BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 24 de mayo de 2017
OPINIÓN
El camino del cambio
Por Sergio Buil. A un año del arribo del gobierno de Cambiemos, el diputado nacional oficialista destacó las principales medidas implementadas por el gobierno.
10 de diciembre de 2016
El primer año de gestión del gobierno de Cambiemos a nivel nacional será recordado por la impronta que supimos construir, cada uno desde su espacio, en pos de sentar las bases para el despegue de un país que hace cinco años no crecía.

Gracias a un INDEC que no oculta la verdad, hoy sabemos que uno de cada tres argentinos se encuentra en situación de pobreza, lo que nos obliga a redoblar nuestro esfuerzo diario. Son millones de argentinos que necesitan una vida mejor, de un Estado que les tienda la mano y les de las herramientas para salir adelante.

Pobreza cero es nuestro horizonte a largo plazo; es la meta de cada decisión que tomamos y estamos convencidos de los pasos que dimos en estos 12 meses.

Pero mientras tanto, hasta llegar a ese objetivo, también nos ocupamos de los sectores más vulnerables y postergados de nuestro país. Es por eso que reforzamos y creamos medidas sociales con las que estamos acompañando a más de 10 millones de argentinos: lanzamos la Cobertura Universal de Salud, creamos la Pensión Universal para el Adulto Mayor, ampliamos el tope y la cobertura de las de Asignaciones Familiares, creamos la Tarifa Social Federal, comenzamos a saldar la deuda histórica del Estado con los jubilados y recientemente aprobamos la declaración de la Emergencia Social hasta diciembre de 2019, que destina $ 30.000 millones del presupuesto nacional para atender las necesidades de las organizaciones sociales de la denominada economía popular.

Derribando cualquier prejuicio, este gobierno realizó a lo largo del año una inversión histórica en materia de programas sociales, generando el desconcierto de una oposición que sobre el fin de año se unió al imponer un proyecto sobre Impuesto a las Ganancias que busca desfinanciar y desequilibrar al gobierno nacional.

Levantando la bandera del federalismo y dándole valor al interior productivo, reimpulsamos las economías regionales reconociendo el esfuerzo de millones de argentinos que quieren vivir mejor. Y con ese sentido fue que sancionamos la Ley Pyme, que otorga grandes beneficios impositivos y de acceso al crédito a aquellos que apuestan al trabajo para salir adelante. Hablar de las PyME es referirse a un motor esencial para el desarrollo de más de 4 millones de personas, porque representan el 99% de las empresas en la Argentina y son fundamentales como fuente de empleo.

El campo, otro de los motores de nuestra economía, volvió a ser una esperanza para muchos gracias a la revalorización del interior de nuestro país. Con nuevas obras hídricas, la construcción de autopistas y el incentivo a la producción, un país más federal es posible. Sin discriminación por color político, todo nuestro país crece por igual. En toda la Argentina hay oportunidades de crecimiento, sólo se necesita de un Estado que acompañe, que ayude a crecer.

Además de promover la generación de nuevas fuentes de trabajo, estamos combatiendo la inflación para cuidar el bolsillo de los trabajadores. Durante los últimos meses de este 2016 comenzó a verse una clara tendencia a la baja, lo que nos da grandes expectativas para el próximo año. Sabemos que éste es un problema que afecta primero a los que menos tienen. Es por eso que lo fijamos como una de las prioridades de gobierno. Sabíamos que no iba a ser de un día para el otro, pero de a poco y con pasos concretos lo estamos solucionando.

Y algunos pasos que hemos dado demuestran nuestro compromiso en ese sentido. Avanzamos rápidamente en el ordenamiento de la economía: eliminamos el cepo y unificamos el tipo de cambio, pusimos fin al default y quitamos retenciones a sectores que tenían el pie sobre la cabeza. Y todo esto lo hicimos con diálogo, buscando consensos con gobernadores, intendentes y sindicatos. Revalorizamos el rol del Congreso como la casa de la democracia, donde el oficialismo es minoría y la búsqueda de consensos fue una constante; sancionamos un total de 105 proyectos de Ley, 13 de Declaración, 26 de Resolución y 2 de Resolución conjunta, un ejemplo de tolerancia política y respeto entre todos los espacios.

Para salir de la pobreza necesitamos una economía fuerte vinculada con el resto de los países. Hoy, la Argentina genera confianza en el mundo y grandes inversores comienzan a apostar por nuestro país. Esto va a generar nuevas fuentes de trabajo, de calidad, que nos van a ayudar a salir del estancamiento.

Sabemos que el camino no fue fácil, que muchos argentinos no la pasaron bien durante este año. Pero sabemos también que este es el camino para salir adelante. Con esfuerzo, poniendo el hombro, trabajando juntos, vamos a poder vivir mejor.

*Diputado Nacional por Unión PRO