BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 23 de noviembre de 2017
NOTICIAS
Volvió a negociarse la ampliación de la Cámara de Diputados
El tema fue reflotado en la madrugada de este jueves por el oficialismo y Sergio Massa, pero no hubo consenso.
19 de octubre de 2016
La ampliación de la Cámara de Diputados volvió a ser tema de negociación en los pasillos del Palacio Legislativo. En horas de la madrugada del jueves, a poco de votarse la reforma electoral, el Frente Renovador de Sergio Massa alentaba la idea de incorporar esa reforma en la nueva ley electoral, pero no hubo acuerdo con el oficialismo y se echó por tierra esa posibilidad. Al menos por ahora.

El debate en torno a la actualización del número de integrantes de la Cámara baja surgió meses atrás, cuando comenzaba a discutirse la reforma electoral para implementar la boleta electrónica. En ese entonces, legisladores de distintos bloques coincidían en la necesidad de incorporar miembros. Sin embargo, Cambiemos había decidido postergar la discusión para más adelante.

“Las cosas apuradas salen mal. Hay que hacerlas a la luz del día”, reconoció ahora un diputado del propio oficialismo, que así dio por descartada la posibilidad de incorporar la reforma en esta sesión, durante la votación en particular.

Al respecto, habían presentado proyectos las diputadas Myriam Bregman (PTS-FIT), Margarita Stolbizer (GEN) y Carla Carrizo (UCR), quienes proponían llevar la Cámara de Diputados a 328, 324 y 300 integrantes, respectivamente. El Cuerpo hoy tiene 257 miembros, pero esa cifra quedó desactualizada con respecto al Censo 2010, sobre todo para provincias como Buenos Aires, que vieron incrementada su población.

El artículo 45° de la Constitución Nacional es el que justificaría la modificación en discusión, por cuanto establece que “la Cámara de Diputados se compondrá de representantes elegidos directamente por el pueblo de las provincias, de la Ciudad de Buenos Aires, y de la Capital en caso de traslado, que se consideran a este fin como distritos electorales de un solo Estado y a simple pluralidad de sufragios. El número de representantes será de uno por cada treinta y tres mil habitantes o fracción que no baje de dieciséis mil quinientos. Después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la representación con arreglo al mismo, pudiendo aumentar pero no disminuir la base expresada para cada diputado”.