BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 11 de diciembre de 2019
NOTICIAS
Malcorra defendió fuerte el Mercosur y el “cambio de tono” en la causa Malvinas
La ministra de Relaciones Exteriores expuso su plan de gestión ante un plenario de comisiones: subrayó que el Mercosur es “central” para que Argentina se “inserte en el mundo” y aseguró que el presidente no declinará en el reclamo por la soberanía de las islas. También habló de Venezuela y de Donald Trump.
1 de junio de 2016
En la que fue su primera exposición ante la Cámara de Diputados en sus casi seis meses de gestión, la canciller Susana Malcorra realizó un fuerte llamado al fortalecimiento del Mercosur, defendió el “cambio de tono” en el diálogo con Gran Bretaña por la causa Malvinas y hasta sorprendió con sus declaraciones sobre la situación Venezuela a contramano de las opiniones vertidas por sus pares del oficialismo.

La jefa de la diplomacia argentina expuso durante casi tres horas ante las comisiones de Relaciones Exteriores y de Mercosur, a cargo de Elisa Carrió (Coalición Cívica) y Guillermo Durand Cornejo (Unión Pro), en el Anexo C de la Cámara baja.

No se privó de hablar casi de ningún tema: de la “crisis” en Brasil, del posible triunfo de Donald Trump en Estados Unidos e incluso de su candidatura a la secretaría general de Naciones Unidas, que llamó a “apostar como una política de Estado”.

Mercosur

El tema del Mercosur fue el primero y el más comentado por la canciller argentina, lo que llamó la atención por el acercamiento del presidente Mauricio Macri a la Alianza del Pacífico, un acuerdo de libre comercio que rige entre países de la región.

“La inserción para nosotros parte sin lugar a dudas del Mercosur, que es central para nuestra capacidad de insertarnos en el mundo. Advertimos una necesidad de fortalecimiento, de crecimiento y de eliminación de barreras que han sido autoimpuestas", declaró Malcorra al respecto. Y para no dejar dudas, agregó: “hagamos más Mercosur, no menos”.

Pero las afirmaciones de la ministra no despejaron las dudas del kirchnerismo, quien remarcó en varias oportunidades el interés del presidente en acuerdos de libre comercio. “¿Por qué dijo que ‘el ALCA no es una mala palabra’? (…) ¿Qué vamos a hacer con el Transpacífico? (…) Hay declaraciones concretas que van para un lado, después hablamos acá y vamos para otro lado”, observó Axel Kicillof.

La respuesta fue cordial. “Si hay alguna interpretación de algún oscurantismo o de alguien haciendo algo distinto, yo le estoy dando la posición oficial de la cancillería y del Gobierno”, reaccionó Malcorra.

Y precisó sobre el bloque regional: “Creemos en firme en el Mercosur, no por razones teóricas sino porque nos posiciona mejor como bloque para negociar con otros bloques. Es una posición práctica y utilitarista. El Mercosur está mucho más fuerte pero tiene un largo camino” por recorrer (…) Desde el Mercosur debemos trabajar de manera coordinada y, reconozcamos, las asimetrías son un tema”.

Brasil, Venezuela y OEA

La ministra de Relaciones Exteriores evitó emitir una opinión política sobre la “crisis” en Brasil. No obstante aseguró que “el proceso del impeachment (por el cual se suspendió a Dilma Rousseff) ha cumplido con todas las formas legales” y que “una cosa es la formalidad legal y otra la forma de legitimidad del proceso y hay quienes cuestionan la legitimidad del proceso”.

Pero mayor relevancia tuvo sus declaraciones sobre la situación en Venezuela, luego de que el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, invocara a la cláusula democrática de la carta orgánica del organismo para analizar la suspensión de este Estado. Así, lejos de las expresiones despectivas de los dirigentes de Cambiemos sobre el gobierno de Nicolás Maduro, Malcorra aseguró que el “diálogo” es el único camino para enfrentar este problema y dejó en claro que las autoridades venezolanas fueron electas democráticamente.

La respaldó nada menos que Elisa Carrió: “no es el momento de hacer jugar la carta democrática (…) se puede tener una estrategia de confrontación que puede llevar al narcomilitarismo”, advirtió la diputada oficialista. Macri, precisamente, fue uno de los que había alentado la posibilidad de expulsar a Venezuela de la OEA por tener un régimen “autoritario”.

La respuesta del kirchnerismo no tardó en llegar. “En Brasil vemos un golpe blanco”, reaccionó el mendocino Guillermo Carmona, quien presidió la Comisión de Relaciones Exteriores durante el último gobierno de Cristina Kirchner. Pero se mostró más tranquilo sobre el otro tema: “reconocemos que se avance el diálogo en Venezuela”.

En otro orden, Malcorra defendió la participación de Argentina en los distintos organismos internacionales y rechazó reemplazar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) por la OEA.

E interrogada por Victoria Donda (Libres del Sur), la ministra sostuvo que la crisis presupuestaria que denuncia la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es “una oportunidad para que tengamos una conversación seria y que salga un financiamiento sostenible tanto para la Comisión como para la Corte” Interamericana de Derechos Humanos.

Causa Malvinas

En relación a sus lineamientos de gestión, Malcorra aseveró que "fundamentalmente vemos la política exterior como una política de inserción. Y esto parte de la premisa de que integrarse al mundo es una oportunidad, no una amenaza. Lo que no quiere decir que seamos inocentes, porque en la integración hay asimetrías y cuestiones de diferencias de poderes". "Siempre los intereses de la Argentina deben estar en el centro" de la discusión, enfatizó la canciller.

Insistió entonces que el objetivo de la Cancillería es “proyectarnos al mundo” e “intentar trabajar con todos (los países) partiendo las cosas que tenemos en común”.

Reconoció no obstante que hay temas de conflicto con otros países, como la cuestión Malvinas en el caso de Gran Bretaña. “Intentamos trabajar en el 80 por ciento” de cosas en común con los ingleses, resaltó Malcorra y agregó que “en el 20 por ciento” restante se busca “ver de qué manera uno puede establecer pequeños pasos de construcción de alguna confianza mutua, en el entendimiento de que la causa va a llevar mucho tiempo para resolverse”.

En este sentido, aseguró que “estamos cambiando el tono” del diálogo que mantenía la gestión kirchnerista con Gran Bretaña, aunque dejó en claro que el presidente Mauricio Macri no declinará en defender la soberanía argentina sobre las islas por tratarse de una política de Estado y de un mandato constitucional.

Donald Trump

Malcorra también se refirió a unos de los temas que más preocupación genera a nivel mundial: el posible triunfo del magante republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

“¿Qué pasa si gana Trump? ¿Qué efectos puede tener sobre la política global y regional?”, la interrogó Elisa Carrió. Pero no hubo una respuesta clara. “Es tan imprevisible lo que pude ser la política exterior (…) Hay una enorme preocupación en función de algunas aseveraciones que ha hecho el candidato Trump”, contestó la canciller.