BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de octubre de 2018
NOTICIAS
Senadora pide que el Ejecutivo convoque a una paritaria docente nacional
Norma Durango solicitó que de inmediato el Gobierno se reúna con los gremios, cumpliendo con lo establecido por la ley de financiamiento educativo.
10 de febrero de 2017
La senadora nacional Norma Durango (Peronismo Pampeano) se metió de lleno en el tema de la paritaria docente nacional y presentó un proyecto de comunicación en la Cámara alta para que se requiera al Ejecutivo que, a través de las autoridades ministeriales competentes, convoque de inmediato a una reunión con los gremios.

“Reivindicamos la negociación nacional y nos oponemos a las autoridades nacionales que no sólo pretenden desentenderse de la compensación salarial docente, garantizando un salario mínimo en todo el territorio nacional, sino que además excluyen a los docentes de la discusión de temas intrínsecos a su actividad, poniendo en riesgo el inicio de clases y comprometiendo seriamente la calidad de la educación”, sostuvo la legisladora.

Acompañando al Ministerio de Educación de la provincia de La Pampa, Durango exige que “el Ministerio nacional cumpla con lo previsto en el artículo 10 de la Ley de Financiamiento Educativo y en su decreto reglamentario 457/2007, y convoque a paritaria nacional como así lo solicitan las entidades gremiales”.

“El gobierno nacional quiere eliminar la negociación nacional y dejar la discusión salarial exclusivamente en manos de cada provincia. Así se perdería la posibilidad de establecer un piso a nivel nacional y de discutir cuestiones fundamentales como las condiciones laborales, menguando el poder de negociación de los gremios docentes”, agregó.

La senadora señaló que “en los argumentos del Ejecutivo se menciona que el salario ya fue discutido el año pasado, pero eso, además de reconocer explícitamente el incumplimiento de la ley, ignora la discusión de temas igualmente importantes como son las condiciones laborales y la carrera docente”.

Por esto, Durango consideró que “es justamente el Estado quien debe velar por el respeto a los derechos y el cumplimiento de las leyes”. “Ha quedado claro que el gobierno está ocupado en disminuir los índices inflacionarios, pero en esa búsqueda no se justifica ir contra los derechos de los trabajadores y menos contra los mecanismos democráticamente dispuestos para discutir la situación laboral, que en todo contexto son necesarios y todavía más en estos momentos en que las y los trabajadores no se sienten contemplados por las medidas regresivas que está llevando adelante este gobierno”, manifestó.

“No avalamos el ajuste automático que el gobierno pretende imponer abandonando a los trabajadores de la educación de las distintas provincias a su suerte puesto que el acuerdo a nivel nacional es un parámetro fundamental para las negociaciones provinciales, sin él tendríamos docentes privilegiados y otros con muy bajos salarios. Mucho menos podemos avalar la exclusión de los trabajadores de las condiciones en que desarrollan su profesión porque esto sin duda implica ir en detrimento de la educación consagrada por la Ley de Educación Nacional N° 26.206 como un bien público y un derecho personal y social”, continuó.

Por último, la legisladora pampeana recordó “aquellos años donde no había paritarias y reinaba una gran disparidad en los salarios así como salarios miserables. La lucha salió de las aulas y tomó las calles y las plazas, y la Carpa Blanca supo dar voz a amplios sectores que se solidarizaron con la tarea docente. Recién a partir de año 2006 con la ley de financiamiento educativo se pudo comenzar a revertir la situación”.

“Por ello nos vemos obligados a advertir que la actitud negligente del Poder Ejecutivo Nacional retrotrae al escenario de 30 años atrás despreciando los esfuerzos de las autoridades nacionales, de los gobiernos provinciales, de los gremios docentes y de la sociedad en su conjunto, que hicieron posible reivindicar la educación como prioridad nacional”, concluyó.