BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 24 de julio de 2019
NOTICIAS
Especialistas exponen en Diputados sobre el acuerdo con los buitres
Economistas, exfuncionarios ejecutivos y representantes de empresas y gremios brindan su opinión sobre el proyecto de ley de “normalización de deuda pública”.
7 de marzo de 2016
Continúa en la Cámara de Diputados el tratamiento del proyecto de ley enviado por el gobierno de Mauricio Macri para cerrar el acuerdo con los fondos buitre. Desde las 12.10, las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, a cargo de los oficialistas Luciano Laspina y Eduardo Amadeo, realizan una audiencia pública con la presencias de especialistas invitados para exponer sobre el tema.

En la reunión, que se realiza en el Anexo C de la Cámara baja, expondrán Mario Blejer, asesor de Daniel Scioli; Javier González fraga, asesor de la UCR y expresidente del Banco Central durante el gobierno de Carlos Menem; Guillermo Nielsen, secretario de Finanzas de Néstor Kirchner; Daniel Marx, secretario de Finanzas de Fernando De la Rúa; el legislador porteño y economista Marcelo Ramal; Roberto Feletti, es secretario de Política Económica de Cristina Kirchner; el historiador Mario Rapoport; el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky; y representantes de Adeba y Merval.

Según el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, quien expuso el viernes ante el plenario de comisiones, la deuda en default con los fondos buitres es de 11.684 millones de dólares. Para eso, explicó, el Gobierno pretende tomar créditos por 15.000 millones de pesos, para pagarle la deuda a los buitres, financiar el déficit fiscal y obras de infraestructura.

Esta nueva deuda se pagaría en 5, 10 y 15 años con una tasa aproximada del 7,5 por ciento.

Además, el proyecto deroga la Ley Cerrojo y modifica la Ley de Pago Soberano, sancionadas durante el kirchnerismo, como parte del acuerdo alcanzado con los holdouts que litigan contra el país en el juzgado del juez neoyorkino Thomas Griesa.

Para el ministro, de esta manera el país pasa de una “situación de agobio financiero a una totalmente diferente que nos permita ir adelante, financiarnos para evitar el peor ajuste que es el ajuste del gasto o financiamiento vía inflación, que ha sido la estrategia de los últimos años”, en alusión al kirchnerismo.

“Entendemos que esto es una gestión poco agradable pero que hay que hacer porque sin esto no volvemos a crecer”, concluyó Prat Gay.

Las comisiones volverán a reunirse este martes sin especialistas, cuando la alianza oficialista Cambiemos buscará firmar el dictamen favorable correspondiente para tratarlo en el recinto lo antes posible.



La opinión de expertos

El presidente del Banco Galicia y vicepresidente primero de la Asociación de Bancos de Argentina (ADEBA), Sergio Grinenco, apoyó el acuerdo con los buitres, al señalar que “el acceso a los mercados de capital internacionales va a redundar en forma sumamente positiva en cuanto al crecimiento del financiamiento privado en los próximos años”. En particular, estimó una “expansión del sistema bancario” y la “consecución de recursos de más largo plazo para facilitar la inversión”.

El primero en manifestarse en contra del proyecto fue Marcelo Ramal, economista y legislador porteño del FIT, quien denunció que “este acuerdo aspira a abrir un proceso de refinanciación de deudas existentes”. “Se quiere cerrar el acuerdo con los buitre para luego abocarse al reciclaje de este conjunto de deuda”, aseguró Ramal, al comparar al gobierno de Macri con los de Menem y De la Rúa.

En este marco, el dirigente de izquierda embistió contra el kirchnerismo al desmentir que durante los últimos 12 años el país se haya “desendeudado”. En este sentido, sostuvo que “el actual Gobierno le pone la puntada final a este proceso de rescate, de recauchutaje de esta deuda que llevó adelante el kirchnerismo durante todos estos años”.

Ramal también cuestionó el acuerdo con los buitres por mantener la jurisdicción extranjera, al tiempo que advirtió que “solo habrá deuda que tenga como precondición el ajuste”. “Las crisis de deuda de nuestro país han sido parteras de grandes desplazamientos políticos”, vaticinó el economista sobre el futuro del gobierno de Cambiemos.

Otro que fue muy crítico sobre el acuerdo fue el economista Jorge Gaggero, del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (CEFID-AR): afirmó que el gobierno de Macri inicia un “tercer ciclo largo de endeudamiento” en el país y que la nueva deuda para pagar la deuda con los buitres “va a estimular la fuga estructural del dinero ilegal que nuestro país sufre”.

Ante los legisladores, el especialista preguntó “qué garantías hay para que no se repita la fuga como en el período 1976-2001”, cuando la deuda pública permitía financiar la exteriorización de capitales como parte del proceso de valorización financiera.

Gaggero fue pesimista al respecto y denunció que “se están desarmando todos los controles, incluso los de capital de corto plazo, cosas elementales”. “Se está proclamando la libertad financiera en un mundo que nos está mostrando una brutal concentración del poder en una cúpula financiera que cuando uno analiza el núcleo está formada nada más que por 28 bancos”, lamentó.

Además, el economista advirtió que “acá hay unos agujeros terribles que dejan muchas incógnitas respecto de eventuales conflictos y extensión de la deuda que se estima”. “Se le tiene que caer la cara al Gobierno por pagarle la cuenta de NML. ¿Quién garantiza que no vengan los reclamos de todas las cuentas legales?”, protestó.

Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, sostuvo: “Si la decisión hubiese sido financiera, cualquier acuerdo hubiese sido mejor que soportar los costos de tasas punitorias vergonzosas a la que está sometida nuestra deuda, cuando en realidad ese 12, 13 por ciento anual no se podía comprar con países que con el mismo riesgo (país) que el nuestro conseguían deuda al 4, 5 por ciento. Eso es deuda cabal de la desconfianza que los mercados mundiales han tenido para con la Argentina en ese momento. No hay que pensar cuánto nos cuesta acordar sino no acordar. Pero no solo en materia económica sino en materia de política internacional”.

El hombre del mercado bursátil cuestionó: “a pesar de que la tasa impuesta por el juez Griesa es injusta, que nada tiene que ver con el mercado, se transformó en un reloj caro para el país, no para el Gobierno, sino para los ciudadanos del país que tenemos que pagar esta deuda vergonzosa que tiene una tasa de interés que en este momento del mundo es ridícula”.

Gabbi opinó que el regreso de Argentina el mercado internacional de deuda facilitará las inversiones y el desarrollo del mercado interno y de la exportación, ayudaría a financiar el déficit y a dejar el crédito interno para las pymes.

“Como hombre del mercado, nos podría permitir salir de la categoría de país fronterizo que detentamos desde el año 2009 en el mundo y volver a ser un país emergente e iniciar el camino del desarrollo definitivo”, consideró el titular de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.