BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 22 de mayo de 2019
NOTICIAS
Senadores se aprestan a firmar dictamen sobre el acuerdo con los holdouts
Tras cinco rondas de consulta, las comisiones de Presupuesto y de Economía proceden a firmar dictamen sobre el proyecto para pagar deuda, pagarle a los fondos buitre y salir del default.
22 de marzo de 2016
Llegó la hora de los dictámenes. Tras cinco reuniones de consulta, los senadores que integran las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía Nacional e Inversiones presentan sus opiniones sobre el acuerdo que el gobierno de Mauricio Macri selló con los holdouts, de cara a la firma de los despachos.

La reunión se realiza desde las 14.20 en el Salón Azul del Congreso, luego de que se realizara la última ronda de consulta con especialistas en materia de deuda pública externa.

Así, los senadores se aprestan a firmar los dictámenes que se debatirán en el recinto el 30 de marzo.

Se espera que los legisladores de la alianza oficialista Cambiemos, junto a senadores del peronismo disidente y un grupo del Frente para la Victoria-PJ, firme dictamen de mayoría aprobando sin modificaciones el proyecto con media sanción de la Cámara de Diputados.

En tanto, otro sector del Frente para la Victoria y de la centro-izquierda firmará un dictamen de rechazo al proyecto oficial, en algunos casos pidiendo modificaciones.

La iniciativa habilita al gobierno de Macri a tomar deuda por 12.500 millones de dólares para cancelar la deuda preexistente de 11.864 millones con los denominados fondos buitre, tenedores de bonos en default.

El debate

La primera en presentar su opinión fue la formoseña Graciela De la Rosa, quien ratificó: “no estoy de acuerdo con el proyecto así como está. Lo votaría con modificaciones que creo son fundamentales”.

La legisladora del Frente para la Victoria dijo no estar de acuerdo “con la derogación de todas aquellas leyes que forman parte de lo que fue la reestructuración 2005-2010, que fue exitosa” ni con “este endeudamiento excesivo” que se propone.

A continuación, el presidente provisional del Senado, el macrista Federico Pinedo, aseguró que se trata de un “acuerdo conveniente” y “beneficioso para el interés general” que permitirá al país volver a tomar deuda a tasas de interés baja para realizar obras públicas en todo el país.

Destacó además que hoy “hay un juez que impide a la Argentina cumplir con sus obligaciones” y que este acuerdo permite cerrar el litigio con los tenedores de bonos en default y pagarle a los bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010. “Cada día que no pagamos, los buitres se llenan de plata", advirtió.

En tanto, el chaqueño peronista Eduardo Aguilar anunció su voto en contra al proyecto oficial. En este marco rechazó el lema “patria o buitres” del kirchnerismo duro pero también que “el endeudamiento sea una panacea que va a resolver los problemas de la Argentina”.

Sobre los acuerdos con los holdouts, dijo que “no los consideramos suficientemente respaldados” y alertó que en algunos casos no se especifican los montos de pago. Criticó además que en ninguno de los acuerdo se discrimina el monto de la deuda, de los honorarios, de los intereses y de los gastos administrativos como para saber qué se paga.

En relación a la prórroga de la cesión de jurisdicción extranjera, Aguilar afirmó que “la Justicia norteamericana no resulta confiable” y que ha firmado fallos perjudiciales para el país.

El mendocino radical Julio Cobos, por su parte, criticó a los fondos buitre pero defendió el acuerdo porque “el mayor riesgo es que esto no se arregle y cuando más se demore es como un taxi que está parado pero que está cobrando, pero sobre todo porque nuestro país no está atravesando un buen momento”. Sostuvo entonces que esto “va a ser un punto de inflexión” que “va a volver a regenerar confianza” para que la economía “recupere inversiones” y vuelva a crecer.

“No existen mayores riesgos judiciales y si existen seguramente no van a prosperar”, agregó luego en relación a las posibles demandas de los bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010 para obtener las mismas condiciones de pago que los holdouts.

La santacruceña kirchnerista María Labado, en cambio, se pronunció en contra de los acuerdos: “no son los mejores para la Argentina, no son las mejores negociaciones”, dijo en línea con lo manifestado por el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo López, en su presentación ante el Senado.

A su juicio, el “primer error” es que Macri acordó con los buitres y luego envió los arreglos al Congreso para ratificarlos, cuando la Constitución delega en el Parlamento el manejo de la deuda pública externa.

Criticó luego que “se canceló” que la comisión bicameral sobre la deuda “sea investigadora”, que en los acuerdos no se hagan liquidaciones para saber qué se paga, y que “se tome nueva deuda para pagar deuda”.

“No estoy dispuesta a acompañar el endeudamiento del pueblo argentino por los principios doctrinarios que llevo”, sostuvo Labado, que recordó a Néstor Kirchner: “supo sacar a la Argentina adelante, supo pagarle al Fondo Monetario” para devolverle “autonomía económica” al país.