BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 28 de abril de 2017
COYUNTURA
Intensificarán reuniones con los sectores más complicados
En busca de descomprimir la situación en diversos ámbitos de la producción, el Gobierno busca avanzar en acuerdos puntuales con el objeto de atender individualmente las situaciones que afrontan problemas.
15 de marzo de 2017
El Gobierno intensificará las conversaciones y búsqueda de puntos de consenso con los diversos sectores económicos, a fin de lograr evitar despidos y generar condiciones de mejoras de la inversión y del empleo.

El punto de partida de esta iniciativa fue el acuerdo petrolero suscripto en enero por Vaca Muerta y siguió esta semana con el sector automotriz, para que la Argentina llegue a producir en año 2023 un millón de vehículos.

En el equipo económico aseguran que hay que seguir esa línea para mejorar la situación de competitividad y producción de los distintos rubros locales.

“La única manera de mejorar las condiciones es seguir trabajando en el diálogo. Vaca Muerta fue el comienzo, seguimos con el sector automotriz y ahora estamos preparando convenios similares con varias industrias”, resaltó uno de los principales integrantes del gabinete económico.

Por lo pronto, en los últimos días, los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, y de Producción, Francisco Cabrera, se reunieron con los rubros metalúrgicos, cerámicos, textil, calzado e indumentaria.

Los encuentros seguirán con sectores de la industria alimenticia, electrónica, sector tambero y producciones regionales, con la misma idea de lo que se ha realizado hasta ahora.

En el Ejecutivo confían en lograr concretar los mismos objetivos, que son los acuerdos de competitividad que empezaron con Vaca Muerta y automotriz.

“La única manera de mejorar la situación del empleo en obteniendo una mejora de la competitividad en consenso, entre gremios, empresarios y el Gobierno. No hay manera de mejorar la competitividad en general si no se trabaja con los sectores”, resaltó otra de las fuentes del Gobierno.

En el equipo económico esperan que estas reuniones se intensifiquen en las próximas dos o tres semanas, para que hacia fines de abril o principios de mayo continuar firmando los convenios de competitividad con los distintos sectores.

Los rubros que más urgencia necesitan estos acuerdos, según admitieron en Producción, son metalúrgicos, textil, calzado, indumentaria, electrónicos y materiales de la construcción.

En algunos casos, los propios funcionarios admiten que podría haber algunas medidas tendientes a frenar la presión que genera el ingreso de productos importados, con la aplicación de licencias no automáticas para concretar las compras externas.

“A mitad de año tenemos que estar con mejora del consumo y del nivel de actividad económica, particularmente en la industria”, agregó el mismo funcionario.

Está claro que la generación de nuevos puestos de trabajo es el gran desafío que tiene el Gobierno en este momento. Para eso se necesitará insistir con reglas claras para captar la inversión local y externa.