BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 18 de agosto de 2019
COYUNTURA
Otro horizonte
Expectativa en el gabinete económico por el acuerdo con los holdouts. Preocupación por el valor del dólar y la inflación.
11 de marzo de 2016
La disparada del dólar, de la inflación y el acuerdo con los holdouts provocaron múltiples reuniones de los integrantes del gabinete económico. Los encuentros se realizaron con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Tras esos encuentros, un funcionario del área de Política Económica, comentó en confianza que “marzo, abril y mayo van a ser complicados con la inflación especialmente”.

“Lo que estuvimos analizando es que el dólar hacia fines de marzo va a empezar a estabilizarse e incluso bajar, pero con la inflación vamos a seguir complicados hasta mayo. Pero tampoco es todo pesimismo. Creemos que con todos los cambios que se van hacer en el impuesto a las Ganancias y el cierre de las paritarias habrá a partir de fines de mayo o principios de junio una mejora del consumo y de la actividad económica, lo cual se va a sentir mucho más evidente en el segundo semestre”, acotó el funcionario del Palacio de Hacienda.

El punto central es que teniendo en cuenta los cruces internos que ocurrieron en gran parte del mes pasado y en lo que va de marzo entre el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y el tiyular del BCRA, Federico Sturzenegger, en Casa de Gobierno se resolvió que el propio Peña vaya coordinando directamente con los temas centrales que hacen a la política económica.

“Marcos (Peña) va a coordinar los temas centrales económicos con los distintos ministros de cada área”, puntualizó una fuente de la Casa Rosada.

Tal como ocurrió con el tema de la estrategia de difusión, ahora Peña será el encargado de tener más injerencia en la coordinación entre Hacienda y Banco Central y generar así condiciones de mejor convivencia entre los distintos funcionarios.

Respaldo

Los principales referentes del establishment local no ocultaron su satisfacción por el principio de acuerdo alcanzado con los holdouts.

Incluso, en el transcurso de la última semana, algunas entidades trascendentes como la Unión Industrial Argentina emitieron un comunicado de neto respaldo a la posible solución para salir definitivamente del default.

No obstante, algunos de los dirigentes de la cúpula empresaria advirtieron que eso es sólo “un paso adelante, pero que se necesita mucho llevar adelante otras acciones”.

“El punto neurálgico es la inflación. Creemos que el aumento de la inflación hay que empezar a estabilizarlo, y tener en dos o tres meses un ritmo inflacionario considerablemente más bajo. Además, si bien era necesario que subiera el tipo de cambio, me parece que un dólar cerca de 16 pesos ya empieza a ser muy elevado”, resaltó un ejecutivo de la Asociación de Bancos Argentinos.

En función del panorama que observan los empresarios, consideran que el primer semestre de este año va ser complicado, con un nivel bajo del ritmo de actividad y consumo, y un segundo semestre una mejora paulatina.