BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 26 de abril de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Piden que se implemente un mapa para evitar carreras ilegales
La Legislatura porteña aprobó la medida en diciembre, la cual busca terminar definitivamente con la organización y realización de picadas en las calles de la Ciudad de Buenos Aires.
9 de enero de 2017
En la maratónica sesión el 15 de diciembre pasado, el cuerpo de diputados del Palacio Legislativo porteño aprobaron un proyecto impulsado por el socialista Roy Cortina, el cual buscaba generar un mapa anti picadas con el fin de evitarlas y localizarlas, para poder intervenir en las zonas afectadas para evitar posibles tragedias. Pese a que la ley se encuentra sancionada, el ejecutivo porteño aún no la puso en práctica.

De esta manera, Cortina explicó que “nuestro propuesta plantea un abordaje de esta problemática enfocado en la elaboración de un mapa oficial de zonas críticas a partir de las denuncias vecinales y, sobre esa base, el desarrollo de un plan de intervenciones urbanas focalizadas que obstaculicen la realización de picadas”. Algunas de las zonas más afectadas por las carreras callejeras, según las denuncias de los vecinos, son Mataderos, Devoto, Parque Chacabuco, Nuñez y Villa Urquiza, entre otras.

Una vez identificados los circuitos de las carreras, tendrán que colocar reductores de velocidad, semáforos, cámaras de seguridad y de foto multas, además de cartelería para concientizar al respecto. Además contempla la creación de campañas al respecto y jornadas de reflexión sobre los riesgos de esta práctica con la comunidad.

"Con esta ley queremos complementar el enfoque punitivo con el que hasta ahora el Estado enfrentó sin éxito las carreras clandestinas, reforzándolo con políticas centradas en una visibilización pública que permita dimensionar los males que traen aparejados este tipo de competencias y la implementación de acciones de prevención", indicó el impulsor de la medida.

El legislador aseguró que “escuchar os dramáticos testimonios de representantes de organizaciones como la Asociación Madres del Dolor, nos puso frente al desafío de canalizar institucionalmente la labor incansable que llevan adelante para combatir conductas irresponsables como estas carreras ilegales que, cada año, arruinan numerosas vidas".