BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 18 de noviembre de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
Los ganadores del Premio Parlamentario en la provincia de Buenos Aires
La edición 2016 de los Premios Parlamentario bonaerenses tiene como máximos ganadores a dos legisladores del espacio oficialista, el presidente de bloque de senadores de Cambiemos Roberto Costa y el vicepresidente de la Cámara de Diputados Manuel Mosca.
2 de diciembre de 2016
En la edición 23º de los Premios Parlamentario en la provincia de Buenos Aires aparecen con la distinción máxima dos legisladores que son al mismo tiempo la expresión corporal del espíritu del nuevo tiempo, de un año que en términos generales ha sido de aprendizaje -para unos y otros-, pues los roles cambiaron, como lo hizo la impronta política que domina tanto el Poder Legislativo como el Ejecutivo.

Por un lado, en la Cámara alta el senador de Escobar Roberto Costa, un legislador de vasta trayectoria legislativa, pues se encuentra transitando su tercer mandato como senador bonaerense, pero también fue diputado y tuvo su paso por el Congreso de la Nación como diputado nacional.

No es la primera vez que ocupa un lugar en esta selecta lista de destacados, de hecho fue el principal galardonado en el 2013 y en el 2015.

El senador transitó su primer año como jefe de la bancada del oficialismo, un desafío distinto en lo personal, si tenemos en cuenta que en su transcurrir legislativo estuvo básicamente en espacios opositores y no en la conducción de bloques “largos” como es este caso.

Por el otro lado, el principal galardonado en la Cámara baja, el diputado Manuel “Manu” Mosca, es un auténtico producto de la construcción aluvional que tuvo la alianza de Gobierno Cambiemos. Pocos fueron los que imaginaron dos años atrás que a través de esta conformación hoy se esté gobernando la provincia más importante del país. Bueno, Mosca puede ser uno de los pocos que creyeron en esa posibilidad.

Es la primera vez que es diputado provincial, la primera vez que ocupa un cargo institucional de tamaña envergadura, la vicepresidencia de la Cámara de Diputados, que es a la vez cogobierno en la administración de la Casa. Pero de lo que no hay dudas en los pasillos legislativos es que Mosca está en cada uno de los detalles de cuanto ocurre en el lugar.

Definitivamente no es un diputado que se destaque por una frondosa producción legislativa propia, tan claro es eso como que Mosca es parte importante de todo lo que pasó desde el 10 diciembre del año pasado por el recinto de Diputados.

Fueron escoltados, en cada caso, por dos legisladores de la oposición “colaboracionista”. Un dato que también estaría aportando esta medición cerrada que realizamos cada año.

Por un lado, el senador Sebastián Galmarini -sin duda unas de las estrellas del FR que se las traen- es mucho lo que ha mostrado por tratarse de su primer mandato como legislador provincial. Siempre tuvo un lugar entre los distinguidos, pero esta vez llegó más alto.

En el otro ala del edificio legislativo el destacado fue un diputado que este año se ha multiplicado al conducir un bloque “corto” con los resto del GEN en la Legislatura bonaerense: Marcelo Díaz.

Como ya se ha señalado en ediciones anteriores, los Premios Parlamentario se otorgan a partir de una encuesta que se realiza entre los legisladores de ambas cámaras, de la que también participan asesores y periodistas de los diferentes medios que cubren la actividad legislativa provincial.

Se trata de una encuesta “cerrada”, donde cada participante debe seleccionar cinco legisladores a los cuales les corresponde un puntaje que se acumula y proporciona el resultado final.

En esta oportunidad, se entregaron un total de 298 planillas, de las cuales 276 correspondieron a legisladores y asesores y 22 a la prensa especializada. Fueron contestadas y entregadas en tiempo y forma la totalidad de las planillas entregadas a la prensa y 204 de los legisladores, lo que arroja una participación positiva del 75,83% de los consultados.

Los Premios Parlamentario intentan poner en evidencia el trabajo legislativo, es decir el desempeño de los representantes en las comisiones y el recinto a la hora de las exposiciones o debates que se sucedieron a lo largo del año. El resultado de las encuestas estaría reflejando el desempeño de los legisladores de manera integral, más allá de las evaluaciones particulares que se pueden exponer y de los análisis cuantitativos que en ocasiones se esgrimen. No dejando por ello de ser una muestra relativa del acontecer puertas adentro del Palacio.

Entre las particularidades del caso, la edición 23º se encuentra sin duda de una Legislatura que acusa el cambio histórico que se operó tras las elecciones en el Gobierno de la Provincia y en la propia Legislatura.

La irrupción de Cambiemos en el Ejecutivo y la Legislatura, como una fuerza que gobierna, pero a la vez que se encuentra en formación, proporciona, de por sí, un escenario inédito.

Además, las fuerzas opositores y principalmente aquellas que remiten al partido dominante histórico en la provincia de Buenos Aires, el PJ, se encuentran en un proceso de fuerte reacomodamiento interno que imprime cierta dinámica a todo el proceso político y, en particular, a la negociación parlamentaria bonaerense.

La composición de los recintos no hace sino aumentar la velocidad de las comunicaciones y multiplica los posicionamientos que remitan a deferentes tácticas.

Lo hemos dicho siempre y lo repetimos ahora: la democracia es el gobierno de “las minorías” que pueden conformar o no quórum, o mayorías especiales en los recintos. Este año y posiblemente el año que viene, las fuerzas políticas que conforman la Legislatura bonaerense se necesitan mutuamente para poder expresarse. Y esto es un escenario también no muchas veces visto en estos recintos.

Así, si echamos una mirada general sobre la actividad legislativa, en las cámaras no hubo muchas sesiones pero si hubo una “buena productividad” en cada una de esas reuniones. El acuerdo cuesta alcanzarlo, pero cuando se logra es porque todos dieron y cedieron algo y así se avanzó en cuestiones trascendentales para la política y la sociedad bonaerense este año, el primero de Cambiemos. Y estos son los personajes centrales de este espectáculo legislativo.

En la Cámara alta

El senador bonaerense Roberto Costa, que por tercera vez logra el premio mayor de esta tradicional distinción, aparece como uno de los legisladores más experimentados de este nuevo tiempo y todo hace pensar que fue un actor indispensable de este estreno en el Senado bonaerense.

Como se dice en la jerga, Costa volvió al llano luego de desempeñarse como vicepresidente II a cargo de la vicepresidencia I del Senado, pero rápidamente fundó el bloque Juntos por Buenos Aires para comenzar a involucrarse con el destino de Cambiemos desde antes de llegar al poder en la Provincia.

Este avezado legislador sigue siendo una pieza clave en el funcionamiento del Cuerpo. Es un destacado jugador en el recinto a la hora de las síntesis y hombre de consulta en los lugares que no poseen exhibición.

El presente del senador, como hombre de “la política”, está marcado por la importancia que tiene el contexto en su accionar. Y mientras se desarrolla aparece la responsabilidad del momento: la presidencia del bloque de senadores de Cambiemos, con republicanos, lilitos y radicales incluidos.

Pero además, por esa condición también es uno de los responsables que el recinto cumpla con su rol institucional, un recinto donde el oficialismo está lejos del quórum propio y que necesariamente necesita de las otras fuerzas para funcionar. Este reconocimiento llega luego de un largo año, el primero de esta etapa, y tal vez sea el reconocimiento a esa labor silenciosa que es la de lograr los acuerdos políticos inclusivo entre las distintas fuerzas políticas.

En la lista sigue el senador de San Isidro Sebastián Galmarini, presidente de la Comisión Reforma Política y del Estado, desde donde el senador se las ingenió para hacer ruido con algo que se transformó en insistencia: el fin de la reelección indefinida de intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares y la Ley de Paridad; dos de los hitos más importantes de este año legislativo en la provincial.

La implementación del sistema de voto electrónico en forma obligatoria a partir de “las próximas elecciones provinciales” para todas las categorías de cargos electorales de la provincia de Buenos Aires, es lo que parece quedar en el tintero, aunque no está dicha la última palabra.

Estos temas y muchos más son los que ocupan la agenda de Galmarini, su propia agenda, pues trabaja para ello; algunas alcanza, otras quedan para el futuro inmediato. Un dirigente que está anclado en el futuro y un claro actor de este Cuerpo. Que suele ser frontal en la negociación legislativa y difícil de doblegar, pero con voluntad constructiva.

La senadora de Cambiemos Nidia Moirano, reelecta en las elecciones del 25 de octubre pasado, también ha sido reconocida por sus pares. La legisladora de Bahía Blanca es una de las espadas legislativas del macrismo en la Cámara alta y su responsabilidad pasa por timonear la estratégica Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos, una tarea que nunca resulta sencilla, y más si tenemos en cuenta la actual situación.

La condición de ser titular de ACA, le impone a la legisladora de la Sexta Sección Electoral ser el primer eslabón de los acuerdos que luego se despliegan, sin su trabajo sería difícil imaginar todo lo alcanzado este año en el Senado.

A continuación es el lugar de reconocimiento al senador Patricio García, alguien que no solamente es reconocido en esta selección, sino que su figura es un activo del peronismo e identificado como un claro referente del PJ en el noroeste provincial, la Cuarta Sección Electoral.

Desde su Ameghino natal, el senador peronista no ha parado de rodar en la política provincial, el rol de opositor no ha predominado en su trayectoria, más bien casi siempre fue oficialista, y esa condición está presente en su desarrollo actual.

Como nunca, García, despojado de tener que empujar los proyectos del Ejecutivo, se transformó en un legislador politemático, con propuestas concretas en todos los frentes legislativos y esto en el mediano plazo lo podrán comprobar aquellos que aún no lo advirtieron, pues su producción legislativa estará como un aporte en muchas de las cuestiones por abordarse aun en la Legislatura como lo estuvieron en las pasadas tendidas parlamentarias.

Por primera vez también aparece aquí, entre los más laboriosos, la senadora Magdalena Sierra, presidenta de la bancada del FpV, con toda la responsabilidad que ello implica. La senadora Sierra quedó al frente de la banca que busca expresar más cabalmente el pasado Gobierno, sobre todo nacional, y en ese rol la legisladora de la zona sur del conurbano bonaerense ha cumplido, con posiciones que no siempre son armoniosas, pero con la caballerosidad que una dama como ella sabe desplegar. Ocupó -y se supone seguirá ocupando- todo el frente político; es y seguirá siendo una voz ineludible en el debate parlamentario.

Pero alguien se puede preguntar en qué anda legislativamente lo que representa Sierra. Bueno, por caso en la última sesión aprobaron un proyecto de ley de la senadora de Avellanada que plantea la suspensión de los desalojos de las cooperativas de trabajo en la Provincia.

Por quinto año consecutivo el senador radical Carlos Fernández, hoy integrante de bloque Cambiemos y vicepresidente I del Senado, es distinguido con estos prestigiosos reconocimientos, y es sólo una parte de la distinción que el legislador supo conquistar en su andar.

Este senador de Tandil, representante de la Quinta Sección Electoral, es, junto a otras autoridades, artífice de la realidad del Cuerpo.

Fernández es un ordenador permanente del Senado, alguien que se supo ganar el respeto no solo ahora como principal autoridad a la que un senador pueda aspirar en condición de tal, sino que ya desde la oposición minoritaria que supo conducir había incursionado en ese rubro.

El vicepresidente I del Senado está ahora viendo las posibilidades y límites que tiene el Presupuesto, analiza la viabilidad de reformas que la oposición acerca al oficialismo y por último tendrá que ser uno de aquellos que bajarán la persiana de esa negociación como la de otras tantas que suceden.

También integra esta lista de laboriosos la senadora del FpV Mónica Macha, representante de Nuevo Encuentro y con un claro perfil político, que permanentemente -ahora más que antes- se hace escuchar en los espacios institucionales del Poder Legislativo.

En una clara posición respecto de la política de género que tanto trabajo legislativo ha demandado en estos últimos tiempos, Macha expresó una máxima: “Sin justicia no hay igualdad”. Fue cuando presentó en sociedad su proyecto de ley para crear Fiscalías Especializadas en Violencia de Género, una por departamento judicial, de mínima.

Otro de los galardonados es el senador del Frente Renovador Hernán Albisu, oriundo de Trenque Lauquen. Es presidente de la Comisión de Usuarios y Consumidores a la que arribó con el antecedente de haber acreditado experiencia como director de Defensa del Consumidor en su distrito. En esa cuestión se enfocó Albisur, y desde su aldea fue hacia la provincia; trabajó en legislación de fondo sobre un tema que tiene sus intermitencias, pero el legislador dejó en principio su impronta con un proyecto de ley aprobado en el Senado y que por ahora rueda en Diputados, sobre un nuevo marco normativo para establecer las tarifas sociales en la Provincia.

En sus primeros pasos por los pasillos del Senado bonaerense, el senador bahiense Andrés De Leo logró ser reconocido por sus pares como uno de los más laboriosos del Cuerpo. El antecedente político construido en el lejano sur provincial nos dice que hizo de las suyas en el Concejo Deliberante local; su profesión de contador nos explica su activa participación en las discusiones presupuestarias y su proximidad a la diputada nacional Elisa Carrió proporciona alguna dimensión de la cierta independencia que el legislador empieza a esbozar que rayan con la intransigencia. Pero después está el trabajo y de esto se trata esta distinción.

Cierra esta lista de reconocidos de Semanario Parlamentario, la senadora Carolina Szelagowski, integrante del bloque Peronista, procedente de la ciudad de Olavarría y representante de la Séptima Sección Electoral.

La senadora opositora supo hacerse un espacio en esta selecta lista de distinguidos con un trabajo constante a lo largo de su estadía en la Cámara alta bonaerense. Recientemente, por caso, dos de sus iniciativas fueron aprobadas en el recinto: una que crea un protocolo de acción ante la desaparición de personas y el que considera al tabaquismo como enfermedad, obligando a las obras sociales a dar el tratamiento.

En la Cámara baja

El máximo distinguido por los Premios Parlamentario de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, en la edición 2016, es como dijimos Manuel Mosca, diputado de Cambiemos y hombre de confianza de la gobernadora María Eugenia Vidal en este ámbito.

A Mosca le tocó crecer de golpe. Sin mucha experiencia legislativa ingresó a la Cámara baja provincial, tras encabezar la lista de diputados de la Séptima Sección Electoral, y se hizo cargo de la vicepresidencia, un cargo sobre el que recae la responsabilidad, conjuntamente con la presidencia la administración.

Además de haber sido un colaborador clave durante la campaña de la actual gobernadora, Mosca desde el primer día tuvo que cargar con las alforjas que implica ser señalado con el interlocutor ineludible para establecer contacto con el Poder Ejecutivo y, desde allí, también fue visto como la puerta de entrada al legislativo.

Así fue que “Manu”, como muchos lo llaman, prácticamente se tuvo que mudar al despacho de la planta baja del Palacio para estar pronto a la recepción de todas las fuerzas políticas. Y ese compromiso con el destino de la Cámara joven, de acuerdos difíciles, complejos y donde poner el cuerpo es una variable que influye, pareciera que explica este reconocimiento que evidentemente se nutre de criterios que exceden a la parcialidad oficialista.

El presidente del bloque de diputados del GEN, Marcelo Díaz, tiene su espacio ganado entre los más laboriosos de la Legislatura bonaerense. El diputado de Lomas de Zamora está en el tercer año de su segundo mandato consecutivo como diputado de la fuerza progresista.

A Díaz le quedó un bloque “corto” y por eso se multiplicó en este último año su tarea, y su impronta está presente en todo lo que sucede en la actividad legislativa y en la política, e incluso donde esos dos caminos se juntan, tal es el caso del proyecto de ley que plantea dividir el distrito de La Matanza, que se registró bajo su autoría.

Luego es el turno del diputado del Frente Renovador Ramiro Gutierrez, un habitué de estas distinciones, que fue Premio Parlamentario principal en la edición 2015 en la Cámara baja. El dirigente de la Quinta Sección Electoral posee un prolífico trabajo legislativo que ha ido madurando con los años, como así también ha ido encontrando su enfoque puntual.

El legislador oriundo de la ciudad de Dolores es un representante del massismo que se ha convertido en uno de los principales referentes en lo que tiene que ver con Justicia y por extensión Seguridad.

El joven diputado ha reclamado con proyectos propios participación en las políticas públicas de seguridad ciudadana con suerte dispar y es una de las voces que jerarquiza el recinto de la Cámara baja.

Luego es el turno de la diputada sureña Rocío Antinori, que por primera vez logra estar dentro de esta lista de seleccionados por su labor. Pero en rigor es el primer año de Antinori como diputada, que tuvo que asumir en reemplazo de Héctor Gay, actual intendente de Bahía Blanca.

La diputada de Tres Arroyos integra las comisiones de Prevención de Adicciones, Derechos del Usuarios y Consumidores y Políticas Sociales. Pero es sin dudas la Comisión de Energía y Combustibles donde más ha desplegado su capacidad, en tema de energías renovables.

Por primera vez, en el primer año de su segundo mandato el diputado del FpV Miguel Funes ingresa dentro de esta lista de seleccionados como los más laboriosos. En su primer año como diputado opositor, Funes parece haber desplegado todo su potencial; su lucha siempre circuló por un mismo sendero, un sendero que no es fácil de transitar en la zona sur del conurbano bonaerense, en las barriadas pobres donde los problemas de seguridad tienen otras características y la violencia institucional aparece al acecho. El caso Luciano Arruga fue una primera bandera del diputado. Hoy ocupa la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos e integra la de Trabajo.

Puntualmente este año, Funes reclamó en reiteradas ocasiones el mantenimiento de los denominados Espacios de Memoria, antiguos centros clandestinos de detención, y busca una solución de fondo para que el Estado provincial asuma su responsabilidad. También está interesado en que las denominadas empresas recuperadas sean acompañadas desde la legislación. Todo con un goteo de proyectos que tiende a encontrar soluciones.

El diputado del FR Rubén Eslaiman, uno de los primeros legisladores provinciales que desde su llegada a la Legislatura bonaerense se identificó con el proyecto político de Sergio Massa, también rápidamente supo hacerse su lugar ente los distinguidos por Parlamentario. Este año reincide.

Eslaiman condujo en un principio la bancada del FR, en su etapa fundacional; este último año tomó distancia de los lugares de conducción, pero fue una pieza clave para motorizar el proyecto de ley que viene a terminar con las reelecciones indefinidas en la provincia de Buenos Aries, que tuvo como Cámara de origen a Diputados. La política siempre está presente en la agenda de este diputado de San Martín y el reordenamiento del bloque de diputados del FR de cara al 2017 lo tiene como uno de los protagonistas. No obstante, su producción legislativa personal, con buena cantidad de presentaciones, lo hace partícipe de esta lista de destacados por su labor. No es la primera vez: fue Premio Parlamentario en 2014.

La diputada Alejandra Lorden es una de las perlitas de esta edición 2016. Diputada de Cambiemos, de origen radical, de la Séptima Sección Electoral, preside la Comisión de Salud Pública e integra las de Asuntos Culturales, Municipales y de Igualdad de Oportunidades y Trato. Esta participación ya nos adelanta una primera descripción de esta diputada laboriosa, reconocida por primera vez con esta distinción.

Más allá de los temas propios que hacen a la agenda de Salud en la Legislatura la diputada Lorden ha desplegado un interesante trabajo legislativo en tono a la juventud al considerar a los jóvenes como “actores estratégicos de las políticas públicas”.

Otra debutante en estas distinciones es la diputada del Frente Renovador María del Huerto Ratto. Tal vez una muestra de su actividad la de el hecho de que participe, como presidente, de la Comisión de Asuntos Agrarios, pero además integre Asuntos Cooperativos y Vivienda, Derechos del Usuario y Consumidores, Educación, Igualdad Real de Oportunidades y Trato y Mercosur. Seis comisiones con una presidencia y una vicepresidencia. No es algo habitual.

Así nos podemos encontrar en el haber de la diputada Ratto la presentación de un proyecto de ley donde pretende crear un Consorcio Caminero y de servicios rurales, otro que busca promover el consumo de carnes alternativas y hasta aquel que crear una “red de mercados del productor al consumidor”.

También aparece por primera vez entre las legisladoras más laboriosas la diputada del FpV Lucia Portos, una integrante del Consejo de la Magistratura y alguien que se encuentra muy atenta a las políticas de género, desde la propia presidencia de la Comisión de Igualdad Real de Oportunidades y Trato que además se complementa con su labor en otra comisión, la de Reforma Política y del Estado.

Pero por si todo esto fuera poco, la diputada camporista también instaló un debate en Diputados sobre la necesidad de crear Consejos de la Salud para así “hacer más inclusivo y democrático nuestro sistema de salud y garantizar el acceso del derecho para todos los habitantes de la Provincia”.

Para finalizar, el décimo lugar en la Cámara baja corresponde al diputado Marcelo Daletto, presidente de la Comisión de Presupuesto e Impuestos y uno de los referentes políticos del oficialismo que estuvo atento, en este, su primer año de mandato, a las cuestiones que hacen a la economía de la Provincia. Dejando en claro la posición del oficialismo y tratando de dar todas las explicaciones en ese sentido. También aparece como uno de los tantos hombres y mujeres del consenso que permanentemente se busca en la casa.

Los mejores veinte diputados

1- Manuel Mosca (Cambiemos):127

2- Marcelo Díaz (GEN):118

3- Ramiro Gutiérrez (FR):114

4- Rocío Antinori (Cambiemos):109

5- Miguel Funes (FpV):107

6- Rubén Eslaiman (FR):102

7- Alejandra Lorden (Cambiemos):98

8- María Ratto del Huerto (FR):95

9- Lucía Portos (FpV):93

10- Marcelo Daletto (Cambiemos):90

11- Mario Giacobbe (JB):88

12- Mónica López (PB):87

13- Santiago Nardelli (Cambiemos):85

14- Ricardo Lissalde (FR):83

15- Marcelo Feliu (FpV-PJ):81

16- Ricardo Moccero (FpV-PJ):80

17- Lisandro Bonelli (FR):79

18- Pablo Garate (FR):75

19- Sandra Paris (Cambiemos):73

20- Karina Nazabal (FpV):72

Los mejores veinte senadores

1- Roberto Costa (Cambiemos):145

2- Sebastián Galmarini (FR):133

3- Nidia Moirano (Cambiemos):121

4- Patricio García (P):115

5- Magdalena Sierra (FpV):110

6- Carlos Fernández (Cambiemos):107

7- Mónica Macha (FpV):105

8- Hernán Albisu (FR):102

9- Andrés De Leo (Cambiemos):99

10- Carolina Szelagowski (P):96

11- Micaela Ferraro Medina (FR):95

12- Juan Pablo Allan (Cambiemos):94

13- Jorge D’Onofrio (FR):93

14- Héctor Vitale (P):92

15- Lorena Petrovich (Cambiemos):91

16- Malena Baro (FR):90

17- J. Centeno Lascano (Cambiemos):90

18- José Luis Pallares (FR):89

19- Sergio Berni (FpV):87

20- Omar Foglia (Indep):85