BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 24 de julio de 2017
LEGISLATURA BONAERENSE
Piden juicio político al juez que suspendió la conciliación con docentes
Un legislador provincial oficialista pidió iniciar un jury de enjuiciamiento contra el magistrado Luis Federico Arias.
16 de marzo de 2017
El diputado provincial de Cambiemos Guillermo Castello elevó este jueves a la secretaría de enjuiciamiento de magistrados y funcionarios judiciales el inicio de un juicio político al titular del Juzgado Contencioso Administrativo 1 de La Plata, Luis Federico Arias, por considerar que mantiene una “manifiesta imparcialidad” política.

Se trata del magistrado que suspendió la semana pasada la vigencia de la conciliación obligatoria en el conflicto entre el gobierno y los gremios docentes.

A juicio del diputado Castello, el juez Arias mantiene una “animosidad manifiesta” tanto contra el Gobierno nacional como el bonaerense, y pone como ejemplo que en una solicitada reciente firmó una declaración que contiene “conceptos sustancialmente impropios de un juez en funciones, se exterioriza una animosidad manifiesta para con el espacio político al que pertenecen los actuales gobernantes y se asume una posición facciosa claramente identificada con referentes y espacios políticos”.

En la solicitada aparecida en medios on line se habla en el primer párrafo de una situación “preocupante” que se adjudica a las medidas del presidente Mauricio Mcri, lo que -señala el legislador- “ineludiblemente debe conjugarse con el quinto párrafo en el que se hace referencia a una 'persecución' contra dirigentes políticos, sindicales y sociales”.

“La calidad de magistrado del aquí denunciado impide suponer que ha firmado el texto de manera desaprensiva y obliga a suponer que lo ha suscripto a conciencia y comparte cada uno de los conceptos allí vertidos”, expresa el diutado Castello, que agrega que “la gravedad de las manifestaciones explica que Arias es el único juez en funciones que firma la solicitada”.

En la fundamentación de la denuncia, el legislador señala como faltas habilitantes de enjuiciamiento “la realización de hechos o desarrollo de actividades incompatibles con la dignidad y austeridad que el cargo judicial impone; la intervención activa en política; y la realización de actos de parcialidad manifiesta”.