BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 20 de enero de 2017
OPINIÓN
Por qué apoyo a Gerardo Morales
Por María Gabriela Burgos. La diputada radical jujeña detalla las causas que involucran a la dirigente Milagro Sala, y cuestiona el “desconocimiento grave” de la CIDH.
7 de diciembre de 2016
Muchos se llenan la boca, u ocupan gran cantidad de líneas haciendo referencia a situaciones “vividas en Jujuy”. Es simple hablar desde afuera, opinar desde otro punto del país sin saber lo que realmente ocurrió durante años en esta provincia.

Desde mi lugar de legisladora nacional, per principalmente como “jujeña” que vive en esta bendita tierra, manifiesto mi rotundo apoyo al Gobernador Gerardo Morales, quien ha sido objeto de críticas poco felices por parte de diversos sectores que pretenden endilgarle de manera falsa e infundada un supuesto proceso macabro de persecución contra Milagro Sala.

Durante años, el “Derecho” y la “Justicia” habían sido simplemente palabras que se encontraba su significado en el diccionario para todos los jujeños, ni hablar de “Paz” y “Respeto”. Hoy celebro el marcado cambio en mi provincia. Hoy los valores y la dignidad de la gente están comenzando a ser una constante que no tendría que haberse perdido nunca. Hoy, el Derecho, la Justicia, la Paz y el Respeto se plasman en la división de poderes tan necesaria para el funcionamiento de un Estado genuino.

Veo con agrado que organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con competencia en nuestro país se preocupen y manifiesten recomendaciones respecto de uno de los temas más complejos del proceso penal como lo es el dictado de la prisión preventiva. Sin embargo, disiento rotundamente de su “comunicado”. Comunicado que además de ser algo novedoso en sus formas de expresarse conforme al reglamento interno de dicho organismo, evidencia un profundo desconocimiento de la presunta víctima y las causas en las cuales se encuentra imputada.

Ante este desconocimiento grave, que debería haber sido la información fundamental a la hora de plasmar cualquier petitorio, es que me veo en la obligación de destacar solo algunas de las causas en cuestión:

- Instigación

- Tumulto

- Entorpecimiento de la circulación

- Extorsión y asociación ilícita

- Tentativa de homicidio agravado por promesa remuneratoria

- Fraude a la administración pública

- Lesiones gravísimas

- Amenazas

- Daños agravados

- Enriquecimiento ilícito

- Evasión fiscal.

Entiendo que algunos sectores que hoy promueven la liberación de Sala sin argumentos no estén acostumbrados a que los órganos encargados de la investigación y los jueces que deben aplicar las normas sean INDEPENDIENTES DEL PODER. Hoy no existen los “cajoneos de causas” y los “pliegos de jueces y fiscales amigos”.

Debo suponer que algunos, vean lo que sucede en Jujuy desde la óptica recortada de la realidad que les ofrece la venta de sus casas; mirando con asombro que una persona con tanta influencia y poder hoy este privada de su libertad mientras espera su condena. Esto es así simplemente porque los jueces entendieron que existen los dos parámetros legales requeridos por nuestra legislación como es el peligro de fuga y el peligro de entorpecimiento de la investigación tal como lo hacen otros imputados por delitos de igual o menor gravedad.

Entiendo que mucha gente haya compartido durante años ese falso colectivo imaginario creado en la sociedad que indicaba que los delitos eran cometidos solo por la gente sin recursos... por los carenciados y que la justicia nunca llegaba a los delitos de guantes blancos.

Entiendo que durante años veían cómo funcionarios y sus amigos se llenaban sus bolsillos con el dinero de toda la sociedad sin siquiera transitar un proceso de investigación alguna.

Pero también vivimos años nefastos, donde vivir no era vivir. Estábamos privados de trabajar, ya que algunos se paraban en la puerta de las instituciones interfiriendo la entrada; de transitar, puesto que era normal tener rutas, calles y puentes cortados con piquetes y manifestaciones; estábamos privados de ir al parque o a la plaza con nuestros hijos porque algunas personas se creían dueños del espacio público. Vivimos momentos de mucha agresión, no solo hacia políticos sino a toda una sociedad con la quema de monumentos históricos como lo hicieron con nuestra Casa de Gobierno. Las faltas de respeto social, el abuso de autoridad y el miedo era cosa de todos los días.

Hoy esto ha cambiado, hoy se investiga y se aplica la ley a todos por igual sin importar el nombre y el poder que tenga. La propuesta ha sido clara y contundente, construir una sociedad más justa y sin corrupción por parte de aquellos que se escondían detrás de sus fueros, amistades y parentesco con los funcionarios de turno para delinquir quedándose con el dinero que hoy falta en los hospitales, en las escuelas y en viviendas para los más necesitados.

Propugnamos por una justicia independiente y sin presiones garantizando el sistema de frenos y contrapesos de poderes que nuestro sistema de gobierno ordena.

Recibiremos con ansias la visita de organismos internacionales que quieran venir a nuestra provincia y celebramos con mucho agrado que luego de largos años manifieste preocupación por temas como la aplicación de la preventiva en tan solo escasos meses y ya no deban esperar las víctimas reales los más de 3 años que habitualmente se toman los mismos solo para admitir una denuncia formulada ante ellos.