BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 20 de agosto de 2019
COYUNTURA
Detrás de los verdes
Tras la aprobación en Diputados el pago a los holdouts, la cartera de Economía ya se puso a trabajar por la normalización total de las relaciones con los organismos multilaterales. El gran objetivo es el ingreso de divisas.
18 de marzo de 2016
El Poder Ejecutivo está planificando normalizar y profundizar la relación con los organismos internacionales de crédito, con el objetivo de lograr una ampliación de las fuentes de financiamiento que le asegure al país en los próximos meses un importante ingreso de divisas destinado, esencialmente, a obras de infraestructura.

Fuentes del Ministerio de Hacienda de la Nación resaltaron que la visita del presidente estadounidense Barack Obama a la Argentina y el cierre del acuerdo con los holdouts, permitirá transitar ese camino hacia una normalización total de las relaciones con los organismos internacionales.

La estrategia, en definitiva, no es un dato menor, tal como lo explica la propia fuente del Gobierno consultada en el Palacio de Hacienda.

El punto central de esta iniciativa es que al Fondo Monetario no se le va a solicitar ningún tipo de financiación, sino que el objetivo central es tener un diálogo sumamente fluido, serio y responsable por ambas partes.

De esta manera, ese acercamiento y normalización empezaría a concretarse a partir de mediados de abril, cuando se realice en Washington la reunión de la primavera (boreal) del FMI y del Banco Mundial.

Allí se empezaría a forjar, según aseguran en el Ministerio de Hacienda, una agenda de trabajo para que hacia mitad de año haya un principio de revisión de la economía argentina que harían los técnicos del FMI, especialmente de la situación que se heredó y de los distintos cambios y el rumbo adoptado por la presidencia de Mauricio Macri.

En el Gobierno se especula que esto permitiría lograr “el visto bueno” del FMI para que la Argentina pueda negociar a partir del inicio del segundo semestre de este año una ampliación del financiamiento que ya existe con los organismos internacionales, excluyendo el FMI.

“Un punto concreto que se va a empezar a tratar con todo esto es aumentar los programas de crédito que están vigentes con el BID y el Banco Mundial”, aseguraron en Hacienda.

Así, hay algunos asesores que estimaron que durante el segundo semestre, se podría acordar un incremento en los programas que están vigentes actualmente con esos organismos e incluso con la CAF (Banco de Desarrollo).

“Hay muchas obras que se deben terminar y hay una gran cantidad de iniciativas con las provincias que hay que iniciar los trabajos, muchas de las cuales aún no tienen ni siquiera un proceso de licitación encarado”, resaltó otro de los funcionarios consultados.

El resto del monto que se pueda cerrar con los organismos internacionales se orientaría a una mayor cobertura de programas sociales, como por ejemplo, urbanización de villas y zonas carenciadas, y también la financiación de mediano y largo plazo para las exportaciones.