BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 22 de julio de 2019
NOTICIAS
Alperovich dice que el kirchnerismo se terminó
No dejará el bloque de senadores que integra, pero sí lo harían los diputados tucumanos que hasta ahora integran la bancada que conduce Héctor Recalde.
18 de junio de 2016
La condición de tucumano de José López lleva a José Alperovich a tener que dar explicaciones seguido. El viernes, se refirió a la detención del exsecretario de Obras Públicas aclarando que había figurado al frente de la lista de candidatos para el Parlasur, porque “Cristina lo pidió”, y este sábado directamente se distanció del kirchnerismo.

Quedó claro con la definición que soltó este fin de semana, al declarar sin vueltas que “el kirchnerismo se terminó”. El exgobernador tucumano señaló que él “no tenía una buena relación” con la expresidenta de la Nación.

Ante esta situación, se plantean dudas respecto de su participación en el Congreso, donde es senador nacional. Al respecto, se apresuró a aclarar que seguirá dentro de la bancada que encabeza Miguel Angel Pichetto, por cuanto ese bloque “es peronista”. No así los diputados, donde abrió la posibilidad de que los tucumanos emigren del bloque FpV-PJ.

Al respecto, Alperovich señaló a La Gaceta de Tucumán que “puede ser que en Diputados armemos un bloque nuevo, porque el FpV es más intransigente”. Apuntó en ese sentido que “estamos evaluando uno con (José) Orellana, Miriam Gallardo y una persona más”.

Cabe recordar que Miriam Gallardo viene votando distinto que el resto del bloque. Así lo hizo en el debate sobre el pago a los holdouts, y lo repitió el miércoles pasado con el pago a jubilados y el blanqueo. Lo mismo hizo Orellana, que en realidad no integra el bloque FpV, sino el bloque unipersonal Primero Tucumán. Completan la representación tucumana del FpV Nilda Carrizo, Walter Santillán y Mirta Soraire.

Esta última no solo es kirchnerista, sino que integra la agrupación de Alicia Kirchner Kolina y hasta es santacruceña; Santillán es de La Cámpora igual que Nilda Carrizo.

El senador Alperovich dijo que “no tenía una buena relación con Cristina” y sostuvo muy drástico ante la pregunta de si el kirchnerismo se terminó que “no tengo dudas”.

Pese a ello, apoyó doce años toda la gestión kirchnerista. Explicó al respecto que “muchas veces se votaron leyes con las que no estaba de acuerdo pero, como gobernador, tenía que defender los intereses de Tucumán y eso era traer la mayor cantidad de obras y de recursos”. Admitió que “sabía que si actuaba distinto, se perjudicaba la provincia”.