BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 23 de mayo de 2019
NOTICIAS
Laspina justificó el acuerdo con los holdouts: “No queremos ajuste fiscal o inflacionario”
En nombre del oficialismo, el presidente de la Comisión de Presupuesto basó justificó el proyecto por la necesidad del país de terminar el default y volver a tomar deuda para hacer obras públicas que “mejoren la calidad de vida”. Insistió en que es la mejor solución frente al déficit fiscal.
15 de marzo de 2016
Una vez más, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Luciano Laspina, encabezó la defensa del proyecto de ley enviado que habilita al Gobierno tomar deuda externa para pagarle 11.864 millones de dólares a los holdouts y salir así del default.

“(Se trata de) poner fin a una saga que llevó a nuestro país a una situación que por lamentable no deja de ser insólita. Argentina consumió unos 55 millones de dólares de sus reservas en pagos a acreedores externos de 2005 en adelante, incluyendo al FMI, e incluye casi la totalidad de su deuda en default y ha imposibilitado a los argentinos hacer las obras que se necesitan”, comenzó el diputado del Pro su presentación en la sesión de este martes.

“No es cuestión de buscar culpables en el paso sino encontrar soluciones al presente”, agregó el santafesino, que aseguró “el presidente Macri vino a traer soluciones para todos los argentinos”.

En este marco, Laspina enfatizó que “la falta de créditos públicos la sufre la gente, en particular los que menos tienen, los que necesitan obras de infraestructura para mejorar su calidad de vida: cloacas, hospitales, escuelas que faltan a lo largo y ancho del país”.

Según el economista, el oficialismo busca con este proyecto “cumplir con una promesa de campaña: solucionar el problema de los bonistas que no aceptaron los canjes y dar vuelta esta página definitivamente”.

Otra “razón política” del acuerdo, dijo, es “cumplir con los acreedores que entraron a los canjes de 2005 y 2010”, “aquellos que necesitan cobrar lo que les corresponden”.

Laspina aseguró luego que la negociación del Gobierno fue “tremendamente exitosa” porque de los 18 mil millones de dólares de deuda original se acordó pagar menos de 12 mil millones de dólares. Se trata, dijo, de una “quita esperada del 38 por ciento a una quita de los intereses acumulados equivalente al 56 por ciento”.

En tal sentido, anunció que el oficialismo aceptó como tope de endeudamiento 12.500 millones de dólares, como pidió la oposición.

Por otra parte, el presidente de la Comisión de Presupuesto destacó que el Gobierno logró importantes “beneficios” con este acuerdo. Señaló en ese sentido que “cambiamos una deuda que crece a más del 8,5 por ciento por otra que rinde menos del 7,5 por ciento”, lo que significa un “ahorro de 10.000 millones de dólares para el futuro”, sumado a un “ahorro adicional: la reducción de la tasa de interés por la normalización de la deuda pública”.

Al final su alocución, el diputado del Pro retomó la serie de advertencias formuladas por el Gobierno, acerca de que la toma de deuda es la mejor solución frente al déficit fiscal. Sostuvo al respecto que el rechazo del acuerdo “nos pondría ante una alternativa de hierro que los argentinos queremos evitar: no queremos el ajuste fiscal o el ajuste inflacionario que propone el kirchnerismo. Queremos ir por la vía del crecimiento, de que se hagan las obras necesarias para que Argentina vuelva a crecer”.