BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 20 de mayo de 2019
NOTICIAS
Para el quórum, Cambiemos contó con el apoyo de peronistas, socialistas y partidos provinciales
La minoría oficialista contó con el apoyo clave del Frente Renovador, el bloque Justicialista, el Partido Socialista y partidos provinciales para iniciar la discusión del acuerdo con los holdouts. El FpV y la izquierda se sumó luego.
15 de marzo de 2016
No hubo sorpresas: la alianza oficialista Cambiemos -integrada por el Pro, la UCR y la Coalición Cívica- logró quórum con 147 diputados nacionales para iniciar a las 12.24 la sesión especial convocada para tratar el acuerdo que el gobierno de Mauricio Macri selló con los holdouts.

El mérito no lo tuvo el oficialismo, que cuenta con apenas 89 legisladores en un pleno de 257, sino los bloques opositores que bajaron al recinto para iniciar las deliberaciones.

Hablamos del Frente Renovador de Sergio Massa, del bloque Justicialista referenciado en Diego Bossio, del bloque Social Cristiano del bonaerense Darío Giustozzi y del Partido Socialista.

También aportaron para el quórum los bloques minoritarios que responden a los gobernadores de Córdoba (Unidos por una Nueva Argentina), de Chubut (Trabajo y Dignidad), de Neuquén (MPN), de Santiago del Estero (Frente Cívico por Santiago) y de San Luis (Compromiso Federal), además de los monobloquistas Alfredo Olmedo (Salta Somos Todos), el sindicalista Omar Plaini (Cultura, Educación y Trabajo) y Julio Raffo (ex Proyecto Sur).

Se espera que todos ellos también voten a favor del proyecto oficial, que autoriza al Gobierno a pagar en efectivo 11.864 millones de dólares a los holdouts -tenedores de bonos en default que no entraron a los canjes de 2005 y 2010-, mediante la toma de deuda por el mismo monto.

Los bloques que no dieron quórum debido a su rechazo al proyecto fueron el Frente para la Victoria-PJ y sus aliados, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Libes del Sur de Victoria Donda y la diputada Alcira Argumedo (Proyecto Sur). No obstante, todos ellos se sentaron en sus bancas una vez iniciada la sesión, dispuestos a hacer oír su voz en contra.

El kirchnerismo demostró así tener unidad interna, luego de que el sector del peronismo tradicional amagara con dar quórum. Como detalle adicional, todos pusieron banderas argentinas sobre sus bancas.