BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 11 de diciembre de 2018
OPINIÓN
Argentina entre los 5 países que más mejoraron sus índices de transparencia
Por Brenda Austin. La diputada oficialista destacó la noticiaconocida esta semana, según la cual nuestro país avanzó en las posiciones, aunque sigue bien lejos.
26 de enero de 2017
La noticia de estos días, acerca del Índice de Percepción de la Corrupción que publica anualmente la organización Transparencia Internacional, no deja de ser una buena señal para nuestro país.

Argentina, mejoró su posición respecto a años anteriores y se ubica dentro de los 5 países que obtuvieron mayores mejoras. Sin embargo, basta mirar el gráfico para advertir que estamos lejos de tener un resultado que nos permita sentirnos orgullosos.

Los indicadores obscenos a los que llegó nuestro país en los últimos años, nos ponen a la cola no sólo del mundo sino también de Latinoamérica. Estamos lejos de ser un ejemplo para nuestros vecinos.

Sin embargo, las señales que indican una mejora, nos muestran que ese es el camino. La sanción de la Ley de Acceso a la Información Pública, las leyes del arrepentido y la media sanción de la extinción de dominio (para los bienes producto de la corrupción), así como la obligatoriedad de los debates presidenciales, entre otras, han sido un eslabón clave.

Todavía falta mucho camino que recorrer. Una justicia que acredite que está en condiciones de controlar al poder cuando aún tiene poder, un periodismo que dé cuenta de la corrupción, y una sociedad que reaccione ante lo que debiera ser intolerable. Cada peso que se desvía, son derechos que nos siguen faltando. Alguna relación, posiblemente bidireccional, existe entre el subdesarrollo y los niveles de corrupción; de nuevo el gráfico mundial es elocuente.

Apostamos a discutir este año nuestro proyecto para transparentar la Obra Pública, pues ello, junto a los procedimientos de Compras y Contrataciones de los gobiernos, es la gran caja que hay que cuidar. Mayores niveles de concurrencia para evitar la cartelización, mayor nivel de transparencia para exigir que la información esté a la luz de todos los ciudadanos, mayores mecanismos de control en tiempo real, son algunas de las herramientas legales que nos hacen falta. La inclusión del financiamiento de los partidos en el debate de la reforma política y la profundización de las experiencias de Gobierno Abierto son otras líneas claves en las que debemos avanzar.

Nos alegra que Argentina esté mejorando, pero sobre todo nos compromete a fortalecer nuestro trabajo para seguir aportando a mejorar la calidad institucional, herramienta fundamental para operar como garantía al acceso de los derechos de todos los ciudadanos.