BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 20 de mayo de 2019
NOTICIAS
Respaldo unánime de empresarios al acuerdo con los holdouts
Las comisiones de Presupuesto y de Economía continúan con el análisis del proyecto que habilita la toma de 12.5000 millones de dólares para pagarle a los buitres y salir del default.
18 de marzo de 2016
Por tercer día consecutivo, las comisiones de Presupuesto y de Economía de la Cámara de Senadores continúan con el análisis del proyecto de ley que ratifica el acuerdo que el gobierno de Mauricio Macri selló con los holdouts, los tenedores de bonos en default desde 2002.

En esta ocasión, los senadores reciben en el Salón Arturo Illia del Congreso a representantes de cámaras empresarias. Tras un receso, a las 15 será tiempo de los sindicalistas. Antonio Caló y Hugo Moyano (a confirmar) irán por las CGT, en tanto que Luis Barrionuevo lo hará en representación de la CGT Azul y Blanco. A las 17 concurrirá Pablo Michelli, por una de las CTA, en tanto que por la otra lo harán Pedro Wasiesko y Eduardo Basualdo.

Este jueves tuvieron su turno los gobernadores, que en su mayoría respaldaron la toma de deuda por 12.500 millones de dólares para pagarle a los fondos buitre, salir del default y poder reingresar al mercado internacional de créditos a tasas de interés más bajas.

Las exposiciones

El primero en disertar ante los senadores fue Gustavo Weiss, vicepresidente de la Cámara Argentina de la Construcción, quien consideró que "hay una imperiosa necesidad que tiene el país de solucionar este default que empezó en el 2001".

"En un mundo globalizado las inversiones van a venir a la Argentina si nosotros le ofrecemos competitividad", sostuvo el empresario, para quien "cualquier no acuerdo es mucho más costoso que ningún acuerdo".

Weiss también sostuvo que "aunque no me guste sectorialmente es necesario financiar el gasto corriente", al tiempo que reconoció que "el Gobierno anterior hizo un esfuerzo importante pero insuficiente".

Luego expuso Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa de Comercio, quien defendió enérgicamente el acuerdo, con duras críticas al último gobierno de Cristina Kirchner. "Argentina tienen que volver a ser elegible por las finanzas internacionales", comenzó el empresario, quien pidió a los legisladores que "dejen de lado las banderías políticas y piensen solo en la bandera argentina".

"Salir del default significa que la nación, las provincias y los municipios tengan acceso al crédito internacional", subrayó Gabbi, que se manifestó en sintonía con lo expresado por los gobernadores en la ronda de consultas de este jueves. Y agregó: "esperamos salir este año de esta terrible categoría (de mercado fronterizo) si el Poder Legislativo aprueba este acuerdo".

Gabbi también consideró que "tenemos que evitar la aceleración de la deuda porque así se convertiría en algo impagable". En este marco, criticó fuerte al último gobierno kirchnerista: "creo que el gobierno de los últimos años fue terrible para la economía porque no es verdad que nos desendeudamos".

El titular de la Bolsa de Comercio protagonizó un cruce con el senador formoseño José Mayans (FpV), quien cuestionó el tono “político” de su discurso” y expresó su temor porque el 93 por ciento de los tenedores que entraron a los canjes de 2005 y 2010 reclamen mejoras en las condiciones de pago, como las que obtendrán los fondos buitre. "La realidad es que contingencias puede haber pero no hay ninguna contingencia peor que no pagar", le contestó Gabbi.

A continuación fue el turno de Claudio Pérez Moore, presidente del Mercado de Valores (Merval): “esta ley tiende a cerrar el litigio y consideramos que esto va a ser productivo para el ingreso de capitales, que va a tener un costo positivo porque va a bajar el costo de financiamiento”, enfatizó, y agregó que "el verdadero fin del mercado de capitales es ser un puente entre el ahorro y la inversión".

Horacio Torres, presidente de la Caja de Valores, añadió que "el cierre de este conflicto permitirá retomar la normalidad"; mientras que Juan Nápoli, secretario del Merval, opinó que "con este acuerdo nos aseguramos volver a ser elegibles".

En nombre de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Vicente Lourenzo afirmó: "rechazamos la actitud de los fondos buitres pero es importante cerrar este ciclo". Y al igual que sus empresarios preopinantes, remarcó que "es muy importante volver a tener una financiación que nos permita crecer y volver a generar nuevos mercados".

A su turno, el vicepresidente de la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADEBA), Sergio Grinenco, destacó que "para poder crecer necesitamos cada vez más capital y para eso necesitamos tener acceso a los mercados internacionales".

A la vez que Jaime Campos, presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), advirtió que "cualquier vínculo con el mundo está oscurecido por este conflicto".

Alfredo Gutiérrez Girault, en representación del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), apoyó el proyecto de deuda, al señalar que “Argentina necesita dos, dos puntos y medio de financiamiento externo”, que a su juicio significan “10.000 millones de dólares para contribuir a financiar el déficit” fiscal. "De aprobarse, esta ley nos va a permitir recuperar un flujo de inversión extranjera directa", resaltó.