BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 19 de septiembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Movilidad y transporte, los temas que más preocupan a los porteños
El diputado del Frente Renovador, Javier Gentilini, y el de la CC ARI, Maximiliano Ferraro, analizaron los problemas en materia de transporte público y movilidad urbana en la Ciudad de Buenos Aires, y aseguraron que “viajar es una verdadera odisea”.
17 de febrero de 2017
Pasa el tiempo y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires está cada vez más convulsionada, a los millones de ciudadanos que habitan el distrito se le suman los miles de argentinos que llegan a diario para trabajar y disfrutar de las diversas actividades que brinda el lugar.

Calles cortadas, bicisendas, vehículos mal estacionados, grandes masas de automóviles particulares y un transporte público colapsado, hacen que muchas veces movilizarse sea una verdadera “odisea”. Así lo definió el presidente del bloque Frente Renovador porteño, Javier Gentilini, quien dialogó con parlamentario.com y analizó la vorágine que significa transitar por Baires.

A su vez, el legislador de la CC ARI Maximiliano Ferraro afirmó que “hay varios factores que influyen en la calidad del transporte público en nuestra Ciudad, por ejemplo hay una falta de planeamiento entre las diferentes administraciones que tienen competencia en esta área”.

No obstante, no son solo apreciaciones que efectuaron los diputados, sino que fueron los propios vecinos quienes formalizaron más quejas en relación a inconvenientes asociados al tránsito y el transporte durante el 2016. De este modo, el Sistema Único de Atención Ciudadana (Suaci) porteño recibió más de 52.500 denuncias al respecto durante el primer año de gestión de el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Entre los inconvenientes que más cuestionan los ciudadanos aparecen: 30.093 reclamos de remoción de autos abandonados, 13.747 con el sistema de bicicletas públicas y 292 con las bicisendas, 5.367 sobre reparaciones de semáforos rotos y 629 por la falta de señalización de paradas de colectivos.

Transporte público, ¿colapsado y sin mejoras?

En este sentido, Gentilini explicó que pese a que el ejecutivo aplicó diversas políticas para desincentivar el uso del automóvil particular no son efectivas ya que “el transporte público, en general, sigue siendo deficitario y en varios casos viajar resulta complicado”. Sin embargo precisó que “acá ha habido una apuesta muy fuerte al tema del Metrobus, que si bien uno en el circuito de la 9 de Julio puede considerarlo como apropiado porque el resultado así lo indica, en el resto de los circuitos los resultados no han sido tan buenos y en algunos casos han sido contraproducentes”, y afirmó que “la línea Av. Garay, Av. Chiclana y Av. F. de la Cruz, fue absolutamente innecesario y un gastadero de dinero inútil ya que no resolvió el problema en cuestión, sino que por el contrario, lo agravó”.

No obstante, por su parte los usuarios del Metrobus manifestaron que la medida es satisfactoria ya que “los carriles exclusivos permiten circular más rápido y agilizar los tiempos de viaje”, pero cabe destacar que muchos otros criticaron “la alteración del paisaje y en muchos casos se desorientaron por los cambios en la señalización de las paradas de colectivos”.

A sí mismo, Ferraro precisó que “hace falta mucha inversión en el transporte público, si bien ha habido un aumento de la misma en los últimos tiempos y buenos proyectos como el RER, los mismos llevarán tiempo y necesitan de mucho dinero” y aseveró que “el Gobierno debe también trabajar en la expansión y mejora del subte como transporte central de la ciudad; nos gustaría ver más avances en este sentido, como la construcción de la línea F, por ejemplo, que ha sido largamente demorada”.

Por otra parte, según con un estudio de Índice de Movilidad Urbana realizado por la consultora internacional Arthur D. Little y la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), evaluó 84 grandes ciudades del mundo en una escala del 0 al 100; elaborando así un ranking mundial de las ciudades con mejor transporte público.

En dicho ranking, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ocupa el puesto 48, lo que significa que el distrito aún tiene que avanzar bastante en materia de tránsito y transporte para poder posicionarse como una de las ciudades con mejor transporte público del mundo.

La bicicleta, la gran apuesta

En materia de movilidad, desde hace ya varios años el ejecutivo porteño puso el foco en el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo, en fomentar la no utilización del auto particular, para evitar así la concentración de vehículos en horas pico y también para favorecer el ambiente. Esta propuesta, el Gobierno la entendió como "una manera sustentable de moverse", que replica modelos instrumentados en más de 200 ciudades del mundo.

“Tenemos que tener en cuenta que el uso de la bicicleta tiene todo un proceso de cambio cultural, hoy en la Ciudad de Buenos Aires se están transportando en bicicleta el 4%, con suerte”, señaló Gentilini. Sin embargo, el distrito se alzó como la cuarta ciudad latinoamericana que más utiliza este método de transporte, según un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el cual se compran 57 ciudades.

En este sentido, el territorio porteño, donde según cifras del Gobierno porteño la bici ya alcanzó el 3,5% del total de viajes diarios, se encuentra bien posicionado con el sistema de alquiler público, con el diseño de ciclovías y con las campañas de promoción.

No obstante, el diputado del Frente Renovador explicó que “con las bicisendas apostamos a que la gente agarre la bicicleta, que sean más saludables, avanzar hacia una ciudad verde” pero cuestiono el hecho de que las bicisendas sean de doble mano, mientras que la calle por la que corren es de un único sentido. “Esto trae un riesgo aparejado, que es que cuando la gente se larga a cruzar, no solamente tiene un punto de exposición mayor desde el punto de vista de la salud en relación a un accidente, tiene grabado en su psiquis el sentido en el que corre la calle y solamente mira para ese lado a la hora de cruzar la calle; del otro lado puede venir un ciclista a toda velocidad”, indicó y agregó que “ya hubo más de 100 accidentes de ciclistas contra peatones”.