BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 25 de agosto de 2019
NOTICIAS
El Congreso analizó la postura argentina frente al debate del tema drogas
Durante el encuentro celebrado en el Senado se establecieron los ejes sobre los cuales debe abordarse la problemática de modo integral y coordinado desde el área judicial y de seguridad; económica; y social, educativa, y de salubridad.
14 de marzo de 2016
Bajo el lema “Argentina frente al debate de Naciones Unidas sobre el problema de las drogas (UNGASS 2016)”, se desarrolló este lunes una jornada de debate en el Congreso de la Nación, del cual participaron autoridades y legisladores de ambas cámaras; legisladores provinciales y municipales; autoridades nacionales, provinciales, y municipales; asociaciones civiles, sindicales, y ONG, entre otros invitados especiales.

Durante la apertura de la jornada, a cargo del senador nacional Federico Pinedo, el presidente provisional del Senado destacó la importancia de “defender el Estado democrático y realizar protocolos de frontera con acuerdos vecinos, y de inteligencia y combate de lavado de dinero, que es donde realmente se ataca al narcotráfico”. “Me parece que los argentinos debemos empezar a analizar los componentes de esta discusión”, agregó.

En ese sentido, detalló que “el primer tema” es el de “la disputa entre el derecho a la privacidad de quienes se drogan y los efectos sociales negativos del narcotráfico”.

“Naciones Unidas propone hacer un enfoque equilibrado entre los aspectos policiales, persecutorios, y judiciales; y los efectos sociales y sobre la salud”, prosiguió al tiempo que consideró que “hay que focalizarse mucho más en la recuperación de los adictos que en su persecución” y que “los chicos tienen que tener oportunidades en su desarrollo educativo y laboral”.

A su turno, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, se refirió a la necesidad de una legislación específica para la narco criminalidad: resaltó la necesidad de reconocer el problema existente, tener un abordaje sistémico, y establecer una política de Estado al respecto. “El problema de la droga requiere diagnósticos, mejorar niveles de información, y crear organismos que permitan tener una base cierta”, resumió.

Además, recomendó trabajar tanto en la demanda como en la oferta de drogas, como así también en el tema de seguridad en las fronteras. “Hay que desarticular la racionalidad económica del delito“, sentenció el magistrado, “es necesaria la coordinación con los países de la región porque es un problema global”, concluyó.

Por su parte, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, puso de manifiesto la intención de trabajar “para que Argentina deje de ser un país de importación, fabricación, y exportación de drogas” sin perder de vista los derechos individuales de las personas.

“Tenemos todos los caminos que creemos necesarios combatir”, apuntó la ministra luego de lo cual estableció una relación directamente proporcional entre el aumento de las tasas de homicidio y el crecimiento de la narco criminalidad.

Al respecto, describió las diferentes etapas por las que atraviesa el país en la temática de las drogas: etapa de ingreso; de elaboración, fabricación, adulteración, y fraccionamiento; venta mayorista y minorista; y el lavado de activos y otros delitos conexos, como la trata de personas.

Por último, el secretario de Programación para la prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), Roberto Esteban Moro, enumeró los principales ejes de acción de la Secretaría, y priorizó el funcionamiento de un “Consejo Federal de Drogas” con la participación de las provincias, municipios y asociaciones no gubernamentales. “Concebimos una política pública donde escuchemos a todas las voces”, manifestó.

Durante el segundo bloque de la jornada- que tuvo lugar pasadas las dos de la tarde en el mismo Salón Azul, y contó con la presencia de la presidente del Senado de la Nación, Gabriela Michetti-, expusieron la canciller de la República Argentina, Susana Malcorra; y el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano.

Durante su exposición, Malcorra resaltó la importancia de atacar la problemática de la droga tanto desde la oferta como desde la demanda, y agregó que el enfoque “integral e integrado” tiene que darse “en forma compartida con el resto de la región y el mundo “, y “tomando la persona como el centro de la discusión desde una perspectiva de los derechos humanos, que son fundamentales a nuestro país”.

A continuación, se refirió a una vinculación entre el narcotráfico y el financiamiento de grupos extremistas e instó a atacar la problemática en general desde la “protección y la prevención social, involucrando a la sociedad civil”.

En tanto, el ministro de Justicia y Derechos Humanos sostuvo que “es muy importante el abordaje social que hay que hacer de este fenómeno” ya que “los niveles de impunidad que tenemos en la Argentina son muy altos”. “No nos podemos quedar asociados a la respuesta represiva: necesitamos un abordaje social y cultural. El abordaje estatal tiene que estar centrado en las organizaciones”, enfatizó.

Asimismo, el Garavano agregó que junto a los ministerios de Seguridad, Desarrollo Social, y el SEDRONAR, presentarán “una serie de proyectos de ley para preparar a la Justicia a hacer frente a este fenómeno”.

En este sentido, mencionó como tema estructural la reforma del código procesal penal, en el cual se está trabajando dado que “este código no puede empezar a regir sin el fenómeno del narcotráfico”, además de referirse a otros proyectos de Ley que serán presentados en el mismo sentido, como el de fortalecimiento de la justicia penal del interior del país y de los juzgados federales.