BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de julio de 2019
NOTICIAS
Emiten dictamen sobre los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz
La Comisión de Acuerdos que preside el salteño Rodolfo Urtubey se reunirá este martes para dictaminar sobre los nombramientos de los abogados propuestos por el Ejecutivo para la Corte Suprema. El reclamo por el cupo femenino podría definir la postura de algunos senadores.
14 de marzo de 2016
Los pliegos de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz tendrán su primera prueba de fuego este martes, cuando la Comisión de Acuerdos del Senado se reúna para dictaminar sobre la designación de ambos en la Corte Suprema de Justicia.

El cuerpo que preside el senador peronista Rodolfo Urtubey convocó al debate a partir de las 13 en el Salón Illia, luego de que ambos candidatos a completar el máximo tribunal respondieran preguntas de los legisladores en sendas audiencias públicas.

Una vez que los pliegos obtengan dictamen de comisión podrán ser discutidos en el recinto de la Cámara alta, donde la Constitución Nacional exige el voto favorable de los dos tercios.

Este lunes trascendió que la reunión podría suspenderse, debido a la falta de acuerdo en el seno de los integrantes del Frente para la Victoria respecto de los dos nombramientos. En la comisión presidida por Urtubey, el Frente para la Victoria cuenta con 9 de los 17 integrantes –incluido Urtubey-, Cambiemos tiene 5 y el resto se completa con Adolfo Rodríguez Saá (Interbloque Federal), Oscar Castillo (Fte. Cívico de Catamarca) y Lucila Crexell (Mov. Pop. Neuquino).

En el recinto, podría haber posturas divididas en el seno del bloque kirchnerista, que harían que no todos los senadores voten de la misma manera. En este sentido, podría jugar el reclamo por el cupo femenino en la Corte Suprema, que quedaría con una sola mujer -Elena Highton- si se aprueban los pliegos de Rosenkrantz y Rosatti. De hecho, la rionegrina Magdalena Odarda anticipó que por ese motivo no votaría a uno de los dos nombres propuestos.

La balanza podría inclinarse en favor de Rosatti, quien además cosecha mayor adhesión en el Frente para la Victoria por su condición de peronista y exministro de Justicia de Néstor Kirchner; en cambio, Rosenkrantz genera más resistencia por su vínculo con empresas como Cablevisión y Ledesma.