BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 21 de mayo de 2019
NOTICIAS
Fuertísimas críticas de Emilia Soria a Weretilneck por el acuerdo con los holdouts
La diputada por Río Negro acusó al gobernador de “endeudador crónico” y “pésimo administrador”, luego de que le pidiera votar a favor el proyecto. Es el “mayor endeudamiento de un país en desarrollo en los últimos 20 años”, protestó.
14 de marzo de 2016
A pesar de los rumores que indicaban que Emilia Soria dejaría el Frente para la Victoria para sumarse al bloque Justicialista, la diputada nacional por Río Negro marcó una fuerte disidencia con sus excompañeros kirchneristas por el tema del acuerdo con los holdouts.

Lo hizo al contestarle una carta al gobernador Alberto Weretilneck, que le había pedido que vote a favor del proyecto del presidente Mauricio Macri. Algo que la joven legisladora no le cayó nada bien, pues llegó a calificarlo de “endeudador crónico” y de “pésimo administrador”.

“Sr. gobernador: debo confesarle que al recibir su carta, por un momento me esperancé con la posibilidad de encontrar en sus palabras alguna reflexión interesante, o algún concepto que realmente aportara algún criterio novedoso a la discusión sobre el ‘Acuerdo con los Fondos Buitres’. Pero enseguida me di cuenta que se trataba solamente de una esperada y cobarde declaración de interés de su parte, a favor del endeudamiento más grande que pueda sufrir la Argentina en toda su historia”, dice el primer párrafo de la misiva que le envió Soria al mandatario provincial.

“Lejos está de mi intención faltarle el respeto, por ello me tomo el tiempo necesario para responder su misiva y exponerle los principales argumentos sobre mi postura ante este conflicto, que evidentemente, es opuesta a la suya”, continúa el texto.

Soria sostuvo que “lo que vamos a debatir el martes en el Congreso de la Nación, no es simplemente el ‘Acuerdo con los Fondos Buitres’, sino que estaremos debatiendo la autorización por parte del Congreso al mayor endeudamiento de un país en desarrollo en los últimos 20 años. Discutiremos cómo queremos tratar aquellos que nos extorsionan”.

“Definiremos nada más y nada menos que nuestra política de protección de la Soberanía Nacional. Por ello, informo a Ud. que los representantes del pueblo fuimos obligados al tratamiento exprés de este proyecto tan sensible para el pueblo argentino, porque, insisto, no estamos decidiendo solamente una cuestión numérica, no se trata de cuántos millones. Se trata de definir nuestra política internacional y el resguardo a la soberanía económica y financiera que tanto nos costó conseguir”, reza la carta que le envió a Weretilneck.

La diputada también escribió: “el sr. ministro de Economía Prat Gay se presentó en la Cámara de Diputados y nos dijo que hay que emitir 15 mil millones de dólares en bonos y que hay que hacerlo antes del 14 de abril porque así lo dijo el mediador Pollock, el juez Griesa o los mismos fondos buitres, aun no lo sabemos porque jamás quedó claro”.

“Usted, que apela a ‘la reflexión, al debate, al intercambio de ideas’, a defender ‘nuestras posturas con argumentos no con silencios ni ausencias’, entenderá entonces que esto es un atropello. Es el Congreso de la Nación Argentina quien tiene, por mandato constitucional, la facultad de arreglar el pago de la deuda externa de la Nación, sin que nadie le imponga ningún plazo para hacerlo”, protestó Soria.

Pero la diputada fue más allá y lanzó fuertes acusaciones al gobernador: “Claro está que su pensamiento y -peor aún- su obrar, es muy diferente. Es ud. un endeudador crónico, que cuando fue Intendente de la ciudad de Cipolletti contrajo una deuda por más de 18 millones de pesos que ahora recae sobre el erario municipal y lo asfixia. Luego como gobernador, en los primeros tres años de gobierno corrió con los beneficios de usufructuar de un Gobierno nacional que asistió como ningún otro a las provincias y en el cuarto año de su mandato se limitó a dilapidar las reservas petroleras para terminar teniendo que pedir un crédito de 450 millones para poder pagar aguinaldos. Se encuentra más que acreditada su calidad de pésimo administrador, la que ejerce con una desvergüenza acorde a su promiscuidad ideológica”.

La carta concluye de la siguiente manera: “Conociendo su escaso desempeño en el plano de las ideas, dudo que haya surgido de su propia iniciativa solicitar el apoyo a este cheque en blanco que el Ejecutivo y los fondos buitres pretenden hacer firmar a los argentinos. Y sabiendo también sobre su falta de escrúpulos y carencia de principios, intuyo que su solicitud responde en realidad a una orden que ha recibido de sus amigos de turno en el Gobierno nacional. Por ello solicito a ud. tenga a bien retransmitir a quienes le solicitaron enviarnos su vergonzante misiva, mi voto negativo a la propuesta de pago a los fondos buitres. Para esta diputada la soberanía y el futuro de los argentinos no se negocian”.

Emilia Soria es hija de Carlos Soria, el peronista que ganó la gobernación de Río Negro en 2011 pero que falleció a los pocos días de haber asumido. Weretilneck se hizo cargo de la gobernación en ese entonces y el año pasado resultó reelecto.