BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 24 de mayo de 2019
OPINIÓN
Los desafíos de la igualdad
Por Sigrid Kunath. La senadora nacional advierte que poco se podrá hacer sin la participación y la militancia de mujeres y varones comprometidas y comprometidos con la igualdad.
7 de marzo de 2016
Las mujeres enfrentamos diariamente desafíos para ser respetadas, escuchadas, tenidas en cuenta, para poder decidir sobre nosotras mismas y esto en todos los ámbitos, laborales, domésticos, en la política, etc. El desafío de construir la igualdad de género tiene muchas aristas, pero lo que se impone es la necesidad de transformar nuestra cultura para que todos y todas podamos ejercer nuestros derechos sin discriminación de género. Esta nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer puede ser una oportunidad para volver sobre estos temas.

Preguntarnos qué desafíos enfrenta la mujer hoy en Argentina nos pone frente a la posibilidad de profundizar el debate de manera integral sobre las políticas de Estado en materia de género, herramientas contra la violencia hacia la mujer y sobre el real acceso y participación de la mujer en los lugares de decisión. Temas sobre los cuales el trabajo legislativo es muy importante, pero poco podrá hacer sin la participación y la militancia de mujeres y varones comprometidas y comprometidos con la igualdad.

Durante los últimos doce años nuestro país desarrolló desde el Estado un fuerte proceso de inclusión social que trajo aparejado una mayor oportunidad de igualdad para la mujer, con programas y políticas activas como la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo y la promoción intensa por la educación gratuita en todos los niveles, por ejemplo. Esto junto a la creación de un entramado legislativo tendiente a la protección de la mujer, de sus derechos y contra la violencia. La incorporación de la perspectiva de género al proceso de formulación de políticas, de ejecución de programas y redacción legislativa ha crecido mucho durante la última década.

Para seguir en ese sentido, y teniendo en cuenta las epecificidades del rol legislativo creemos necesario avanzar en temas puntuales como la incorporación en las curriculas escolares de la perspectiva de género, para desnaturalizar los conceptos y estereotipos de varón y de mujer que tienen que ver con la violencia. La sanción de leyes que tipifiquen como delito en el Código Penal la desobediencia de resoluciones judiciales dictadas en protección de las víctimas de violencia de género, tales como restricciones perimetrales o prohibiciones de acercamiento; y el impedimento de la suspensión del juicio a prueba o probation, cuando se trate de un delito cometido mediando violencia de género contra las mujeres. Es muy importante proteger a las mujeres que denuncian ser víctimas de violencia y que se encuentran en situación de vulnerabilidad, previniendo con herramientas legales concretas, que queden expuestas a la misma violencia que denunciaron.

El tema de la real participación de la mujer en los lugares de decisión, es un debate que también debemos darnos, haciendo un balance de las leyes que establecen cupos, porque hablar de cupo o no es una discusión ya superada. Hoy el paso necesario es ir hacia la paridad de género como principio permanente que represente de la mejor manera la igualdad en el ejercicio del poder.

Avanzar en la modificación de las leyes que organizan el Estado o del Código Electoral Nacional con el objetivo de propiciar la participación igualitaria de hombres y mujeres en espacios de toma de decisión política, significaría un paso importante contra la discriminación y la desigualdad de género y en el fortalecimiento de nuestra vida democrática.

Sin dudas, es necesario fortalecer el debate sobre cómo podemos seguir avanzando para erradicar la violencia y generar mayor igualdad. A simple vista, el tema está en agenda. La cuestión pasa por insistir y profundizar; en abrir los debates y que no sean sólo cosas “de mujeres” o de “organizaciones”. La sociedad toda debe estar implicada y comprometida.

*Senadora nacional por el Frente para la Victoria.