43

2009: 55

2008: 35

2007: 68