Galván renunció a la presidencia del bloque radical

El titular del bloque de senadores nacionales de la UCR, Raúl Galván, renunció anoche a la presidencia del bloque del radicalismo en el Senado. Lo hizo cerca de la medianoche, luego de reunirse con el ministro del Interior, Federico Storani, quien fue designado por el Presidente como nexo entre el Ejecutivo y el Parlamento.

Al hacer su anuncio, el riojano Galván -que el viernes había renunciado a su banca, desatando ciertas críticas en su propio bloque- se autotituló como “hombre de la UCR” y por tal motivo -dijo- “hago lo que el partido me pide.

Deslizó también que similar decisión adoptaría el presidente del bloque peronista, Augusto Alasino, cuyo reemplazante podría ser el sanjuanino José Luis Gioja.

Para el puesto de Galván trascendieron los nombres del cordobés Luis Molinari Romero, Leopoldo Moreau, Mario Losada y Alcides López.

El ministro Storani también se reunió con José Genoud, pero no le pidió que renunciara a la presidencia provisional del Senado.

Durante el día, Galván había cargado contra el vicepresidente Carlos Alvarez, instándolo a restringir opiniones sobre el escándalo del Senado al propio recinto de la Cámara alta. “Estas cosas han tomado un perfil muy serio, por lo que creo que el señor presidente de la Cámara tiene que dar sus pareceres en el recinto” del Senado, subrayó Galván, visiblemente enojado.

El riojano explicó que, en su carácter de presidente del Senado, “Chacho” Alvarez, debería circunscribir sus opiniones al recinto del cuerpo, a fin de evitar aseveraciones que calificó de “temerarias”.

Por su lado, el vicepresidente volvió a exigir que “como mínimo” renuncien a sus cargos los presidentes de los bloques del PJ y de la Alianza en el Senado -Augusto Alasino y Raúl Galván- y se mostró a favor de adelantar las elecciones para senadores previstas para octubre del año próximo.

El vicepresidente dijo que “habría que pensar si la Constitución no deja alguna luz para adelantar las elecciones de senadores” y señaló incluso que algunos constitucionalistas sostienen que las fechas marcadas por la Carta Magna son tentativas y pueden modificarse mediante “acuerdos políticos”.

“Las cuestiones que diga el presidente de la Cámara, y lo digo con serenidad pero con énfasis, las tendrá que volcar institucionalmente al seno del cuerpo y yo ahí voy a fijar mi posición”, afirmó Galván, visiblemente ofuscado, en diálogo con la prensa en el Senado.

En este sentido, señaló que el presidente del cuerpo tendrá que darle “explicaciones objetivas y políticas” de su sugerencia porque -según afirmó- “no pueden manifestarse alegremente (estas cuestiones) para equiparar a los hombres decentes con aquellos que pudieron haber incurrido en alguna felonía”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password