BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 14 de noviembre de 2019
NOTICIAS
Con apoyo de parte de la oposición, avanza el proyecto de ART en Diputados
En un plenario de comisiones, Cambiemos consiguió avanzar con la iniciativa aprobada en el Senado. El grueso del Frente Renovador y el bloque de Diego Bossio acompañaron con su firma el proyecto, que este miércoles sería ley. Advierten que la litigiosidad aumentó un 2.600% en los últimos 12 años.
13 de febrero de 2017
Con apoyo de la oposición “dialoguista”, Cambiemos se encamina hacia la sanción de la nueva Ley de Riesgos de Trabajo, que este lunes obtuvo dictamen favorable y se tratará el miércoles en el recinto, en el marco de las sesiones extraordinarias que el presidente Mauricio Macri debió convocar para apaciguar las aguas.

El proyecto –que ya fue aprobado en el Senado- fue avalado en un plenario de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto y Hacienda, donde el grueso del Frente Renovador de Sergio Massa y el bloque Justicialista de Diego Bossio y Oscar Romero acompañaron al oficialismo.

En cambio, el Frente para la Victoria-PJ, liderado por Héctor Recalde; la izquierda, representada por Néstor Pitrola; y el progresismo, liderado por Margarita Stolbizer, rechazaron la iniciativa oficial al advertir que limitará el derecho de los trabajadores de recurrir a la Justicia en caso de accidentes laborales.

También se opuso al proyecto el “dipusindical” Facundo Moyano, quien firmó el dictamen de rechazo impulsado por Stolbizer y anticipó su voto en contra del recinto, al cuestionar “el orden de prioridades del Gobierno” con el fin de “proteger al sector empresario y no al trabajador”.

En cambio, Héctor Daer confirmó su apoyo a la iniciativa, pero aclaró que “no es la ley de la CGT” sino “la propuesta por el Poder Ejecutivo”, y reconoció que la central obrera “hubiera preferido una ley de prevención” de riesgos de trabajo.

El FpV-PJ también se dividió: mientras que el entrerriano Rubén Barreto firmó un dictamen de rechazo total, el resto de los representantes del bloque propuso uno alternativo, con modificaciones.

La de este miércoles será la primera sesión de un año electoral donde el macrismo espera poner a prueba su gestión como paso intermedio para revalidar títulos en 2019, mientras la ciudadanía escruta más que nunca el comportamiento de los legisladores.

Como condimento adicional, el debate por la ley de ART se verá salpicado por el escándalo del acuerdo entre el Estado Nacional y el Correo Argentino, que implica una condonación de deuda millonaria para el empresario Franco Macri, ex propietario de la firma.

El debate

El plenario de este lunes fue presidido por Alberto Roberti (Justicialista), quien ponderó el llamado a extraordinarias. “La réplica de un proyecto dada en un decreto no sólo quita mérito a la labor del legislador, sino que no ayuda en nada a los trabajadores, puesto que todos sabemos que una ley tiene más valor que un decreto”, razonó.

El economista Eduardo Amadeo fue el encargado de revelar las cifras, que tildó de “escandalosas”: precisó que “entre 2004 y 2016, la cobertura de los seguros aumentó un 40%”, y que en el mismo período “la siniestralidad en la industria bajó un 26%, lo que implica que las empresas hicieron más esfuerzo por reducir accidentes, y se redujeron más los accidentes graves y que causaban muertes”.

Sin embargo, advirtió el macrista, “la litigiosidad aumentó un 2.600%, lo que ayudó a que no se cree trabajo en blanco”, sobre todo en pequeñas y medianas empresas que entre julio y agosto del año pasado “pidieron por favor que se aprobara esta ley”.

Al fundamentar su rechazo, Stolbizer advirtió que con el proyecto “se limita el ejercicio del derecho de un trabajador” y arguyó que “la decisión de bajar la litigiosidad pone al desnudo que nunca se ha planteado que esto se puede hacer por una vía más sencilla, que es disminuir los accidentes”.

Además, subrayó que “la ley llega viciada de inconstitucionalidad, porque viola un principio elemental, que es que si una persona es dañada, debe ser compensada”, y en el mismo sentido se expresó la socialista Gabriela Troiano, quien dijo que “se quiere obstaculizar el acceso a los derechos del trabajador”.

En tanto, Recalde –abogado laboralista- denunció que “se está violando la institucionalidad y la seguridad jurídica. “Esta ley va a ser declarada inconstitucional, ¡¿pero cuándo?! ¡¿Después de cuántas muertes?!”, se preguntó.

Por su parte, Pitrola aseveró que “alterarán en 72 horas una legislación de fondo, dando otra vuelta de tuerca al régimen de las ‘ART de la muerte’, que produce 700 mil accidentes anuales. No tenemos una industria del juicio, sino una industria del accidente de trabajo”.

El legislador del Partido Obrero también apuntó al vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA): “Esta ley es de redacción de (Daniel) Funes de Rioja, que ya había logrado con Cristina Kirchner eliminar la doble vía, administrativa y judicial”.

El monobloquista Julio Raffo, quien integra el interbloque massista, cuestionó que no haya plazos en el artículo dos del proyecto, que reza que “una vez agotada la instancia (de la comisión médica jurisdiccional) las partes podrán solicitar la revisión de la resolución ante la Comisión Médica Central”.

El proyecto

En el artículo primero, el proyecto dispone que “la actuación de las comisiones médicas jurisdiccionales constituirá la instancia administrativa previa, de carácter obligatorio y excluyente de toda otra intervención, para que el trabajador afectado, contando con el debido patrocinio letrado, solicite la determinación del carácter profesional de su enfermedad o contingencia, la determinación de su incapacidad y las correspondientes prestaciones dinerarias previstas en la Ley de Riesgos del Trabajo”.

Se establece luego que “una vez agotada” esta instancia, “las partes podrán solicitar la revisión de la resolución ante la Comisión Médica Central”.

Así, “el trabajador tendrá opción de interponer recurso contra lo dispuesto por la comisión médica jurisdiccional ante la Justicia ordinaria del fuero laboral de la jurisdicción provincial o de la Ciudad de Buenos Aires, según corresponda al domicilio de la comisión médica que intervino”.

“El recurso interpuesto por el trabajador atraerá al que eventualmente interponga la Aseguradora de Riesgos del Trabajo ante la Comisión Médica Central y la sentencia que se dicte en instancia laboral resultará vinculante para todas las partes”, dice el texto.