BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
NOTICIAS
El presidente de la Cámara Electoral destacó los proyectos sobre debate presidencial obligatorio
Alberto Dalla Via expuso en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que espera consensuar un proyecto. Dos legisladores se manifestaron en contra.
30 de agosto de 2016
El presidente de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Alberto Dalla Via, realzó este martes los proyectos de ley para establecer la obligatoriedad de los debates presidenciales entre los candidatos que hayan superado las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Mientras la Cámara de Diputados discute la implementación de la boleta electrónica, Dalla Via expuso ante la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, donde también asistió el vicepresidente de la CNE, Hernán Corcuera.

El titular de la comisión, el senador Marcelo Fuentes (FpV-PJ) manifestó la intención de consensuar un proyecto en base a las seis iniciativas con estado parlamentario, luego de que se realizara el año pasado, por primera vez en el país, un debate entre candidatos presidenciales.

“Es un tema trascendente para el debate democrático”, consideró Dalla Via durante su exposición, y agregó que cuando un candidato decide no participar por una cuestión de “ventaja electoral”, “desde el punto de vista de los ciudadanos es visto como un acto de egoísmo personal”.

Para Dalla Via, “no parece ser mala idea una regulación legal”, dado que la única experiencia registrada en el país –organizada por el colectivo Argentina Debate- “tuvo limitaciones”.

El presidente de la CNE opinó por otra parte que, dado que Argentina es un país “presidencialista”, trasladar el debate obligatorio a los candidatos a legisladores nacionales “sería más complejo”.

Además, advirtió que el Poder Ejecutivo “ha acumulado muchas competencias” en el proceso electoral, que generaron un “desequilibrio” en detrimento del ente que preside.

En este sentido, el proyecto impulsado por el presidente Mauricio Macri le da a la CNE una serie de atribuciones, como las de convocar a una audiencia entre los candidatos para fijar los términos de los debates, y elaborar un reglamento.

Dalla Via también se mostró de acuerdo en que el candidato que no concurra al debate presidencial sea sancionado afectando los espacios publicitarios que le corresponden a su partido político.

En tanto, consideró que un plazo de entre 10 y 20 días antes del acto electoral sería el adecuado para realizar el debate, y sostuvo que debería ser transmitido por cadena nacional, a la vez que no descartó la posibilidad de desarrollar otro debate entre candidatos a vicepresidente.

“Las propuestas van en el sentido que pide la Constitución Nacional”, destacó finalmente el juez, y precisó que los proyectos legislativos tienen muchos puntos en común.

Durante el debate, los senadores Marina Riofrío (FpV-PJ) y Ernesto Martínez (Pro) se pronunciaron en contra de regular los debates presidenciales.

“La experiencia de 2015 no es el mejor ejemplo para visualizar otros debates”, analizó Riofrío, quien sostuvo que los candidatos van al evento “imbuidos en una cuestión de marketing”.

En el mismo sentido, Martínez se preguntó si “la habilidad frente a las cámaras forma parte de la idoneidad de un candidato”, pero Eduardo Aguilar (FpV-PJ), autor de uno de los proyectos, retrucó: “Hoy el presidente es alguien que no es locuaz ante las cámaras”.

Además, el peronista recordó que el debate es “la única instancia de diálogo” entre los candidatos, cuando “todo lo demás es marketing”.

Además de las iniciativas de Macri y Aguilar, presentaron proyectos Luis Naidenoff (UCR), Julio Cobos (UCR),Norma Morandini (MC), y la salteña Cristina Fiore Viñuales.