BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 20 de julio de 2018
OPINIÓN
Respuesta al presidente de la Nación
Por Silvia Horne. La diputada nacional por Río Negro se refirió a la primera conferencia de prensa de Mauricio Macri del 2017 y acusó al mandatario de respaldar a Joe Lewis.
18 de enero de 2017
Esta semana la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minería y Sucesiones de la Tercera Circunscripción de Río Negro emitió una medida de no innovar que impide la continuidad del loteo en las laderas de Pampa de Ludden. La propiedad de estas tierras sigue en litigio. Se ha demostrado fehacientemente que su adquisición adoleció de todas las violaciones posibles a la ley N 279 de tierras de Río Negro. Se trata de tierras que podrían revertirse a favor del Estado.

Una gran manifestación de proporciones inusitadas, el 7 de enero en El Bolsón, ha denunciado con lujo de detalle la inconveniencia, riesgos y perjuicios que dicho loteo ocasionaría a toda la comarca. La justicia ha dado razonabilidad a los argumentos. Ha emitido una medida de no innovar. Se ha detenido por derecho el loteo.

Es evidente que esta decisión afecta al amigo del presidente.
Aunque niegue su vinculación con el mega desarrollo inmobiliario, ahora prohibido, o al menos en suspenso, Joe Lewis le ha pedido a su amigo, el presidente de la República Argentina, que interceda, nuevamente, para destrabar sus negocios, y esa es la razón de su mención en la Conferencia de Prensa.

Respecto al lago Escondido

Dada la investidura de quien se ha manifestado, que es el Presidente, y no es mi intención faltarle el respeto, debo decir que seguramente los asesores del presidente no lo han informado debidamente. No le han mostrado que las tierras de Lewis no son lindantes, sino que en su propiedad está encerrado un lago, que no es lo mismo. No le han alcanzado la documentación obrante, los fallos del máximo órgano de Justicia de Río Negro que ordena habilitar un acceso público, abrir un camino, ya que no existe tal acceso.

Seguramente ninguno de los obsecuentes asesores se habrá permitido informar fehacientemente al presidente de que Lewis miente.

Seguramente ninguno habrá siquiera intentado constatar la existencia de ese “camino”. El “camino” referido es un dibujo. No ha sido transitado por pies humanos, ni rodados. En el utópico caso de lograr alcanzar desde la ruta 40 la orilla del lago se debería demorar a lomo de mula o cabalgadoras por 4 días, en altas cumbres. No conocen. Afirman por boca de Lewis.

Si el Presidente es consistente en sus afirmaciones debiera asegurar el señalamiento de ese camino, y dar las garantías de seguridad de un camino público. Algo que no puede avalar ningún organismo vial.

Pero las declaraciones del Presidente, respaldando a su “amigo”, no se producen en solitario. Se conjuga con relaciones que pueden ser vistas como dádivas. Porque utiliza su aeronave, Porque deja en Lago Escondido caballos de su pertenencia, y porque siendo su amigo es adjudicatario de licitaciones del Estado.

Pero fundamentalmente, por ser Joe Lewis el principal beneficiario del decreto 820, que elimina condiciones a la extranjerización de tierras, y que parece hecho a medida de sus pretenciones.

Pretensiones antiguas, pero que recién en 2016, con un amigo Presidente, un gobernador dependiente como lo es Weretilneck, y un intendente de El Bolsón, que es su contador, puede conseguirlo.