BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 13 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Absolvieron al juez Oyarbide
El Senado absolvió al juez federal Norberto Oyarbide, quien se encontraba sometido a juicio político, acusado de haber incurrido en "actitudes y omisiones incompatibles con el decoro e insospechabilidad de conducta exigibles a todo magistrado judicial".
12 de septiembre de 2001
La votación fue ganada por 21 a 20 por quienes pretendían condenar al juez, pero finalmente prevaleció la posición del PJ, porque para destituir a un juez es necesario contar con los dos tercios de los votos de los miembros presentes a la hora de votar.

Los representantes justicialistas votaron mayoritariamente en favor de la absolución del magistrado, en tanto que todos los radicales, además de los peronistas Osvaldo Sala, Beatriz Raijer y José Carbonell, se pronunciaron por la destitución. En ese sentido también votaron los representantes del Movimiento Popular Neuquino Silvia Sapag, y del Partido Cruzada Renovadora de San Juan, Carlos Loza.

Sobre cuarenta y dos legisladores presentes en el recinto se necesitaban 28 votos para llevar adelante el desplazamiento de Oyarbide.

En uno de los casos de Juicio Político más resonantes, Oyarbide fue suspendido como juez en mayo de 1998 tras haber sido denunciado ante la Justicia por amenazar de muerte al recepcionista de un restaurante y por ordenar un supuesto atentado contra Luciano Garbellano, que trabajaba en el prostibulo masculino Spartacus, donde presuntamente habia sido filmado el magistrado.

Los seis cargos originales, que luego se sintetizaron en uno, eran los siguientes:

- Haber incurrido en falta de ?tica en violación al reglamento de la justicia nacional al concurrir en varias ocasiones al local sito en Aguero 1916, de Capital, que funciona con el nombre de Spartacus, comprometiendo la dignidad que su investidura conlleva.

- Haber incurrido en inconductas en su vida privada que lo colocaron en una situación de extrema vulnerabilidad, que permitieron hacerlo víctima del delito de extorsión, comprometiendo el decoro en la prestación del servicio de justicia.

- Haber omitido denunciar la comisión de delito de promoción y facilitación de la prostitución".

- Haber omitido denunciar la comisión del tráfico de influencias del que se valía Luciano Garbellano haciéndose pasar por familiar suyo para obtener distintos beneficios.

- Haber incurrido en enriquecimiento ilícito por sobrepasar en exceso los gastos efectuados por distintos conceptos, en relación a los ingresos percibidos por su función, durante el período enero de 1996 y julio de 1998.

- Haber incurrido en presunto delito de amenazas (al menos amenazas simples) en relación a los hechos acaecidos el 25 de abril de 1998 en el restaurante de la calle Posadas 1032 contra el señor Zinneddine Rachem.