BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 17 de julio de 2018
NOTICIAS
Desde Cambiemos se celebra el cierre de “la Saladita” más grande de Constitución
El legislador Marcelo Sorgente, autor del proyeto de ley que busca la regularización de las "Saladitas" celebró la clausura del complejo de más de 400 puestos que funcionaba en Constitución.
9 de febrero de 2017
El diputado nacional de Cambiemos Marcelo Sorgente respaldó la investigación de la Fiscalía General porteña y celebró la decisión de la Justicia que dispuso la clausura del “Paseo de la Estación”, el complejo con 400 puestos de tipo “saladita” que funcionaba ilegalmente en Constitución.

El legislador del Pro, que presentó el proyecto de ley para regular a estas ferias que, se calcula ya son más de 570 en todo el país, señaló: “La Salada es el complejo ilegal más grande del mundo, que durante los últimos años creció como un modelo de franquicia en el interior del país a costa de la corrupción, y el gobierno que se fue lo quiso llevar como modelo a África y hasta los puso de candidatos en las últimas elecciones”.

Se calcula que la venta ilegal en Argentina moviliza más de 65.000 millones de pesos por año, que puede encubrir un negocio millonario diseñado por mafias organizadas que desarrollan un sistema de trabajo esclavo o informal, trata de personas en talleres clandestinos -en especial de inmigrantes carentes de documentación que les impide ingresar en la formalidad laboral-, contrabando, robo y piratería de mercadería, inseguridad, narcotráfico, competencia desleal y corrupción.

“El objetivo es reglamentar los complejos comerciales no convencionales, ferias y mercados, que se calculan ya son más de 570 en todo el país”, explicó Sorgente respecto sobre el proyecto de ley presentado y continuó, “entendiendo la demanda social que conlleva a la expansión de este tipo de mercados informales, pero concibiendo a su vez las problemáticas derivadas por la falta de regulación de esta actividad”.

“Combatir la venta ilegal es una decisión netamente política. Horacio Rodríguez Larreta lo viene haciendo en la Ciudad de Buenos Aires con coraje y gran éxito porque la gente se merece vivir mejor y no podemos condenar a los más necesitados a trabajar de manera ilegal en una manta o un puesto de una saladita. Muchos se están volviendo millonarios falsificando mercadería y contratan trabajadores solo por un plato de comida”, destacó Sorgente.

El diputado, referente de las pymes en el bloque, se refirió a La Salada como “el complejo ilegal más grande del mundo, que durante los últimos años creció como un modelo de franquicia en el interior del país a costa de la corrupción, y el gobierno que se fue lo quiso llevar como modelo a África y hasta los puso de candidatos en las últimas elecciones”.

El proyecto de ley ordena como requisito obligatorio contar con un registro de los locatarios y del personal, como medida para combatir el empleo no registrado y el trabajo esclavo, además de demostrar la procedencia de la mercadería.