BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 18 de agosto de 2019
NOTICIAS
Se realiza la reunión con jefes de bloques en la presidencia de la Cámara baja
Ante la reacción adversa que generó en el seno de la oposición dialoguista el fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York, representantes del equipo económico se encuentran en el Parlamento para informar sobre la incidencia de la medida judicial.
14 de marzo de 2016
El despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, es epicentro este lunes de una cumbre de los jefes de bancadas de la oposición en ese cuerpo, que reciben detalles del fallo neoyorquino del viernes que llevó este fin de semana a muchos de los que iban a votar a favor a pedir que se suspendiera la sesión de este martes.

La intención oficial es despejar dudas este lunes y volver las cosas a la normalidad, de cara a la sesión del martes, que en principio el oficialismo pretende mantener, de modo tal de no alterar el cronograma previsto.

Así las cosas, funcionarios concurrieron para informar a los diputados interesados sobre la manera que puede influir el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que congeló la decisión del juez Thomas Griesa de levantar embargos contra la Argentina y dispuso que la medida dispuesta por el magistrado sólo podrá ser efectiva cuando se resuelvan las apelaciones presentadas contra ese fallo.

Ante ello, el primero en reaccionar fue el jefe del bloque PJ-FpV del Senado, Miguel Angel Pichetto, que calificó de “preocupante” la situación planteada, mientras que el bloque Justicialista, que tiene 17 integrantes, solicitó la suspensión de la reunión de este martes en Diputados. El massismo, en tanto, analizaba este fin de semanas las implicancias de la determinación judicial norteamericana.

El titular de la Comisión de Finanzas de la Cámara baja, Eduardo Amadeo, insistió este domingo en minimizar la situación, aclarando que no se trata de “un tema grave, sino procesal”, e insistió como el sábado en la intención de “seguir adelante con la estrategia”.

Tal cual indicara el sábado a parlamentario.com, Amadeo insistió en la necesidad de evitar frenar la discusión del proyecto, porque “si frenamos entramos en un círculo sin salida y no salimos de la deuda”.