BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 20 de abril de 2018
NOTICIAS
Al anunciar un paro, la CGT sostuvo que “no hay respeto por el Congreso”
Para la CGT, el DNU de ART “quita legitimidad” al obviar a la Cámara de Diputados. El triunvirato que conduce la central obrera afirmó que “no hay más tiempo de diálogo”.
2 de febrero de 2017
Tal cual se preveía, la el consejo directivo de la CGT definió este jueves la realización de un paro nacional acompañado por una movilización durante la segunda quincena de marzo -probablemente el 30-, y resolvió no volver a participar de las mesas de diálogo con el Gobierno y empresarios.

En el marco del endurecimiento de la central sindical, anunciado luego ante la prensa por los miembros del triunvirato de conducción, el diputado nacional Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y el diputado provincial Carlos Acuña, se tomó la decisión de adoptar medidas de fuerza contra el incumplimiento de los empresarios en el pago del bono de fin de año y por los despidos que se registraron en las primeras semanas del año, además de las medidas del Gobierno como la nueva suba de tarifas.

En ese marco, Daer señaló que se resolvió “no participar más de las mesas de dialogo ante la falta de confianza con el Gobierno y mientras dure esta situación crítica con los empresarios; movilizar con los gremios de la industria a la cabeza el 7 de marzo hacia el Ministerio de la Producción y un paro nacional a partir de las 12 y movilización para la segunda quincena de marzo”.

Acuña señaló que ya hubo “mucho contacto, diálogo y reuniones con los funcionarios y nada se cumplió, lo que demostró que todo lo firmado por el gobierno y los empresarios con el sindicalismo fue verborragia total”.

Schmid, por su parte, sostuvo que “la CGT no está conforme con la realidad”, en tanto que Daer cuestionó la decisión de modificar la ley de ART por decreto, lo que a su juicio resulta “muy endeble” pues “le quita legitimidad de origen al obviar a Diputados”.

Acuña se quejó en tanto de que “cuando algo beneficia a los trabajadores de inmediato se veta. No hay respeto por el Congreso. Hay demasiadas pruebas sobre la mesa. No hay más tiempo de diálogo. Esta situación sólo puede revertirse modificando de cuajo la actual realidad”.