Cuatro senadores renunciaron a sus bancas

Cuatro senadores anunciaron ayer su decisión de renunciar a sus bancas. O mejor dicho, poner las mismas a disposición de las legislaturas de sus provincias. Se trata de los peronistas Jorge Yoma, Eduardo Menem (ambos de La Rioja) y Eduardo Arnold (Santa Cruz) y el radical Raúl Galván (La Rioja)

La decisión fue anunciada como la intención de facilitar la labor de la Justicia, pero también como un reclamo de voto de confianza por parte de sus respectivas legislaturas.

También se especuló con la posibilidad de que los senadores peronistas bonaerenses adoptaran similar resolución, pero Antonio Cafiero adelantó que no pensaba renunciar a su banca. El fue, recordemos, quien disparó el escándalo al recoger la versión periodística del cohecho y llevarla a los primeros planos. Tanto él como Jorge Villaverde se reunieron en la víspera con el gobernador Eduardo Duhalde para analizar la situación, y analizaron la posibilidad de llegar a un acuerdo con el Gobierno para disponer que las legislaturas provinciales reemplacen a los senadores mientras dure la investigación.

El ex gobernador había pedido el día anterior el recambio masivo de todos los legisladores.

Paralelamente, los senadores de la Alianza y el PJ se pusieron de acuerdo para otorgar el desafuero de los ocho legisladores requeridos por el juez que investiga los casos de supuestas coimas en el Parlamento. En tal sentido se decidió que se realice una sesión el próximo martes a partir de las 11 para resolver sobre los senadores Ramón Ortega, Angel Pardo, Eduardo Bauzá, Emilio Cantarero, Remo Costanzo, Alberto Tell, Ricardo Branda (todos justicialistas) y el radical Javier Meneghini.

Debe recordarse que para otorgar el desafuero es necesario el voto afirmativo de los dos tercios de la Cámara -las fuentes consultadas por Parlamentario.com indicaron que el pedido tendrá curso favorable-. Asimismo tal situación implica la suspensión del legislador en cuestión.

Asimismo varios senadores involucrados decidieron anticiparse a los hechos y pedir el desafuero por su cuenta. Se trata del formoseño Branda, el mendocino Bauzá y el correntino Pardo.

Las renuncias de los cuatro legisladores tuvieron más una dirección política que ética, en virtud de que los riojanos tienen la convicción y seguridad personal de que la Legislatura de su provincia los ratificará en sus cargos este lunes en una sesión especial.

Un tanto diferente es la situación del santacruceño Eduardo Arnold, quien fue vicegobernador de esa provincia pero actualmente está enfrentado con Néstor Kirchner.

En el caso de los riojanos, con la ratificación de su legislatura las dimisiones no tendrán efecto, pero sí contarán con una virtual legitimizacción. En ese marco, Jorge Yoma anticipó su convicción de que había que convocar cuanto antes a elecciones para salvar “el clima de ilegitimidad que hay en el Senado “.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password