BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de julio de 2019
NOTICIAS
Recalde cerró recordando la historia de la deuda externa
Cuestionó que el Gobierno actual criticara a su antecesor, lo cual sostuvo que “no es una buena señal” ante los foros internacionales, porque da muestras de “un país inestable e impredecible”.
16 de marzo de 2016
En su discurso de cierre, el titular del bloque Frente para la Victoria, Héctor Recalde, trazó un recorrido de la historia de la deuda externa, desde el siglo XIX a la actualidad. Mencionó a quienes se endeudaron y los que se desendeudaron. “Con Perón es el único momento en el que llega la deuda a 0”, leyó, munido de bibliografía de Norberto Galasso.

En el futuro, la deuda solo descendería con el gobierno de Arturo Illia, aunque también luego en los 49 días de Héctor J. Cámpora también se redujo un poco.

El recorrido de Recalde pasó por Martínez de Hoz y Domingo Cavallo, para llegar a Raúl Alfonsín, a quien también dijo rendirle homenaje. Luego, Carlos Menem arregló a favor de los acreedores en 1992 con el Plan Brady, recordó. Luego De la Rúa terminó con 132 mil millones de dólares y la caída en default. Finalmente llegó a los gobiernos kirchneristas, que a su juicio “encausaron positivamente la deuda”.

En un discurso leído en su totalidad, Recalde sostuvo que “los problemas derivados del endeudamiento externo constituyen un denominador común” que afecta a países considerados desarrollados o del primer mundo.

El jefe de la bancada FpV destacó que durante el debate se produjo la pérdida de Aldo Ferrer y tras rendirle un homenaje a su memoria, destacó “su activo testimonio teórico y político acerca del tratamiento de la deuda externa”.

Consideró que el Gobierno busca “superar atropelladamente el problema de los fondos buitre”, y aseguró que contrariamente a las inversiones que las autoridades anticipan que llegarán si hay arreglo, por cuanto “ningún inversor argentino o extranjero deja de realizar sus inversiones por el pago a los buitres”.

Recalde remarcó que “no es una buena señal presentarse ante los foros internacionales criticando al Gobierno anterior; esto puede repetirse con el futuro Gobierno y da muestras de un país inestable e impredecible, preocupando a los inversores”.

El legislador kirchnerista calificó de “espejismo” los “aplausos en Davos” y los comparó con otros episodios similares del pasado, incluso durante la dictadura. Aseguró que para los fondos buitre este arreglo representa “un pago tres veces mayor al que aceptó más del 92 por ciento de la deuda original”.

Se quejó porque la oferta fuera planteada antes que el Congreso la debatiera y derogara la Ley Cerrojo, lo cual a su juicio “afecta la soberanía”. Pidió también “no pasar por alto los posibles reclamos de los acreedores reestructurados”, advirtiendo que esto genera “inseguridad judicial, no solo con los acreedores anteriores, sino los actuales”.

Recalde recordó que la oposición pidió un dictamen de la Procuración del Tesoro y el titular de la misma, Juan Carlos Balbín “se declaró incompetente”, en tanto que los abogados consultados también adjudican “bajas chances de éxito” a eventuales planteos de los acreedores, “pero es posible que haya litigios de los que ingresaron al canje; ambas opiniones no descartan totalmente el riesgo. Nadie desconoce que existe un riesgo potencial”.

Con relación al plazo del 14 de abril impuesto por Griesa, remitió a una nota de Sebastián Soler publicada en Página 12, donde señala que en ese caso no pasaría nada. “Singer tendrá que decir si rescinde el acuerdo o no; si lo rescinde, se cae solo el acuerdo suyo, lo cual será una buena noticia”.

Cuestionó también que haya que pagarles a los abogados de Paul Singer. “Le vamos a pagar los honorarios a los abogados que embargaron la fragata”, cuestionó.

“Creo que fue muy mala negociación, el posicionamiento de estado de necesidad para arribar rápido a un acuerdo debilitó la capacidad negociadora”, sostuvo.