BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de octubre de 2018
OPINIÓN
Este Estado se ocupa de los problemas que llevan años sin solución
Por Laura Ricchini. Por el tema de las inundaciones, la diputada provincial bonaerense salió al cruce de su par Rocío Giaccone, de quien dijo que “pareciera no tener memoria, pero los vecinos sí la tienen”.
25 de enero de 2017
Llama la atención la liviandad con la que la diputada Giaccone trata el tema de las inundaciones, pareciera no tener memoria sobre lo que sucedió en la provincia hasta diciembre del 2015. Y sobre todo, de lo que no sucedió, de todas las obras que los vecinos de la provincia esperaron durante años, y que nunca se llevaron a cabo, generando constantes y recurrentes inundaciones, y llevando a muchos bonaerenses a perder todo, una y otra vez.

Queremos llevar tranquilidad a los vecinos. Este gobierno, tanto Nacional, Provincial como Municipal, está monitoreando permanentemente la situación. Situación que se produce por la falta de obras de los últimos años.

Las obras en infraestructura hidráulica no llevan meses de ejecución, sino años, y requieren, cada una de ellas, una muy importante inversión debido a la magnitud de las mismas. Nuestra gobernadora María Eugenia Vidal tiene un fuerte compromiso con los habitantes de toda la provincia. Uno de los mayores compromisos que asumió, fue el de realizar las obras que hacen falta, a fin de poder evitar futuras inundaciones.

Este no es un Estado ausente. Es un Estado que se ocupa de los problemas que llevan años sin solución.

Al momento, se está concluyendo con las obras pertenecientes al tramo 3 de la Cuenca del Salado, y en enero de este año, se licitarán obras por un total 27 kilómetros financiados por la Nación, más 33 kilómetros financiados por el Banco Mundial, que completan 60 kilómetros, desde Las Flores hasta Roque Pérez, pertenecientes al tramo 4 del Plan Maestro, los cuales permitirán incorporar más de un millón de hectáreas al sector productivo y evitar inundaciones en localidades de otros siete partidos de nuestra Provincia. Nuestra gobernadora, ha decidido invertir fuertemente en estas obras, a fin de que puedan llevarse adelante en un periodo de tiempo menor del esperado, para lograr que de una vez por todas, los vecinos de la provincia de Buenos Aires dejen de sufrir las inundaciones que vienen sufriendo hace tantos años.

Con respecto a las inundaciones recientes, desde el primer momento el equipo de la gobernadora María Eugenia Vidal se trasladó a los sectores más complicados, con la finalidad de acompañar a los vecinos de la provincia afectados por las inundaciones e intentar minimizar los impactos generados por el avance del agua.

En el mes de Julio del 2016 y luego de casi dos años de inactividad se reactivó el Comité de Cuenca del Salado, a partir de ese momento, el Intendente Pablo Petrecca se puso al frente de la subregión A1, de la cual es presidente, y comenzaron a realizarse reuniones periódicas.

El 12 de enero de este año se realizó una reunión del Comité de Cuenca del río Arrecifes, con presencia de autoridades de la Subsecretaría de Hidráulica, Autoridad del Agua, intendentes y legisladores de la 2da y la 4ta sección a fin de evaluar la situación, brindar información a la población, y explicar las futuras obras a llevar adelante en la zona.

El 20 de enero, antes del avance del agua en la zona, nuestro intendente Pablo Petrecca convocó a reunión del Comité de Cuenca del río Salado, reunión a la que no sólo asistió el Subsecretario de Hidráulica de la Provincia y la Autoridad del Agua, sino también, asistieron a la misma el Vicegobernador de la provincia, el Ministro de Gobierno, el Ministro de Desarrollo Social, el Secretario General de la Gobernación, la Subsecretaría de Asuntos Municipales, así como también intendentes y legisladores de la 4ta sección electoral.

Desde que el agua comenzó a incrementar su nivel, los funcionarios de las localidades afectadas y técnicos de hidráulica de la provincia, realizan mediciones diarias en diferentes zonas, con el objetivo de mantener información actualizada sobre la situación y poder llevar adelante acciones preventivas adecuadas en caso de ser necesario.

En cuanto a la situación de las localidades que sufrieron inundaciones recientes (Pergamino, La Emilia, General Villegas), en ellas hubo un Estado Provincial presente, que destinó más de 20 millones de pesos para atender a la población, además de las innumerables ayudas del Estado Nacional, sin convertir eso en un evento político.

La Nación también está presente, realizando un relevamiento productor por productor. Se están analizando las pérdidas para evaluar las medidas a tomar, sobre todo para llevar tranquilidad a quienes fueron afectados.

Por otra parte, recordemos que los intendentes no pueden tomar decisiones unánimes sobre los pasos a seguir en caso de inundaciones, como por ejemplo, la apertura o cierre de compuertas, ya que para eso contamos con un protocolo de actuación específico, realizado por técnicos especializados, que determinan qué acciones se deben llevar a cabo en cada caso.

Pareciera que muchos que critican nuestra gestión no recuerdan, pero los vecinos de la Provincia tienen memoria, recuerdan muy bien el silencio de los legisladores y funcionarios del FPV ante las sucesivas inundaciones que sufrieron estos últimos años. Cuando María Eugenia asumió la gobernación no existía un plan de emergencias. Ni siquiera elementos suficientes para atender a la población afectada: esto es, había 39 colchones en un depósito (hoy se dispone de 60 mil, y muchos de ellos fueron destinados a las localidades inundadas). Aquellos vecinos que perdieron todo una y otra vez durante el gobierno del ex gobernador Daniel Scioli, pueden refrescarle la memoria a muchos políticos de la oposición.