Alvarez aumenta la presión sobre el Senado

El vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez aumentó ayer su presión pública sobre el Senado al reclamar que se produzcan "pasos al costado de algunos" legisladores, en el marco del escándalo derivado de las denuncias de sobornos en la Cámara alta. La respuesta corrió por cuenta del flamante presidente del bloque radical, Mario Losada, quien expresó que los miembros de la bancada cuentan con el respaldo "del Presidente de la Nación y las provincias" que representan.

El vicepresidentes había indicado que “la crisis política se resuelve con gestos muy contundentes de senadores del Partido Justicialista” y luego se dirigió a “los bloques” para reclamarles renuncias. “Los bloques tendrían que decir: para ayudar a salir de la crisis tenemos que pedirle a algunos senadores que den un paso al costado, y si no, va a ser peor”, dijo.

En tal sentido, Alvarez le pidió a “los bloques” del Senado que no hagan “como el avestruz” y que exijan renuncias a algunos de sus miembros, y sentenció que es necesario “combatir” a los que “creen que el tiempo diluye” el escándalo en la Cámara alta.

Durante una conferencia de prensa que ofreció en el Senado, Losada invocó el “respaldo” hacia su conducción y a todo el bloque radical del presidente Fernando de la Rúa para rechazar las renuncias pedidas por Alvarez. “Nosotros nos sentimos respaldados por el presidente de la República y por las provincias a las que representamos”, remarcó Losada, quien ayer fue designado como nuevo jefe de bloque de la UCR en el Senado en reemplazo de Raúl Galván.

De todos modos, Losada intentó bajar el perfil del enfrentamiento que Alvarez mantiene con los senadores radicales y aseguró que el vicepresidente “está trabajando en función de lo que todos queremos, que es trabajar por el establecimiento”, es decir, el Congreso.

Lo cierto que el distanciamiento entre el vicepresidente Carlos Alvarez y los senadores sumó durante la sesión de la víspera un nuevo capítulo cuando legisladores de la UCR y del PJ cuestionaron medidas dependientes de su área y por el contrapunto entre el frepasista Pedro del Piero y los demás senadores.

El radical Raúl Galván pidió que se informe sobre el trámite del sumario administrativo que se inició la semana pasada en relación a las irregularidades en el manejo del expediente provenientes desde la presidencia del cuerpo.

Por su parte, el peronista Héctor Maya solicitó que la presidencia del Senado de un listado del personal asignado a cada una de las áreas, con la función que cumple y la remuneración que percibe. “Los senadores tenemos derecho a saber quiénes trabajan en este lugar”, reclamó Maya, quien recordó que le envió cuatro memos al vicepresidente sin haber recibido hasta ahora ninguna respuesta.

El reclamo del senador entrerriano se origina tras la denuncia de existencia de “ñoquis” en el Seando lanzada por Alvarez hace más de cuatro meses y acompañada por una lista en orden alfabético del personal del cuerpo.

Lo de Pedro del Piero en la sesión fue una actuación especial, por su calidad de único representante del Frepaso que, entre otras cosas, lo llevó a tener que poner su renuncia a disposición de su jefe político cuando éste declaró que “harían falta más renuncias en el Senado”. Primero, solicitó abstenerse en la votación del radical Luis León para la vicepresidencia primera de la Cámara, lo que le fue negado por el resto de sus pares sin distinción entre radicales y peronistas. Un rato después, interrumpiendo de nuevo la sesión de tablas, se sumó al pedido de Maya sobre el listado del personal del cuerpo recordando que hay un proyecto de su autoría que dispone la publicación de ese detalle en Internet

Ante esto, Del Piero propuso que el proyecto se incluyera en la sesión con un tratamiento “sobre tablas”. El resto del cuerpo no sólo le rechazó esta posibilidad sino que también desistieron de un tratamiento con preferencia para la próxima sesión.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password