BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 30 de abril de 2017
OPINIÓN
Los feriados, claves para el desarrollo turístico y económico local
Por Sigrid Kunath. La senadora nacional entrerriana realiza una enfática defensa del sistema de feriados vigente y que el Ejecutivo pretende cambiar.
7 de diciembre de 2016
El calendario nacional actual y el sistema de feriados con fines turísticos, regulado por el Decreto 1584/2010, se estableció como un elemento innovador y movilizador de las economías regionales a partir del fomento del turismo local, con los beneficios que esto conlleva: la generación de nuevos empleos, el aumento del consumo, la redistribución de los recursos económicos al conjunto del país, y el desarrollo de ciertas zonas con sus atractivos naturales y culturales que no formaban parte de los destinos típicos que elegíamos los argentinos a la hora de vacacionar.

El turismo se ha constituido en los últimos años en una de las actividades económicas, sociales y culturales más significativas para muchas provincias argentinas, y en particular para Entre Ríos, dinamizando la generación de empleo y la economía local, lo que ha impactado en el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de numerosas localidades. Sólo a modo de ejemplo podemos destacar el caso de la Ciudad de Colón que es una de las ciudades turísticas por excelencia en la provincia, y su actividad económica es netamente aquella, hay alrededor de tres mil camas en hotelería y casi 13 mil alojamientos que surgen de emprendimientos familiares y su crecimiento durante estos últimos años ha sido exponencial.

Todos, los que tienen la oportunidad de viajar en estos fines de semana como los que reciben a turistas en sus pueblos o ciudades, pueden dar cuenta del crecimiento que han tenido esas localidades y de los beneficios que conlleva esta medida.

El Decreto 1229/2016 publicado esta semana en el Boletín Oficial por el cual se amplía el temario de sesiones extraordinarias incluyendo el Proyecto de Ley del Poder Ejecutivo Nacional ingresado por la Cámara de Diputados el día 30 de noviembre pasado, tiene por objeto eliminar los dos feriados con fines turísticos (feriados puente) y aumentar la cantidad de feriados “movibles”. Esto con el argumento de que el sistema impacta negativamente en la actividad productiva del país y en la educación y que los resultados esperados por el Decreto del 2010 no fueron los logrados.

Desde las provincias del interior, donde la actividad turística es fundamental en el desarrollo de muchas localidades, vemos con preocupación esta iniciativa del oficialismo y la urgencia que imponen al Congreso de la Nación al solicitar tratarlo en sesiones extraordinarias antes del 30 de diciembre.

No sólo quienes vivimos en provincias del interior podemos afirmar lo contrario a lo dicho en los fundamentos del proyecto en cuestión por ser testigos de la realidad sino que también las estadísticas demuestran que el sistema del Decreto 1584 ha sido exitoso y beneficioso para muchas localidades que han crecido gracias al turismo.

En el mismo sentido se expresaron los ministros de Turismo de las provincias en la última asamblea del Consejo Federal de Turismo, reunido en San Juan, donde emitieron una declaración ratificando la importancia de los fines de semana largos y los días que conforman los denominados “feriados puente”, y su compromiso de trabajar conjuntamente para lograr su vigencia por los efectos positivos que ello genera.

Además, el sector empresario que forma parte de las Cámara Argentina de Turismo y la Cámara Entrerriana de Turismo también señalaron las desventajas del proyecto impulsado por el Ejecutivo Nacional, como así también lo hizo la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA).

Cabe resaltar, que en los fundamentos del proyecto del Ejecutivo Nacional también se señala la necesidad de terminar con el supuesto impacto negativo que este régimen de feriados puente causa a la actividad productiva del país y a la educación, cuando son las políticas de ajuste y recortes presupuestarios las principales causas de esos problemas.

Creemos que el camino debe ser el de apoyar y acompañar el desarrollo económico, social y cultural de numerosas localidades de nuestro país que han visto transformada su realidad gracias al turismo, y también sostener y profundizar políticas que beneficien a miles de familias que tienen pequeños emprendimientos turísticos cuya actividad impacta en toda la comunidad y que, en caso de avanzar este proyecto se verían gravemente afectadas.