BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 23 de marzo de 2017
ENTREVISTAS
“Estamos saliendo de un sistema parlamentario basado en la confrontación violenta”
“Un poco estresante”. Así define Federico Pinedo la tarea que debe emprender día a día en la Cámara alta, a partir del hecho de que el oficialismo es minoría allí. Pero resalta orgulloso que “se han aprobado leyes muy importantes que la Argentina necesitaba”.
15 de julio de 2016
Por Agustín Alvarez Parisi y Luis A. Soria

Presidente de la Nación por doce horas, Federico Pinedo fue el hombre “bisagra” de la curiosa transición entre el Gobierno anterior y el actual. Lo hizo a partir de su condición de presidente provisional del Senado, que acababa de asumir a partir del primer acuerdo entre el oficialismo y la oposición alcanzado en la Cámara alta. Es que allí Cambiemos adolece de la mayor desproporción numérica que recuerde un Gobierno democrático. El, como autoridad de la Cámara y a partir de ello una de las principales espadas del oficialismo, el principal protagonista de esa pulseada que se da diariamente entre ambas partes en el Senado. Hasta ahora les va bien.

- Teniendo en cuenta que en ambas cámaras el oficialismo es minoría, ¿cuál es el balance que usted hace de lo realizado hasta aquí en el Congreso?

- Yo creo que ha habido una actitud muy responsable y muy seria por parte de la oposición, orientada a pensar qué es lo que necesitaba la Argentina; es decir, no de todos, pero de la mayoría de la oposición. Y también el Gobierno ha tendido a hacer propuestas razonables en mi criterio y que buscaron el consenso haciéndose las modificaciones que las distintas partes creían que eran importantes. Y esa combinación nos está permitiendo hasta ahora salir de un sistema parlamentario basado en la confrontación violenta y en el no diálogo. Diálogo es razonar en conjunto y si uno no escucha lo que el otro opina o propone no podes razonar con él. Es como que estamos haciendo un cambio de cultura y a medida que las cosas se van logrando, que las distintas leyes se van aprobando con las modificaciones que la oposición considera necesarias, vamos construyendo una nueva cultura de colaboración y no de conflicto.

- Es decir que primó el consenso y el diálogo en este tiempo…

- Primó la búsqueda de colaboración frente a una situación crítica de la Argentina. Me parece que eso en la medida que se mantenga podrá ir generando una cultura de colaboración que siempre es más productiva que la cultura del conflicto.

- Teniendo en cuenta que el bloque del Frente para la Victoria es ampliamente mayoritario en el Senado, ¿qué rol le asigna en estos consensos al presidente del bloque Miguel Angel Pichetto?

- Creo que Pichetto es un hombre de Estado, una persona que privilegia las necesidades del Estado argentino por encima de conveniencias partidarias del momento. Es una persona que tiene que estar convencida de algo para impulsarlo, por lo que hace a la experiencia que nosotros tenemos y que tiene un trabajo muy grande de búsqueda de consenso tanto en su propio bloque, como en los bloques hermanos de la cámara baja. Muchas veces las leyes importantes se han hecho rápido y eso requería que se hicieran muchas modificaciones solamente en una cámara, por lo que varias veces los senadores del peronismo fueron a trabajar juntos con los diputados peronistas para que después el proyecto no sufriera más modificaciones en el Senado.

- ¿Se siente cómodo en este cargo de presidente provisional del Senado?

- Es un poco estresante, cuando uno siente que la Argentina necesita que ciertas leyes se aprueben y tenemos una Cámara donde el principal partido opositor tiene en su bloque 43 senadores y el oficialismo tiene 15, uno se pone un poco estresado... Pero bueno, hemos ido llevando nuestra tarea con respeto y tratando de generar confianza, cosa que poco a poco espero que se vaya logrando.

- ¿Cómo se sale de este estrés político?

- No se sale nunca, porque terminás una votación que consideras que es fundamental, como el tema de la deuda por ejemplo, y al día siguiente te dan un cachetazo con el tema de la ley antidespidos; o terminás la ley del blanqueo y al día siguiente tenés el tema de la tarifas... Así que siempre tenés temas complejos.

- Se han aprobado leyes importantes que el Gobierno y el país necesitaba…

- Sí se han aprobado leyes muy importantes que la Argentina necesitaba para que su sector productivo tuviera financiamiento barato para poder producir y generar trabajo. Y la ley de regularización de deudas, que es el tema de los holdouts o de los fondos buitres, y la ley del blanqueo, que si tiene éxito va a permitir que el Gobierno se retire del mercado de créditos y que todo el crédito que hay para la Argentina se destine para el sector productivo eso va a modificar sustancialmente la producción en nuestro país.

- Ya ingresó al Senado un proyecto de ley del Poder Ejecutivo para actualizar el Fondo del Conurbano Bonaerense. ¿Cuáles son sus fundamentos?

- Son modificaciones de impuestos, porque básicamente la provincia de Buenos Aires ha ido perdiendo coparticipación sistemáticamente y la ha ido perdiendo porque el Gobierno anterior decidió que quería tener el control sobre el gobernador y no le daba recursos ni para pagar los sueldos, y mantenía esta situación de inequidad inaceptable. En el año 2001 eran 650 millones de dólares y ahora deben ser 40 millones de dólares, fíjese la diferencia.

- ¿Esta situación a quién afecta mayormente?

- Es un tema dramático, porque el 36% de los pobres de la Argentina que están en la provincia de Buenos Aires no tiene los recursos para ser atendidos, y no tiene los recursos porque cada año la provincia de Buenos Aires va perdiendo parte de los recursos de coparticipación en favor de otras provincias. Se llega a un punto que la situación es ridícula: la provincia de Buenos Aires ahora está cobrando el 0,13 por ciento de lo que cobraba cuando se estableció el Fondo del Conurbano. Entonces esto lleva a una situación de colapso, no para una administración política, sino para los más pobres de la Argentina.

- ¿Este proyecto de ley es impulsado por la gobernadora María Eugenia Vidal?

- Sí, es un proyecto de la gobernadora bonaerense que está abierto a la discusión y de lo que se trata es de que la provincia de Buenos Aires deje de perder recursos todos los años, que los pierde porque tiene un monto de ingresos que está fijo en pesos desde el año 2001, mientras todas las demás provincias actualizan con la inflación sus ingresos, la provincia de Buenos Aires no. Entonces cuando tenés el 700% de inflación en el medio la situación es catastrófica.

- ¿Cómo ve el contexto legislativo y político para avanzar con esta ley?

- No cabe duda de que se va a tener que discutir y que algo hay que hacer con la provincia de Buenos Aires, porque no se puede condenar a la pobreza extrema sin atención a un sector que es un tercio de la Argentina. Nadie pude pensar que es razonable que la provincia de Buenos Aires, que genera el 40% del PBI de la Argentina cada año, tenga menos recursos para los sectores menos favorecidos.

- La senadora Magdalena Odarda, de Río Negro, ha dicho que si esta ley afecta los intereses de su provincia, ella se opone porque además se volvería al centralismo…

- Creo que los senadores tienen una doble lealtad: por un lado una lealtad a su provincia, y por otroa lado una lealtad social a los que menos tienen. Me parece que esto es muy evidente, con la senadora Odarda incluida. Porque además la senadora permanentemente ha hecho iniciativas por los que menos tienen.

- ¿En estos siete meses del Gobierno de Macri qué ha sido lo positivo y qué lo negativo?

- Lo positivo es una mirada de país que tiene el presidente Macri, que la mantiene con mucha firmeza, que es un país que está tomando las medidas que van a permitir que muchos argentinos consigan trabajo. La obsesión del presidente es generar trabajo y es consciente de que además de generar trabajo, hay que generar trabajo de calidad y para eso hay que tener educación de calidad. Está muy obsesionado con eso y creo que muchos de la oposición no le creen cuando el presidente dice que esa es su obsesión. Pero bueno, los que se vayan dando cuenta de que esa es su obsesión van a tender a ser más colaborativos en el futuro.

- ¿Qué es ser colaborativo?

- Ser colaborativo no quiere decir darle la razón al presidente, es analizar junto con el oficialismo y con el presidente cuales son los mejores caminos para generar trabajo. Pero en estos siete meses de gobierno se han dado muchos pasos importantes, como el tema de la deuda, el del blanqueo es algo que va a bajar mucho el costo de financiamiento del sector privado y productivo de toda la Argentina. Otro tema importante fue el de los jueces de la Corte para dar señales de que la Justicia va a hacer que la ley se cumpla y eso da condiciones de confianza que permiten crear inversiones y trabajo. Es decir, hubo muchas cosas positivas y muchas cosas dolorosas; el tema de las tarifas es tremendamente doloroso, el tema de la inflación es producto del aumento de tarifas, y el aumento del dólar con la devaluación también es doloroso. Lo que está claro es que había que pasar por esas cosas para empezar a normalizar todo.

- ¿Considera que el tarifazo ha sido el tema más conflictivo para el gobierno?

- Fue el más duro para el Gobierno y para la gente.

- ¿Cree que se va a salir de esta situación tan delicada?

- Ya estamos saliendo, lo que pasa que es muy duro salir de una cultura del despilfarro a una cultura del ahorro. Hay números que dan escalofrío, los sectores que más consumen gas en la nuestro país, consumen 20 por ciento más que los sectores más pobres. Esos son los sectores que tienen que hacer ahorro porque la Argentina se queda sin gas. La Argentina tiene menos gas que el que necesita, entonces los que más gastan gas que son los más ricos son los que tienen que ahorrar este combustible.

- ¿A usted cómo le vino la boleta del gas?

- Me vino muy poco porque vivo solo en un departamento y no gasto nada. Mi tarifa es ridícula, porque cuanto menos gasto, más baja me viene la tarifa. Con el aumento me vino 73 pesos…

- Entonces nada que ver con la tarifa de gas que le vino al diputado Sergio Massa…

- El diputado Sergio Massa hizo un cálculo equivocado, se quejaba de que le había aumentado mucho, pero después vimos la boleta y resulta que había gastado el 50% más que el año pasado. Y eso no es una maldad del diputado Massa, sino que le pasó igual que a mucha gente que tenía alto consumo y era que el año pasado fue el más caliente en los últimos 7 años, y este año es el más frío en igual período, entonces se prende más la calefacción porque hace más frío y entonces gastó el 50% más.

- ¿Cuál es su opinión en torno a las muchas denuncias de corrupción a funcionarios del Gobierno kirchnerista?

- Creo que hay una concepción perversa de creer que para tener poder político había que tener poder económico y que se podía hacer poder económico personal, privado de un grupo de funcionarios a costa del Estado. Lo que pasa que eso ha sido de tal volumen que llega a situaciones que son de desbordes escandalosos. Cuando ya alguien se ve obligado a tirar valijas con dinero por arriba de las paredes de los conventos, quiere decir que eso es la crema de lo que sobró… abajo de eso tiene que haber habido un montón, porque supongo que antes de las paredes del convento debe haber varios bancos, varios colchones, varias cuevas… Es decir de todo…

- Desde el kirchnerismo sostiene que todas estas denuncias no tienen sustento y que son para tapar el tarifazo y la inflación.

- Yo no escuché a nadie que diga que esto no tiene sustento. Primero lo encontraron a Antonini, ese venezolano con una valija con 800 mil dólares que nadie la fue a reclamar, que todavía está la valija llena de dólares para que el duelo la vaya a buscar y nadie hasta ahora la fue a buscar. Plata de funcionarios del Gobierno en un avión oficial; después lo encuentran a este señor tirando la plata en el convento; encuentran a unos señores que dicen que pagaron una coima, un señor en Skanska dice “yo pagué una coima” y el juez le dice que no es prueba suficiente... Me pregunto cómo no va ser prueba suficiente cuando el tipo te dice que él pagó una coima, no sé qué más se necesita que eso. Ellos mismos decían que eran coimeros, unos les decían a otros del Gobierno anterior con la compra de gas de los barcos que importaban gas. El tema de Vialidad es absolutamente escandaloso, si uno calcula con el precio de las autopistas de San Luis cuantos kilómetros de autopistas tendría que haber construido, la Argentina debería haber construido 20 mil kilómetros de autopistas y vemos que no hay de 20 mil, ni 10 mil, ni 5 mil, ¿entonces dónde está esa plata en el convento y en otros lados que no conocemos? Lo de Lázaro Báez, un señor que era un cajero de un banco y 20 años después tiene 500 mil hectáreas, eso es lo que sabemos que tiene más cuentas no sé dónde.

- A Macri se lo acusa de no haberle aclarado a la opinión pública fondos que tiene depositados en el exterior…

- Quedó totalmente en claro, porque Macri los incorporó a su declaración jurada de hace muchísimos años. El tiene recursos en el exterior desde hace muchos años y todos los años va haciendo su declaración jurada ante la AFIP. Lo que ha pasado ahora es que el presidente ha dicho que va a repatriar creo que son 18 millones de pesos o dólares, y va a invertir en la Argentina en vez de tenerlos en el exterior.

- ¿Qué piensa del peronismo?

- Creo que el peronismo es una parte central del sistema democrático argentino y tiene una historia de mucho orgullo para los peronistas, que es garantizar la igualdad de todos los argentinos y tiene alguna historia tremenda de la que se tienen que hacer cargo: de la Triple A, a Lázaro Báez. Pero creo que esas cosas no son propiedad del peronismo, me parece que es injusto cuando hay algún delincuente achacarle eso a una ideología política. Ahora, puede ser que no haya un delincuente, sino un sistema de delincuentes… y bueno, hay que hacerse cargo y no es posible permitir esos sistemas de delincuentes.