BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 13 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Ley de Tierras: Decreto de Macri facilita la compra a extranjeros
Para “alentar inversiones extranjeras”, el presidente cambió la reglamentación de la norma sancionada en 2011 por el kirchnerismo; quiere una nueva ley.
1 de julio de 2016
Mauricio Macri modificó la reglamentación que hiciera Cristina Kirchner de la Ley de Tierras (26.737) y volvió más laxas las restricciones para la venta de campos a extranjeros que dictó el Congreso en diciembre de 2011 por impulso de la expresidenta.

En este marco, desde el oficialismo dejaron trascender que impulsarán una nueva norma para eliminar los topes, algo que promete una fuerte polémica habida cuenta de que dirigentes de la UCR, Elisa Carrió y peronistas siempre defendieron la necesidad de límites a la extranjerización de tierras rurales.

El subsecretario de Asuntos Registrales del Ministerio de Justicia de la Nación, Martín Borrell, explicó que el decreto reglamentario 820/16 publicado el miércoles en el Boletín Oficial busca facilitar la llegada de inversiones productivas de capital extranjero en todo el país a través de la regulación de situaciones que no habían sido contempladas en el decreto 274 del 2012, que legalizó el límite a la extranjerización del suelo nacional.

"El reglamento, en los límites que le fija la ley, allana y favorece el camino a las inversiones extranjeras productivas, virtuosas y a largo plazo, en el país", indicó Borrelli a la agencia oficial Télam.

La Ley de Tierras tuvo por finalidad establecer límites a la titularidad por parte de extranjeros de tierras rurales en la Argentina, disponiendo el artículo cinco que a través de un reglamento se determinase los requisitos a observar por las personas físicas y jurídicas extranjeras para acreditar el cumplimiento de las disposiciones de tal norma.

Según explicaron a Télam voceros del Ministerio de Justicia, "el Decreto 274/12 cumplió en forma parcial e incompleta con ello, no previendo situaciones que surgen frecuentemente en el comercio e inversiones inmobiliarias", y remarcaron que "el nuevo Código Civil y Comercial en el 2015 produjo nuevas lagunas regulatorias".

Cambios

Por un lado, el nuevo decreto define que se considera titular extranjero a quien sea titular de "más del 51% del capital social de una persona jurídica". En cambio, la iniciativa del kirchnerismo definía como extranjero a quien sea titular de "un porcentaje superior al veinticinco por ciento (25%)".

Por otro lado, la nueva reglamentación pone reparos a otro punto central de la ley que sancionó el kirchnerismo en la que advierte que los titulares extranjeros no pueden adquirir más de 1000 hectáreas cada uno, o su equivalente en la zona núcleo -que es la más productiva y está delimitada en el norte bonaerense, el sudeste de Córdoba y el sur de Santa Fe-.

En cambio, el nuevo decreto presiona a las provincias para que en los próximos 30 días definan esas "equivalencias", en alusión a los límites de hectáreas que se pueden adquirir en cada distrito. En caso contrario, la resolución del Gobierno advierte que el Consejo Interministerial de Tierras Rurales "fijará las equivalencias".

Por otra parte, el Gobierno definió también que no habrá restricciones para aquellas tierras que se encuentren en "Zona Industrial", "Área Industrial" o "Parque Industrial". El decreto indica que "dicha superficie no será computada a los fines de los límites fijados" en la Ley de Tierras Rurales.

Por tanto, las zonas industriales no tendrán límite del 15% del territorio nacional, provincial o municipal; ni las 1000 hectáreas en zona núcleo, ni estarán afectados por el artículo que sostiene que "en ningún caso" personas físicas o jurídicas "de una misma nacionalidad extranjera, podrán superar el treinta por ciento (30%) del porcentual asignado en el artículo precedente a la titularidad o posesión extranjera sobre tierras rurales".

Hacia una nueva ley

"Este decreto busca destrabar las inversiones de afuera, hasta que tratemos de fondo un nuevo proyecto", explicó un alto funcionario del Gobierno, según consignó El Cronista.

La ley fija el 15% como límite de toda titularidad de dominio o posesión de tierras rurales en el territorio nacional, provincial, y municipal, por parte de extranjeros. "Esa ley es una locura. Los extranjeros llegaron a tener como máximo el 6% de las tierras", explicaron en Casa Rosada.

Trascendió entonces que el oficialismo ya impulsa un proyecto de ley que busca consensuar con los senadores para no poner límites a la compra de tierras. "Si extranjeros llegan a comprar más del 15%, eventualmente, podemos ver si se limita la venta", analizan en el macrismo.