BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 25 de junio de 2017
INFORMES
Bancas con aroma a mujer
El último recambio legislativo favoreció la presencia de mujeres en la Cámara de Diputados, pero con sabor agridulce: hay cinco más, pero sólo presiden 11 de 44 comisiones. En el Senado, donde en la pasada década no hubo grandes variaciones, hay una legisladora más.
2 de mayo de 2016
Por Carolina Ramos

Cuando Michelle Obama habló ante jóvenes estudiantes argentinas, se refirió a la necesidad del protagonismo femenino en las instituciones y los ámbitos de decisión. “Necesitamos que las mujeres sean líderes en el Congreso Nacional y en la Casa Rosada”, sostuvo la primera dama de Estados Unidos en el Centro Metropolitano de Diseño en Barracas, durante la visita del presidente Barack Obama a nuestro país. Lo hizo con ejemplos concretos: mencionó a María Eugenia Vidal, “la primera mujer en gobernar la provincia de Buenos Aires”, y a Margarita Barrientos, fundadora del comedor “Los Piletones”.

El rol relevante de la mujer en la política argentina de los últimos años tiene un sólido sustento en datos y estadísticas. En el Parlamento, donde actúa la Ley de Cupo, la composición actual ofrece un buen porcentaje de mujeres: 38 por ciento en la Cámara de Diputados y 40 por ciento en el Senado. En el primer caso, las mujeres son 97 frente a 160 hombres, mientras que en el segundo 30 frente a 43.

En rigor, los números en Diputados se modificarán próximamente, cuando en lugar de Guillermo Bellocq -fallecido la última semana- asuma Brenda Lis Austin, con lo cual habrá 98 mujeres y 159 hombres.

La presencia femenina se vio favorecida con el último recambio legislativo. El aumento fue mucho más significativo en la Cámara de Diputados, donde hay cinco legisladoras más que en el período 2014-2015. Mientras tanto, en el Senado se registran dos mujeres más con respecto al mismo período, aunque hay una tendencia a mantener el porcentaje. Los datos surgen de un informe elaborado por la Fundación Directorio Legislativo, que da cuenta de la variación de la composición parlamentaria en términos de género en los últimos 10 años.

Según el relevamiento, el período 2008-2009 fue donde hubo mayor cantidad de diputadas: un total de 102. Un fuerte contraste con respecto al período 2006-2007, cuando se registró la marca más baja, con apenas 91 mujeres -es decir, un 5 por ciento menos-. Paradójicamente, esos años fueron los más prósperos para las mujeres en el Senado, donde había 31 (43 por ciento). El récord negativo en esa cámara tuvo lugar entre 2010 y 2011, con sólo 26 legisladoras (36 por ciento).

Siete diputadas son presidentas de bloque. Es emblemático el caso de la alianza Unidos por una Nueva Argentina, donde Graciela Camaño y Claudia Rucci se convirtieron en titulares de los bloques referenciados en Sergio Massa y en José Manuel de la Sota, respectivamente. La lista continúa con Elisa Carrió (Coalición Cívica), Alicia Ciciliani (Partido Socialista), Victoria Donda (Libres del Sur), Elia Lagoria (Trabajo y Dignidad) y María Inés Villar Molina (Movimiento Popular Neuquino). Otras seis mujeres constituyen sus propios monobloques: son Margarita Stolbizer, Myriam Bregman, Cristina Cremer de Busti, Alcira Argumedo, Ana Copes y Graciela Caselles.

Pero las elecciones legislativas de 2015 dejaron en estos términos cierto sabor agridulce. Así como aumentó la proporción de mujeres, su protagonismo se ve reducido en el ámbito de las comisiones: sólo 11 de 44 cuerpos de trabajo dedicados al análisis pormenorizado de los proyectos son manejados por mujeres -resta designar una presidencia para completar las 45 comisiones-.

Del otro lado del Salón de Pasos Perdidos, sólo una senadora es presidenta de bloque: Laura Rodríguez Machado, la cordobesa que quedó al frente del Pro en la Cámara alta. Pero también hay tres monobloques femeninos, los de Magdalena Odarda (Coalición Cívica), Miriam Boyadjian (Movimiento Popular Fueguino) y Cristina Fiore Viñuales (Pares), exintegrante del FpV.

En noviembre pasado se cumplieron 25 años desde la histórica sanción de la Ley de Cupo Femenino 24.012, que establece que las listas de candidatos a diputados y senadores nacionales deben tener al menos un 30 por ciento de mujeres. No han sido pocos los intentos por esquivar la norma: en uno de los casos más recordados de los últimos años, el piquetero Raúl Castells se negaba a que asumiera la diputada electa Ramona Pucheta y reclamaba para sí esa banca.

Ahora, diputadas y senadoras van por el cupo femenino en la Corte Suprema de Justicia, que quedará con una sola mujer si el Senado aprueba los nombramientos propuestos por el Gobierno. En los últimos meses, el Congreso se inundó de proyectos de ley para garantizar la equidad de género en el Máximo Tribunal, en un reclamo empujado por organizaciones de la sociedad civil. ¿Se llegará a tiempo?

Aquí están, ellas son

CÁMARA DE DIPUTADOS

FpV (32): Cristina Alvarez Rodríguez, Cristina Britez, Analuz Ailén Carol, Nilda Carrizo, Graciela Caselles, Sandra Castro, Diana Conti, Lucila De Ponti, Juliana Di Tullio, Gabriela Estévez, Araceli Ferreyra, Silvina Frana, Ana Carolina Gaillard, Miriam Gallardo, María Teresa García, Nilda Garré, Josefina González, Dulce Granados, María Isabel Guerín, Silvia Horne, Ana Llanos, Inés Lotto, María Massín, Liliana Mazure, Mayra Mendoza, Sandra Mendoza, Verónica Mercado, Analía Rach Quiroga, Fernanda Raverta, Mirta Alicia Soraire, María Emilia Soria y Luana Volnovich.

Pro (13): Samanta Acerenza, Susana Balbo, Alicia Besada, Yanina Gayol, Gladys González, Anabella Ruth Hers Cabral, María Laura Lopardo, Silvia Lospenatto, Ana Laura Martínez, Soledad Martínez, Karina Molina, Gisela Scaglia y Cornelia Schmidt-Liermann.

UCR (12): Gabriela Albornoz, Karina Banfi, María Gabriela Burgos, Ana Carla Carrizo, María Soledad Carrizo, Patricia Giménez, Stella Maris Huczak, Alejandra Silvia Martínez, Olga Rista, María de las Mercedes Semhan, Susana María Toledo y María Clara del Valle Vega.

Federal Unidos por una Nueva Argentina (10): Graciela Camaño, María Ehcosor, Mónica Litza, Vanesa Massetani, Mariana Morales, Cecilia Moreau, Marcela Passo, Carla Pitiot, María Liliana Schwindt y Mirta Tundis.

Unidos por Una Nueva Argentina (4): María Eugenia Brezzo, Adriana Nazario, Blanca Rossi y Claudia Rucci.

Frente Cívico por Santiago (3): Norma Abdala de Matarazzo, Graciela Navarro y Mirta Pastoriza.

Coalición Cívica-ARI (3): Elisa Carrió, Leonor Martínez Villada y Alicia Terada.

Partido Socialista (3): Alicia Ciciliani, Gabriela Troiano y Gabriela Troiano.

Compromiso Federal (2): Berta Arenas y Ivana Bianchi.

Libres del Sur (2): Graciela Cousinet y Victoria Donda.

Justicialista (2): Evita Isa y Teresita Madera.

Trabajo y Dignidad (1): Elia Nelly Lagoria.

Frente Cívico y Social de Catamarca (1): Myrian del Valle Juárez.

FIT (1): Soledad Sosa Capurro.

Movimiento Popular Neuquino (1): María Inés Villar Molina.

Bloque del Bicentenario (1): Teresita Villavicencio.

GEN (1): Margarita Stolbizer.

PTS-Frente de Izquierda (1): Myriam Bregman.

Unión por Entre Ríos (1): María Cristina Cremer de Busti.

Proyecto Sur (1): Alcira Argumedo.

Frente Renovador de la Concordia (1): Silvia Risko.

Demócrata Progresista (1): Ana Copes.



CÁMARA DE SENADORES



FpV-PJ (19): Hilda Aguirre, Ana Almirón, Inés Blas, Graciela de la Rosa, Liliana Fellner, Anabel Fernández Sagasti, Virginia García, Silvina García Larraburu, Sandra Giménez, Nancy González, Ada Rosa Iturrez de Cappellini, Sigrid Kunath, María Ester Labado, María Laura Leguizamón, Mirtha Teresita Luna, Beatriz Mirkin, María Inés Pilatti Vergara, Marina Riofrío y María de los Angeles Sacnun.

UCR (3): Silvia Elías de Pérez, Silvia del Rosario Giacoppo y Pamela Verasay.

Unión Pro (2): Laura Rodríguez Machado y Marta Varela.

Compromiso Federal (1): Liliana Negre de Alonso.

Peronismo Pampeano (1): Norma Durango.

Movimiento Popular Neuquino (1): Carmen Lucila Crexell.

Pares (1): María Cristina Fiore Viñuales.

Frente Progresista CC-ARI (1): María Magdalena Odarda.

Movimiento Popular Fueguino (1): Miriam Boyadjian.